AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VIDEOS SOBRE LAS FUERZAS ARMADAS MUNDIALES, EQUIPO MILITAR, ARMAS DE FUEGO, ARMAS BLANCAS, LAS GUERRAS MUNDIALES Y OTRAS GUERRAS, VIDEOS DOCUMENTALES, HISTORIA UNIVERSAL, HISTORIA ARGENTINA, BATALLAS Y COMBATES, BANDAS SONORAS DE PELÍCULAS BÉLICAS, DERECHOS HUMANOS, SUPERVIVENCIA, SOCORRISMO.

"Soy un hombre de armas, un soldado, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

30 de abril de 2017

BATALLA DEL PUENTE MILVIO (28/10/312). “IN HOC SIGNO VINCES” - “CON ESTE SIGNO VENCERÁS”.

“IN HOC SIGNO VINCES” - “CON ESTE SIGNO VENCERÁS”
LA VICTORIA DE PUENTE MILVIO FUE PRECEDIDA POR LA VISIÓN DE LA CRUZ: "IN HOC SIGNO VINCES" "CON ESTE SIGNO VENCERÁS".
EL 28 DE OCTUBRE DE 312 TUVO LUGAR UN HECHO DECISIVO EN LA HISTORIA DE LA IGLESIA.
Justo este domingo (festividad de Cristo Rey según el calendario litúrgico antiguo), las tropas de Constantino derrotaron a las de Majencio en el Puente Milvio, en el noreste de Roma, y el poder del Imperio quedó consolidado en sus manos.
Batalla del Puente Milvio
Dream of Constantine Milvius BnF MS Gr510 fol440.jpg
Sueño de Constantino y batalla de Milvio
Biblioteca Nacional de Francia
Fecha
28 de octubre del 312
Lugar

Pons Milvius en el río TíberRoma
Resultado

Coordenadas41°56′08″N 12°28′01″E (mapa)

Victoria decisiva de Constantino I,
quien pasa a controlar el Imperio occidental
Beligerantes
Ejército de Constantino IEjército de Majencio
Comandantes
Constantino I el GrandeMajencio †
Fuerzas en combate
Estimación antigua:
90.000 infantes y 8.000 jinetes
Estimación moderna:
40.000 -45.000
Estimación antigua:
170.000 infantes y 18.000 jinetes
Estimación moderna:
70.000 -100.000
“IN HOC SIGNO VINCES” - “CON ESTE SIGNO VENCERÁS”
Podría haber sido una victoria militar más, de no ser por lo que la había precedido en el ánimo del emperador.
Tiempo antes había tenido una visión, corroborada por algunos soldados que le acompañaban. Mientras rezaba, en pleno mediodía, se le apareció una Cruz luminosa con esta inscripción: 
  • In hoc signo vinces [Con este signo vencerás]
Aquella misma noche, mientras dormía (una escena reflejada en diversas obras de arte como El sueño de Constantino), la visión se reprodujo, pero esta vez era el mismo Jesucristo quien acompañaba al signo, y quien le ordenaba convertirlo en estandarte como garantía de victoria.
Sueño de Constantino y batalla de Milvio
Biblioteca Nacional de Francia
Al despertarse, ordenó que todos sus soldados pintasen en sus escudos la xi y la ro, dos primeras letras de la palabra Christos en griego, creando así el pictograma por excelencia que representa al Hijo de Dios, convertido en nuevo lábaro de los emperadores, cristianizado así.
Tiempo después, Constantino se dirigió a Roma para poner fin al poder de Majencio, quien inopinadamente salió a combatir en terreno desfavorable y terminó muerto en el Tíber.
Con este signo vencerás: la Cruz de Cristo
EL EDICTO DE MILÁN
Era la señal que le faltaba al emperador. El hijo de Constancio, proclamado en York seis años antes, era hijo también de Santa Elena, una cristiana, y llevaba tiempo pensando en bautizarse. Aún tardará en hacerlo, recibiendo las aguas bautismales del Papa Silvestre I, pero pocos meses después de la victoria de Puente Milvio, en 313, promulgó el Edicto de Milán, que garantizaba la libertad de la Iglesia en todo el Imperio cuando aún muchos recordaban las espantosas persecuciones de Diocleciano.
Edicto de Milan
A partir de ese momento, y aun con muchos años todavía de evolución política marcada por la pujanza de la minoría cristiana en lucha contra una mayoría pagana, Constantino se convertirá en el gran protector de la Iglesia, dando lugar a una alianza que duraría hasta la ruptura de la Cristiandad por Lutero, y de iure hasta la disolución del imperio autro-húngaro tras la Primera Guerra Mundial.

El puente Milvio fue renovado en diferentes ocasiones: en la Edad Media por un monje llamado Acucio; hacia 1429, el Papa Martín V sufragó un arreglo realizado por Francesco Genazzano; en 1805 se arreglaron los arcos extremos y se construyó la torre neoclásica de la margen norte; finalmente, en 1850 se añadió una escultura de la Inmaculada Concepción.
EL TESTIMONIO DE EUSEBIO DE CESAREA
En los capítulos 27 a 39 de su Vida de Constantino, Eusebio de Cesarea dejó por escrito lo que el mismo emperador le transmitió verbalmente. Cómo ya antes de la batalla se había resuelto a adorar a un solo Dios, y cómo la visión de la Cruz le llevó a identificarlo como Jesús: 
"Con el espíritu sobrecogido por una visión tan extraordinaria, concluyó que no había otro Dios a quien reconocer que el que se le había aparecido. Constantino envió entonces a preguntar a los sacerdotes, sus ministros, quién era ese Dios que se manifestaba con una imagen tan luminosa".
"Los sacerdotes le respondieron", continúa Eusebio, 
"que el Dios que se le había aparecido era el Hijo Único de Dios, y que la imagen que se le había mostrado era el signo de la inmortalidad y el trofeo de la victoria que el Hijo de Dios había logrado sobre la muerte. Le explicaron las razones por las cuales había descendido del Cielo a la tierra, y el misterio de la Encarnación. El emperador les escuchó con maravillada atención, comparó sus argumentos con la visión que había tenido, y no dudó de que le enseñaban la verdad por orden de Dios. Se aplicó enseguida a la lectura de las Sagradas Escrituras, conservó a sacerdotes cerca de sí, y se decidió a adorar al Dios que le había descubierto sus misterios".
La esperanza de esa protección, concluye Eusebio, le llevó a emprender la campaña sobre Majencio y contra "la rabia de los tiranos". 
nombre PONTE MILVIO, PONS MILVIUS • fecha de construcción 115 AC (SIGLO -I)  personas involucradas en diseño y construcción MARCO EMILIO ESCAURO 
• ubicación RÍO TÍBER, ROMA, ITALIA • tipología PUENTE DE ARCOS • estado EN USO
QUINCE SIGLOS DE HISTORIA DE EUROPA, Y DE LA CRISTIANIZACIÓN QUE A EUROPA SE DEBE, PROCEDEN DE ESA RESOLUCIÓN Y SU SOBRENATURAL ORIGEN.
El puente Milvio fue renovado en diferentes ocasiones: en la Edad Media por un monje llamado Acucio; hacia 1429, el Papa Martín V sufragó un arreglo realizado por Francesco Genazzano; en 1805 se arreglaron los arcos extremos y se construyó la torre neoclásica de la margen norte; finalmente, en 1850 se añadió una escultura de la Inmaculada Concepción.
BATALLA DEL PUENTE MILVIO (28/10/312). “IN HOC SIGNO VINCES” - “CON ESTE SIGNO VENCERÁS”.
https://www.youtube.com/watch?v=2C2Gpn0pdOs
ACERCA DE LA BATALLA
CONTEXTO HISTÓRICO
La causa subyacente del enfrentamiento residía en las rivalidades inherentes al sistema de gobierno instituido por Diocleciano, la tetrarquía. Casi de inmediato tras la renuncia al trono de Diocleciano y Maximiano, los administradores provinciales comenzaron a disputarse el control del Imperio, por lo que se necesitaba un líder joven y fuerte para restablecer el orden. 
El arco del triunfo de Constantino en Roma.
Uno de los candidatos era Constantino, quien, aunque tenía derechos dinásticos al trono por ser heredero del emperador occidental Constancio Cloro, se veía afectado por el hecho de que la tetrarquía obviaba dichos derechos al considerar que el linaje imperial no era un requisito indispensable en los emperadores. Cuando Constancio murió, el 25 de julio de 306, sus tropas proclamaron Augusto a Constantino en Eboracum (York). En Roma, el favorito a la sucesión era el heredero de Maximiano, Majencio, quien se autoproclamó emperador el 28 de octubre de ese mismo año.
Batalla del Puente Milvio
C. de 312 estos dos hombres mantenían una pésima relación conocida por los ciudadanos romanos, a pesar de que eran cuñados a través del matrimonio de Constantino con Fausta, la hermana de su rival.
Los escritos de Lactancio (De mortibus persecutorum) constituyen la más importante de las fuentes contemporáneas a este acontecimiento que documentan la batalla.7 8 9 10 11
Batalla del Puente Milvio
LA BATALLA
En la primavera del año 312, Constantino reunió a sus tropas y decidió que sus diferencias con Majencio debían resolverse por la fuerza. Invadió fácilmente el norte de Italia y llegó a la capital a través de la Vía Flaminia a finales de octubre de ese mismo año. Sus hombres establecieron una base en la Malborghetto, cerca de la Prima Porta; en este lugar se localizan los restos de un monumento construido durante el reinado de Constantino en honor a su victoria.
Constantino esperaba que su enemigo permaneciera en la capital y se dispusiera a resistir un asedio, una estrategia que este emperador había empleado ya en dos ocasiones durante las invasiones de Flavio Valerio Severo (307) y Galerio (308); asimismo, la ciudad contaba con una considerable reserva de alimentos, por lo que rendirla por hambre supondría prolongar el sitio demasiado tiempo, poniendo a Constantino en una difícil situación. 
Batalla del puente Milvio
Sorprendentemente, Majencio optó por salir de Roma y enfrentarse a Constantino en batalla. Las fuentes contemporáneas atribuyen esta decisión a la intervención divina (Eusebio de Cesárea y Lactancio) o a la superstición (Zósimo). Estos escritores hacen hincapié en el hecho de que el día de la batalla fue también el día del nombramiento de Majencio como emperador, lo que se consideraba un buen augurio. Por su parte, Lactancio afirma que los ciudadanos romanos apoyaban a Constantino, aunque la fiabilidad de sus escritos ha sido puesta en tela de juicio.
Majencio ordenó levantar su campamento en frente del Puente Milvio, un puente de piedra que atravesaba el Tíber conectando la Via Flaminia con la capital imperial (este puente permanece hoy en día en este mismo emplazamiento, aunque ha sido remodelado y rebautizado con los nombres de Ponte Milvo o Ponte Molle, cuya traducción es «puente suave»). La defensa de esta zona era imprescindible si Majencio pretendía mantener a su rival alejado de Roma, donde el Senado se apresuraría a votar entregar la ciudad a su adversario. Ya que había destruido parte de la estructura del puente mientras se preparaba para resistir un asedio en la capital, el emperador se vio forzado a reparar el puente y a construir otro a fin de trasladar sus tropas al otro lado del Tíber.
Constantino vencedor de la batalla de Puente Milvio
Al día siguiente los dos ejércitos se enfrentaron en la batalla, de la que salió victorioso el emperador Constantino I. Reconocido como un hábil comandante, forzó a las tropas de su rival a retirarse hacia el Tíber, tras lo que Majencio ordenó volver a la capital decidido a resistir allí. No obstante, la única vía de escape era cruzando el puente, donde los hombres de Constantino infligieron enormes pérdidas a sus enemigos. 
Batalla de Puente Milvio
Mientras esto ocurría, se derrumbó el puente provisional creado al lado del Milvio, a través del cual muchos soldados estaban tratando de escapar. Muchos de los hombres que habían permanecido en las orillas del Tíber fueron capturados o asesinados. El propio Majencio falleció tras ahogarse en el río en un desesperado intento por escapar. Cuando se encontró su cuerpo, Constantino ordenó que le precediera en su entrada triunfal a la capital como prueba de que él era el único soberano de Occidente.
Constantino aplasta a sus enemigos en un carro triunfal
LA VISIÓN DE CONSTANTINO
Parte de la importancia de esta batalla reside en que los escritos que la relatan se ven afectados por la leyenda. Una de estas leyendas cuenta que la noche del 27 de octubre, cuando los soldados se preparaban para la inminente batalla, Constantino tuvo una visión que lo llevó a combatir bajo la protección del Dios cristiano. No obstante, la descripción de esta visión varía en función de la fuente que la relate. Los historiadores cristianos afirmaron que esta visión consistía en la aparición de la señal de la cruz acompañada por una voz que le decía a Constantino «en este signo, conquistarás» en griego.
Puente Milvio - Giovanni Battista Piranesi (1720-1778).
Lactancio afirma que la visión que tuvo Constantino la noche antes de la batalla decía que debía «delinear la marca celestial en los escudos de sus soldados».7 El futuro emperador obedeció y marcó los escudos con el símbolo de Cristo; Lactancio describe este signo como un «staurogram», una cruz latina con su extremo superior redondeado en forma de P. A pesar de ello, no existen pruebas de que Constantino utilizara alguna vez el staurogram; de hecho, ciertos historiadores defienden que empleó la famosa chi-rho.
La batalla de Constantino contra Majencio en la Estancia de Constantino. A la derecha se puede ver la representación de la Justicia.
De Eusebio han sobrevivido dos escritos que describen la batalla. El primero de ellos consiste en un pequeño extracto de su Historia Eclesiática,que afirma que Constantino recibió ayuda divina durante la batalla, aunque no hace mención de la visión. No obstante, en su "Vida de Constantino", ofrece una descripción detallada acerca de esta visión, y hace hincapié en que la había escuchado de boca del propio emperador. 
El puente Milvio, en Roma.
Conforme a este relato, Constantino y sus hombres se encontraban marchando (el historiador cristiano no especifica cuál era el objetivo de los constantinianos, aunque afirma que no se encontraban en la capital) cuando el emperador levantó la vista y observó que, por encima del Sol, se alzaba una cruz luminosa con estas palabras: «Εν Τούτῳ Νίκα», cuya traducción al latín es in hoc signo vinces - «en este signo, vencerás». En ese momento Constantino no tenía claro cuál era el mensaje que trataba de transmitirle esta revelación, no obstante, esa noche soñó con Cristo, que le decía que debía emplear ese signo contra sus adversarios. En este relato Eusebio describe el lábaro, el estandarte militar que usó Constantino durante el conflicto que le enfrentó a Licinio (chi-rho).
Las tropas de Constantino empujan a los pretorianos de Majencio hacia el puente de barcas. Al fondo, aguas arriba, se ve el puente Milvio
Estos dos escritos difícilmente pueden conciliarse con el resto de obras que hablan acerca de la batalla, aunque se han visto incluidos en aquellos que afirman que Constantino vio el chi-rho la noche anterior al combate. Lactancio y Eusebio coinciden en que este símbolo no estaba destinado a representar a Cristo, ya que no existen evidencias que prueben que el chi-rho era considerado una marca cristiana antes de su reinado. Este símbolo apareció por primera vez en una moneda de oro de la era constantiniana (c. 315), lo que viene a demostrar que Constantino había empezado a emplearlo por esta época, aunque no de una forma destacada. Sólo hizo un uso extensivo del chi-rho y del lábaro durante el conflicto con Licinio.
Visión de Costantino, según Rafael
Como el Sol Invictus - el Sol Invicto, empleado frecuentemente en el labrado de monedas y monumentos constantinianos años después de esta victoria - esta visión ha sido interpretada como un fenómeno meteorológico (p. e. un halo) que podría haber sido modificada con el fin de encajar con las creencias de los seguidores cristianos del emperador.
El Puente Milvio después de ser parcialmente destruido por Garibaldi, en 1849.
ROMA - CONGRESO SOBRE LA CONVERSIÓN DE CONSTANTINO, PRIMER EMPERADOR QUE DIO LIBERTAD RELIGIOSA A LOS CRISTIANOS. 18 DE ABRIL DE 2012. Ciudad del Vaticano (Miércoles, 18-04-2012, Gaudium Press) 
El Puente Milvio en Roma que hoy une la Piazzale Cardinal Consalvi a una plaza que lleva el nombre del puente, hoy es una zona muy tranquila para los romanos que intentan escapar del ruido del centro histórico de la Ciudad Eterna. Pero 1700 años atrás fue testigo de una batalla que cambió la historia del Cristianismo.
Grabado del Puente Milvio, en grabado antiguo.
Su contexto y la cuestión de la conversión de Constantino serán los temas de un congreso promovido por el Pontificio Comité de Ciencias Históricas titulado "Constantino el Grande. Las raíces de Europa" que será realizado al mismo tiempo en el Vaticano y en Roma a partir de hoy hasta el sábado.
El Puente Milvio - Torre-arco Valadier, en la entrada Norte.
Ayer en la Sala de Prensa vaticana tuvo lugar una conferencia de presentación del evento con intervenciones de Padre Bernard Ardura, O. Praem., presidente del Pontificio Comité de Ciencias Históricas; la Prof. Claire Sotinel, docente de Historia Romana en la Université Paris-Est Créteil de Francia, ya miembro de la École Française de Roma y especialista mundial sobre el tema constantiniano; el Prof. Giovanni Maria Vian, director del ‘Osservatore Romano' y estudioso de Constantino.
El Puente Milvio - Vista de la superficie y los pretiles del puente
¿La conversión de Constantino en 312 fue "sincera"? ¿O se trató de un gesto político? ¿O ya era cristiano hace tiempo? ¿Por qué los diversos autores contemporáneos del evento narran cosas diferentes? ¿Pero realmente el Imperio Cristiano comenzó con Constantino? ¿Cuál fue la influencia de la conversión de Constantino sobre los habitantes del Imperio? ¿Fue imitada o no, y por cuánta gente? ¿Por cuál tipo de gente? ¿Cuál fue el impacto sobre las otras religiones, especialmente la religión oficial de Roma? ¿Cuál es el papel de un emperador cristiano en la vida de las Iglesias cristianas? Son algunas de las preguntas colocadas por la historia moderna que serán abordadas por estudiosos especialistas de todo el mundo.
El Puente Milvio - Estatua de San Giovanni Nepomuceno, también en el acceso Sur.
Los temas no pierden la actualidad tampoco hoy cuando la libertad religiosa de nuevo se torna tema crucial en las relaciones entre el Estado y la Iglesia. Será una ocasión para hablar de nuevo sobre el patrimonio humanístico y cultural de Europa.
El Puente Milvio - El 28 de octubre del año 312 D.C. las fuerzas de Constantino vencieron al ejercito de Majencio en la decisiva Batalla del Puente Milvio.
NODO CRUCIAL DE LA HISTORIA
"La conversión de Constantino -observó el Prof. Giovanni Maria Vian- es un nodo crucial de la historia del Cristianismo, porque habla de la relación entre la esfera religiosa y la dimensión política, una relación que es radicalmente transformada por la predicación de Nuestro Señor Jesucristo, aunque en las escrituras hebraicas ya existiesen trazos de transformación de una ideología, que venía también de las religiones orientales, que unía fuertemente la dimensión religiosa y política". 
Vista del Puente Milvio, desde el Duca d'Aosta.
"Esta unión, esta concretización -agregó- es fragmentada por la predicación auténtica de Jesús, entre los "ipsissima verba Iesu", esto es, en las palabras pronunciadas por Jesús está el "da al César lo que es del César", esto es, en breve, existe ya la distinción entre las dos esferas, religiosa y política, y la autonomía de ambas dimensiones, solamente en resumen, porque la historia se entrelaza diversamente".
El Puente Milvio - Estatua del acceso Norte.
"La Batalla del Puente Mílvio -resaltó el Padre Ardura- no fue un evento de gran importancia desde el punto de vista propiamente estratégico-militar, sino que se elevó rápidamente al papel de símbolo de fundación de un mundo nuevo, nacido del encuentro de Constantino con el Cristianismo.
De hecho, la tolerancia en relación a las instancias religiosas de los asuntos del Imperio estaba por concluir la era de las persecuciones imperiales contra los cristianos, para favorecer la evangelización de todo el Imperio, diseñando el perfil de la Europa Occidental y Balcánica. Una Europa en la cual florecieron los valores de la dignidad humana, de distinción y cooperación entre religión y Estado, de libertad de consciencia, de religión y de culto".
El Puente Milvio - Arco de acceso, visto hacia el Norte. Al fondo, Iglesia de la Madre de Dios.
La mirada sobre el tema de Constantino es diversa entre la Iglesia católica y las Iglesias ortodoxas que lo veneran como santo "igual a los apóstoles". Fue justamente el emperador romano quien fundó Constantinopla, la nueva Roma y también, en la época "ciudad eterna" de los ortodoxos, la actual Estambul, en Turquía.
El Puente Milvio - Estatua y bancas del acceso Norte.
Para los historiadores, yendo contra la convicción común, ya antes de Constantino había iniciado la primavera para los cristianos, con derecho de tener propiedad privada, antes para los cementerios y en seguida para los lugares de culto, observó la Prof. Sotinel.
El Puente Milvio - Vista desde el acceso Sur.
El congreso es la primera parte del proyecto del Pontificio Comité de Ciencias Históricas de presentación de la historia sobre las raíces del Cristianismo en Europa, que simbólicamente parte de la figura del Emperador romano Constantino, que en 312 firmó el "Edicto de Milán" que garantizó la libertad religiosa a los cristianos. Este año es celebrado el 1700º aniversario de la Batalla del Puente Mílvio, cuya victoria por primera vez fue confiada al "Dios de los cristianos".
Al año siguiente el Cristianismo gana plena libertad.
Gaudium Press / Anna Artymiak
El Puente Milvio - El puente en la actualidad, con todos sus arcos.
Referencias
  1. Volver arriba
     ZósimoHistoria Nueva. Libro II, cap. 15, párrafo 1.
  2. Volver arriba
     Panegyrici Latini. Libro IX, cap. 3, párrafo 3.
  3. Volver arriba
     Lanning, 2003, pp. 101
  4. Volver arriba
     Zósimo. Historia Nueva. Libro II, cap. 15, párrafo 2.
  5. Volver arriba
     Lanning, 2003, pp. 102
  6. Volver arriba
     Panegyrici Latini. Libro IX, cap. 5, párrafo 1-2.
  7. ↑ 
    Saltar a:
    a b Lactancio De mortibus persecutorum.
  8. Volver arriba
     Eusebio de Cesárea Historia de la Iglesia ix 9.
  9. Volver arriba
     Eusebio de Cesárea Vida de Constantino i 28 - 31 y 38.
  10. Volver arriba
     ZósimoHistoria Nueva. Libro II, cap. 15 - 16.
  11. Volver arriba
     Panegyrici Latini (313).
El Puente Milvio - Estatua de la Inmaculada Concepción, acceso Sur.
Fuente:
http://www.religionenlibertad.com/un-28-de-octubre-de-hace-1700-anos-nacieron-la-cristiandad-25646.htm
http://es.gaudiumpress.org/content/35715-Inicia-hoy-en-Roma-Congreso-sobre-la-Conversion-de-Constantino--primer-emperador-que-dio-libertad-religiosa-a-los-cristianos
https://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_del_Puente_Milvio
http://urbatorium.blogspot.com.ar/2016/02/en-el-mismo-camino-de-la-guerra-y-del.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario