AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VIDEOS SOBRE EQUIPO MILITAR, ARMAS BLANCAS Y ARMAS DE FUEGO, VIDEOS DOCUMENTALES DE LAS GUERRAS MUNDIALES, HISTORIA UNIVERSAL, HISTORIA ARGENTINA, BATALLAS, DERECHOS HUMANOS, SUPERVIVENCIA, SOCORRISMO, BANDAS SONORAS DE PELÍCULAS BÉLICAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

26 de abril de 2017

BATALLA DE PUENTE DE MÁRQUEZ 26 de Abril de 1829. Fue un combate de la guerra civil entre unitarios y federales en la Argentina.

Maqueta del puente en el museo de Ituzaingó 
La Batalla de Puente de Márquez (en el límite de Villa Udaondo y Paso del Rey, provincia de Buenos Aires, 26 de abril de1829).
Puente de Márquez
Puente de Márquez.jpg
Puente de Márquez a principios del siglo XX
PaísFlag of Argentina.svg Argentina
LocalidadItuzaingó y Paso del Rey
Construcción1773
CruzaRío Reconquista
Inauguración1773
Longitud27 m
MaterialMadera
Fue un combate de la guerra civil entre unitarios y federales en la Argentina.
Partido Federal
Flag of Artigas.svg
Bandera de Artigas
LíderJosé Gervasio Artigas
Juan Manuel de Rosas
Justo José de Urquiza
Fundación1816
Disolución1868
Ideología políticaFederalismo
Que resultó una victoria de las fuerzas del gobernador de la provincia de Santa Fe, Estanislao López, y del jefe federal Juan Manuel de Rosas6 sobre el general Juan Lavalle.
Juan Lavalle
JuanLavalle.JPG

11.º gobernador de Buenos Aires
1 de diciembre de 1828-26 de junio de 1829
PredecesorManuel Dorrego
SucesorJuan José Viamonte

Datos personales
Nacimiento17 de octubre de 1797
Buenos AiresBandera de España Virreinato del Río de la Plata
Fallecimiento9 de octubre de 1841 (43 años)
San Salvador de JujuyFlag of Argentina.svg Argentina
PartidoUnitario
ProfesiónMilitar
OcupaciónPolítico
Éste había usurpado el cargo de gobernador de la provincia de Buenos Aires.
Batalla de Puente de Márquez
Guerras civiles argentinas
Fecha26 de abril de 1829
LugarPuente Márquezprovincia de Buenos Aires,Argentina
Coordenadas34°39′36″S 58°45′24″OCoordenadas34°39′36″S 58°45′24″O (mapa)
ResultadoVictoria de los federales
Beligerantes
Bandera regimientos federales.png Ejército Federal
Black 30x30.png Provincia de Santa Fe
Black 30x30.png Provincia de Buenos Aires
Flag of Unitarian Party (exiled).svg Ejército Unitario
Black 30x30.png 1ª División del Ejército
Comandantes
Estanislao López
Juan Manuel de Rosas
Juan Lavalle
Fuerzas en combate
Total: 6.0001 -7.0002
4.000 jinetes milicianos2
Black 30x30.png 2.000 bonaerenses2
Black 30x30.png 2.000 santafesinos2
3.000 indígenas aliados2
Total: 1.0002 -1.9003
(probablemente 1.100)4
1.4003 -1.5005 jinetes
500 infantes3
150 artilleros5
4 piezas de artillería3
Bajas
Desconocidas150 muertos3
Tras la caída de la presidencia de Bernardino Rivadavia, el jefe del partido federal, Manuel Dorrego, fue electo gobernador de la provincia de Buenos Aires. 
Estanislao López
Estanislao López.JPG
Estanislao López, dibujo de Pellegrini, litografía deBacle.

3.º gobernador de la Provincia de Santa Fe
23 de julio de 1818-15 de junio de 1838
PredecesorMariano Vera
SucesorDomingo Cullen

Datos personales
Nacimiento22 de noviembre de 1786
Santa FeVirreinato del Río de la Plata
Fallecimiento15 de junio de 1838 (51 años)
Santa FeConfederación Argentina
PartidoFederal
ProfesiónMilitar
OcupaciónPolítico
FirmaEstanislaoLopez.jpg
Firma de Estanislao López
Pero una alianza del partido unitario con los jefes del ejército que había hecho la guerra contra el Imperio del Brasil lo derrocó el 1 de diciembre de 1828
Manuel Dorrego
Manuel Dorrego.jpg

7º gobernador de Buenos Aires
29 de junio-20 de septiembre de 1820
PredecesorMiguel Estanislao Soler
SucesorMartín Rodríguez

10º gobernador de Buenos Aires
13 de agosto de 1827-1 de diciembre de 1828
PredecesorJuan Gregorio de Las Heras
SucesorJuan Galo de Lavalle

Datos personales
Nacimiento11 de junio de 1787
Bandera de España Buenos AiresVirreinato del Río de la Plata
Fallecimiento13 de diciembre de 1828 (41 años)
NavarroBuenos Aires,
Bandera de Argentina Argentina
PartidoFederal
ProfesiónMilitarperiodistapolítico
OcupaciónPolítico y diplomático
Alma máterColegio Nacional de Buenos Aires
Fusilamiento de Dorrego
Días después, Dorrego era derrotado en la batalla de Navarro y fusilado por orden de Lavalle, por instigación de los líderes del partido unitario.
Partido Unitario
LíderBernardino Rivadavia
Juan Lavalle
José María Paz
Gregorio Aráoz de La Madrid
Fundación1816
Disolución1862
Ideología políticaLiberalismo
ANTECEDENTES
El jefe del ejército de campaña de Dorrego, Juan Manuel de Rosas se retiró hacia la provincia de Santa Fe.
Juan Manuel de Rosas
Rosas 2 retouch.jpg
Juan Manuel de Rosas hacia 1845, retratado porFernando García del Molino

13º Gobernador de Buenos Aires
8 de diciembre de 1829-17 de diciembre de 1832
PredecesorJuan José Viamonte
SucesorJuan Ramón Balcarce

17º Gobernador de la Provincia de Buenos Aires
7 de marzo de 1835-3 de febrero de 1852
PredecesorManuel Vicente Maza
SucesorVicente López y Planes

Datos personales
Nacimiento30 de marzo de 1793
Buenos AiresBandera de España Virreinato del Río de la Plata
Fallecimiento14 de marzo de 1877(83 años)
SouthamptonFlag of the United Kingdom.svg Reino Unido
PartidoPartido Federal
CónyugeEncarnación Ezcurra
HijosManuela Rosas
ProfesiónEstancieromilitar y político
OcupaciónPolítico y soldado
Firma del Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas.jpg
Firma de Juan Manuel de Rosas
Desde donde el gobernador Estanislao López ya marchaba hacia Buenos Aires, a vengar el crimen y deponer a los unitarios. Lavalle se adelantó e invadió Santa Fe, pero López lo dejó sin caballos y lo obligó a retroceder. Varios caudillos menores del sur de la provincia de Buenos Aires obligaron a dividir las fuerzas unitarias, por lo que éste tuvo que retroceder hacia la capital de la provincia.
El puente a comienzos del siglo XX
LA BATALLA
Lavalle quiso impedir el avance de los federales en un punto que se pudiera defender, y eligió el Puente de Márquez, sobre el río de las Conchas (hoy llamado Río Reconquista). Allí esperó con sus 1.000 hombres, veteranos y bien armados, a los 4.000 milicianos de López y Rosas, que venían acompañados por tres mil indios del Chaco y la Pampa.
Río Reconquista
Reconquista River.JPG
Vista del Río Reconquista poco antes de ingresar al conurbano bonaerense.
Ubicación geográfica y administrativa
Cuenca hidrográficaCuenca del Plata
NacimientoArroyos La Choza y Durazno
DesembocaduraRío Luján

País(es)Flag of Argentina.svg Argentina
El 26 de abril a las 6 de la mañana comenzaron los ataques de ambos lados, con lo que lentamente los federales fueron dominando la acción. Poco antes de las 10 de la mañana, una ruidosa carga de los indios espantó a los caballos de repuesto del ejército de Lavalle, que ya tenía los suyos muy cansados. La caballería unitaria fue rápidamente arrollada, mientras la infantería debió retirarse, cruzando el puente y destruyéndolo. 
La Matanza
Partido de Argentina
Bandera de La Matanza.png
Bandera
Lamatanzaescudo.jpg
Escudo
LaMatanzaBUE.PNG
Ubicación de La Matanza
De allí siguió su retirada hacia el actual partido de La Matanza, mientras López se estableció en Luján.  y Rosas en los alrededores de Cañuelas
Luján
Localidad de Argentina
Luján - Basílica de Nuestra Señora de Luján - 200807d.jpg
Basílica de Luján, ícono de la ciudad.
Esc lujan.jpg
Escudo
Otros nombresCapital de la Fe
Luján
Luján
Localización de Luján en Región Metropolitana de Buenos Aires

Cañuelas
Ciudad de Argentina
Bandera de Cañuelas.jpg
Bandera
Cañuelas
Cañuelas
Localización de Cañuelas en Región Metropolitana de Buenos Aires
CONSECUENCIAS
La batalla dejó muy disminuidas y sin movilidad las fuerzas de Lavalle. Si bien Estanislao López se vio obligado a regresar a Santa Fe — debido a que el general José María Paz había derrocado al gobernador de la provincia de Córdoba y podía intentar atacar su provincia en cualquier momento — 
Rosas sitió a Lavalle en la ciudad de Buenos Aires, cerrando cada vez más el cerco y dejándolo sin provisiones desde el campo. 
Meses después, Lavalle tuvo que firmar un tratado de paz con Rosas, que en definitiva sería elegido gobernador en diciembre de ese año.
Proclama de la Batalla de Puente de Márquez
  • "Destrucción completa en el Puente de Márquez del cuerpo de egército amotinado en 1º de Diciembre de 1828 y mandado por el cabecilla desnaturalizado, salvaje Unitario, famoso asesino de Navarro, Juan Lavalle. Esta memorable jornada, en que triunfaron las fuerzas combinadas de esta provincia y la de Santa-Fé, mandadas por sus invencibles Gefes el Comandante General de Campaña D. JUAN MANUEL DE ROSAS y el Exmo. Gobernador de Santa-Fé, Brigadier D. Estanislao Lopez, fué el golpe mortal que arrojó de esta Provincia a los Decembristas, establéciendose despues el órden y tranquilidad bajo la influencia y prestigio de NUESTRO ILUSTRE RESTAURADOR DE LAS LEYES."

La batalla de Puente de Márquez fue una victoria federal que hizo posible que ese partido se hiciera con el gobierno de Buenos Aires y llevara la guerra contra los unitarios al interior del país, contando de su lado los enormes recursos económicos y humanos de la provincia de Buenos Aires. 
A fines de 1831, el partido unitario sería derrotado en todas las provincias.
Batalla de Puente de marquez.
BATALLA DEL PUENTE DE MÁRQUEZ - RESUMEN
En 1829 Juan Manuel de Rosas y Estanislao López derrotaron a Juan Lavalle. La Batalla de Puente de Márquez (en el límite de Villa Udaondo y Paso del Rey, provincia de Buenos Aires, del 26 de abril de 1829, fue un combate de la guerra civil entre unitarios y federales en la Argentina, que resultó una victoria de las fuerzas del gobernador de la provincia de Santa Fe, Estanislao López, y del jefe federal Juan Manuel de Rosas sobre el general Juan Lavalle, que había usurpado el cargo de gobernador de la provincia de Buenos Aires. Tras la caída de la presidencia de Bernardino Rivadavia, el jefe del partido federal, Manuel Dorrego, fue electo gobernador de la provincia de Buenos Aires. Pero una alianza del partido unitario con los jefes del ejército que había hecho la guerra contra el Imperio del Brasil lo derrocó el 1 de diciembre de 1828. Días después, Dorrego era derrotado en la batalla de Navarro y fusilado por orden de Lavalle, por instigación de los líderes del partido unitario.
El jefe del ejército de campaña de Dorrego, Juan Manuel de Rosas, se retiró hacia la provincia de Santa Fe, desde donde el gobernador Estanislao López ya marchaba hacia Buenos Aires, a vengar el crimen y deponer a los unitarios. Lavalle se adelantó e invadió Santa Fe, pero López lo dejó sin caballos y lo obligó a retroceder. Varios caudillos menores del sur de la provincia de Buenos Aires obligaron a dividir las fuerzas unitarias, por lo que éste tuvo que retroceder hacia la capital de la provincia. La batalla dejó muy disminuidas y sin movilidad las fuerzas de Lavalle. Si bien Estanislao López se vio obligado a regresar a Santa Fe — debido a que el general José María Paz había derrocado al gobernador de la provincia de Córdoba y podía intentar atacar su provincia en cualquier momento — Rosas sitió a Lavalle en la ciudad de Buenos Aires, cerrando cada vez más el cerco y dejándolo sin provisiones desde el campo. Meses después, Lavalle tuvo que firmar un tratado de paz con Rosas, que en definitiva sería elegido gobernador en diciembre de ese año.

La batalla de Puente de Márquez fue una victoria federal que hizo posible que ese partido se hiciera con el gobierno de Buenos Aires y llevara la guerra contra los unitarios al interior del país, contando de su lado los enormes recursos económicos y humanos de la provincia de Buenos Aires. A fines de 1831, el partido unitario sería derrotado en todas las provincias.
Antecedentes
A fines de marzo de 1829 el general Lavalle se encontraba en campaña contra el gobernador de Santa Fe Estanislao López. Pero en las cercanías de Rosario recibió noticias de suma gravedad de los cuerpos que él había enviado a pacificar la provincia de Buenos Aires. La columna a las órdenes del coronel Rauch había sido sorprendida en Las Vizcacheras por las milicias que respondían a Rosas; los unitarios fueron destrozados y Rauch muerto en el combate. Además, la columna del coronel Estomba, que había sido dejada por Lavalle en el sur de la campaña de Buenos Aires, se había disuelto tras haber sufrido su jefe un ataque de enajenación mental.

El 3 de abril de 1829, el general Lavalle se reunía con el general José María Paz en la posta de los Desmochados – provincia de Santa Fe –, de cuya reunión, se había establecido que el general Paz con la 2da División del ejército regresada del Brasil en enero del mismo año marchara sobre Córdoba para operar contra Bustos, mientras que Lavalle volvería a Buenos Aires para defender Buenos Aires.
Luego de la Conferencia de los Desmochados con el general Paz, y de haber recibido las últimas novedades, el general Lavalle resolvió salir al encuentro de los federales. Su plan de operaciones establecía, interponerse entre los dos cuerpos de Rosas y López, para destruirlos separadamente antes de que pudieran reunirse; o bien si fuera necesario enfrentarlos si así lo hubieran efectuado. Este plan se basaba en la absoluta confianza que tenía sobre sus tropas veteranas de las tres armas, especialmente en los hombres que formaban los regimientos N°1 y 16 y el de Colorados, que habían combatido en la batalla de Ituzaingo (20 de febrero de 1827).

El general Lavalle, informado que en el puente de Márquez se hallaba una fuerte vanguardia federal, franqueó el río, en la madrugada del 26 de abril, en un punto situado aguas abajo, sorprendiendo la guardia enemiga que vigilaba el vado, rechazándola e introduciéndose en los campos de Álvarez ocupado por las fuerzas de López. Restablecidos los federales de la sorpresa, el ejército coaligado no tardó en tomar sus disposiciones para el combate: sobre la derecha estaban formados 2.000 jinetes, a las órdenes de Rosas; el flanco izquierdo al mando directo de Estanislao López, estaba constituido por unidades santafecinas, el contingente de Entre Ríos y la milicia de Luján y de Arrecifes. El Puente de Márquez era defendido por un cuerpo de caballería formado por 300 dragones santafecinos, a las órdenes de Pascual Echagüe, que se encontraba en consecuencia a las espaldas del ejército unitario.
1964 - Resolución de la Legislatura de Buenos Aires por la cual se eleva la calificación de pueblo a CIUDAD DE ITUZAINGO.
 Ley nacional declarado Lugar histórico al “Emplazamiento del denominado Puente Márquez”.
Inaugurado en 1964 en la Plaza 20 de Febrero
frente al templo San Judas Tadeo.
Obra del escultor Juan Supervielle
Lavalle, aprovechando su maniobra que lo había introducido en el mismo campo que ocupaba el cuerpo de López, resolvió aprovechar la sorpresa causada en el enemigo para comenzar el ataque. Desplegó su infantería y su artillería, dejando bajo su custodia los caballos de reserva, luego hizo lo mismo con la caballería y a las 6 de la mañana inició con sus regimientos varias cargas por escalones sobre el ala de López. A pesar del arrojo con las cuales fueron llevadas, no tuvieron un éxito decisivo, a causa de la táctica llevada adelante por la caballería federal, que rehuía el choque frontal para moverse sobre los flancos de los escuadrones unitarios.

La táctica federal fue rápidamente evaluada por Lavalle que veía como sus flancos eran amenazados sumándose al enemigo la caballería de Rosas y los dragones de Echagüe, que habían acudido rápidamente a tomar parte en el combate. Después de ordenar a su infantería formar en cuadro, cargo con sus escuadrones sobre los nuevos grupos de caballería federales que llegaban sobre el campo de batalla, tratando de disolverlos. Pero a pesar de lanzar varias cargas sucesivas no pudo batirlos, ya que los federales volvían a reorganizarse para volver al campo inmediatamente.
Actual Plaza 20 de Febrero. Año 1940
1940 - Habilitación de la Parroquia de San Judas Tadeo siendo primer párroco el padre Murray.
Se establece por ordenanza la nueva nomenclatura de calles de tal manera que no se repitan en el partido. También se instala el cambio de nombre al cruzar Rivadavia.
Se designa con el nombre de Villa Gobernador Udaondo toda la zona de 14.8 km2 comprendida entre el Río Reconquista, Autopista del Oeste, La Cabañas y el Puente Márquez.
 Todos los esfuerzos del general Lavalle para obtener un resultado favorable, se vieron frustrados ante la rapidez de las maniobras y la tenacidad de los jinetes adversarios. A medida que pasaban las horas los federales tomaban confianza ante la impotencia de los escuadrones veteranos de Lavalle en sus continuas e infructuosas cargas en el vacío. Como resultado el ejército de Buenos Aires comenzó a verse rodeado por los federales que buscaban estrangular a los unitarios en su misma posición. Alrededor de las 10 hs. Osados grupos de jinetes federales, comenzaron a introducirse entre los cuadros de infantería unitaria que soportaba las cargas de la numerosa caballería enemiga. Como consecuencia de esto, lograron arrebatar la caballada de reserva unitaria y hasta el ganado de silla de la infantería.

De esta forma, a medida que la acción se prolongaba, el triunfo de las tropas de Buenos Aires estaba cada vez más en duda. Lavalle dándose cuenta de la esterilidad de sus esfuerzos sobre el ejército enemigo, decidió interrumpir el combate y emprender la retirada antes que la situación fuera mas crítica y la derrota se convirtiese en desastre, eran las 4 de la tarde. La retirada se efectuó hasta el otro lado del río de Las Conchas, por el Puente de Márquez que fue después inutilizado para que no pudiese ser usado por los federales. Lavalle se situó en los Tapiales de Altolaguirre.
López resolvió que no era oportuno perseguir al adversario, que se retiraba intacto, y además esperaba alguna acción ofensiva por parte del general Paz, estableciendo sus vivaques en la margen izquierda del río en la Villa de Luján, mientras Rosas lo hacia en el Pino, ambos sobre la línea del río de Las Conchas. Mientras que después de dejar el campo de batalla, Lavalle se dirigió poco después a Buenos Aires. Dueños del campo, los federales reclamaron la victoria. Quedando en el campo de batalla unos 150 muertos y numerosos pertrechos de guerra.
El resultado de este combate se debió por: la superioridad numérica de los federales pero principalmente por su táctica de desbordar los flancos del ejército enemigo, con lo cual amenazaba no solo desbordarlos sino el cortar su línea de retirada. Por su parte Lavalle, que había sorprendido de manera audaz a López en su propio campo, baso su táctica solamente en los ataques de su caballería, olvidando de utilizar a su también experta infantería de forma ofensiva, y no marginándola solamente a un papel de vigilancia de sus caballadas en la retaguardia. El 4 de mayo el gobernador de Santa Fe, de acuerdo con Rosas, remitía a Lavalle una nota buscando un acuerdo con Buenos Aires, que es rechazada por éste.
El 24 de junio se firmó la Convención de Cañuelas entre Lavalle y Rosas en la estancia El Pino. Se establecía por ésta, el cese de las hostilidades, la elección de representantes en la provincia de Buenos Aires, quienes elegirían gobernador al que ambos jefes subordinarían las fuerzas de su mando.
Fuentes
Beverina, Juan. El general José María Paz sus campañas y su doctrina militar. Editorial Rioplatense, Buenos Aires, 1973.
Lacasa, Pedro. Vida militar y política del general Don Juan Lavalle. La cultura Argentina. Buenos Aires, 1924.
Ocampo, Juan Carlos. Orígenes Históricos de la Ciudad y partido de Moreno 1860-1910. Buenos Aires, Imprenta López, 1964
Schreiber, César Eduardo. Contribución al Conocimiento de la Naturaleza y el Hombre de la Región. Moreno, Pcia. de Buenos Aires. I.S.B.N. 2º edic. 1995.
Puente de Márquez
Puente de Márquez.jpg
Puente de Márquez a principios del siglo XX
PaísFlag of Argentina.svg Argentina
LocalidadItuzaingó y Paso del Rey
Construcción1773
CruzaRío Reconquista
Inauguración1773
Longitud27 m
MaterialMadera
LA BATALLA DE PUENTE MÁRQUEZ
"Cielo, cielo nublado
Por la muerte de Dorrego
Enlútense las provincias
Lloren cantando este cielo”
(Rrecopilación de Juan Esteban Orlandini)
El General Juan Lavalle tomó la iniciativa atacando en la noche del 26 de abril de 1829 el campamento de Pascual Echagüe que custodiaba el Puente de Márquez creyendo que se trataba de la base en que se encontraba Rosas, provocando con la sorpresa de esta acción numerosas bajas. Al amanecer del día siguiente las tropas federales suman unos tres mil hombres compuestos por las milicias de las campañas de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, se enfrentaron a un contingente de dos mil hombres compuesto por las divisiones veteranas del ejército que había combatido en Brasil comandados por Lavalle. La batalla se desarrolló en los campos entre el Puesto de Alvarez y el Puente de Márquez perdiendo los unitarios la caballada, tres mil caballos propios y dos mil que habían tomado a los federales, mientras las tropas de Estanislao López y Juan Manuel de Rosas utilizan en el ataque técnicas y tácticas de montoneras para romper los cuadros.
  • “Lavalle, después de sorprender la guardia que custodiaba un paso del río Las Conchas, lo atacó con 1400 soldados de caballería, 500 infantes y cuatro piezas de artillería de campaña, los veteranos de Ituzaingó hicieron prodigios esa mañana para reducir a los milicianos de Santa Fe y de Buenos Aires, en una serie de cargas tan brillantes como impotentes. Desde las 6 de la mañana se combatió encarnizadamente. En las cargas que llevaron López por la izquierda y Rosas por la derecha arrollaron y dispersaron a los veteranos” que continuaron resistiendo con “la infantería y artillería unitaria hasta las cuatro de la tarde, hora en que pasaron al otro lado del Puente de Márquez”.153
Con estos resultados, Juan Galo de Lavalle, guerrero de Riobamba y de Ituzaingó informa a Buenos Aires sobre la batalla omitiendo que debió retirarse completamente derrotado ante el empuje delas caballerías federales, diciendo sobre el mismo:
  • “…dueños de un campo asolado, sin agua y sin víveres marchamos a buscarlos en el Puente de Márquez, donde permanecimos hasta las siete de la tarde de ayer”.154
Juan Lavalle
Un Dragón de la caballería de Lavalle llega más tarde a la ciudad de Buenos Aires, que los creía victoriosos y notifica el real desenlace de la batalla. Sobre la táctica utilizada, distintos historiadores van a consignar:
  • “…Lavalle, en ese día, arrolló por muchas veces a la cabeza de tres o cuatro escuadrones, a millares de hombres, que no hacían más que abrir claros adonde quiera que arremetía aquella columna de bravos. Dos o tres veces hizo alto rodeado por cuatro mil cristianos y 3000 indios. Que hacían estremecer el campo con su algazara salvaje, y a una distancia de menos de dos cuadras de esa turba, mando sacar los frenos a los caballos para que pastasen. Así ese hombre formidable, a fuerza de audacia y serenidad, sostuvo la acción por algunas horas hasta que López y Rosas obtuvieron la ventaja de arrebatar las caballadas de reserva, que asustada por la gritería de los indios y los tiros de cañón dispararon en todas direcciones”.155
Sobre esta táctica utilizada por Lavalle, acorde a las utilizadas por los ejércitos europeos, Manuel Gálvez observa
  • “…Lavalle, que a traído montada su infantería, la hace formar cuadro encerrando allí la caballada. A López se le ocurre lanzar contra ese cuadro a varios centenares de caballos en cuyos pescuezos y colas ha hecho atar grandes cueros. Lavalle recibe a los cañonazos a los caballos del enemigo, pero los suyos que están ensillados se asustan rompen el cuadro y se desbandan. Y entonces, con lo mejor de su ejército a pie, derrotado en diversos puntos del frente, atacado con violencia y eficacia por la caballería santafecina, Lavalle se ve obligado a retirarse”.156
Pedro Lacasa, edecán de Lavalle, va a ver en esa misma acción y táctica utilizada valores con los cuales resaltar el temple y las actitudes morales de su jefe, omitiendo decir que los cañonazos que provocaron la estampida de las caballadas encerradas en el cuadro formado por la infantería eran efectuados por la propia tropa en una defensa desesperada, poniendo en evidencia lo inapropiado del plan de batalla elaborado y ejecutado por Lavalle, que sí dirá sobre la acción ocultando la derrota:
  • “la batalla de ayer ha sido gloriosa para nosotros, aunque sin resultados”.157
Distinto va a ser el parte de batalla que remite Estanislao López a la Convención Nacional que comenzaba con estas palabras.
  • “La causa de los pueblos ha triunfado y el ejército de la Unión, se ha cubierto de gloria” y continuaba refiriéndose a la vanidad con que Lavalle había expresado “Buenos Aires nada quiere de las Provincias, nada, absolutamente nada”,López dice: “El general enemigo que ha usado hasta el día hablando de nosotros el lenguaje de la presunción y la arrogancia, fundado, según se decía, en la elevación de sus conocimientos, en su valor y en la calidad de sus soldados, ha tenido un motivo para ser más modesto (…) el ha asegurado que no es de la clase de generales que mandaban tropas en el año 20, atribuyéndole sin dudas, con injusticia, cobardía e ignorancia; pero el no ha lucido ni su táctica ni su valor”.
Estanislao López
Domingo de Oro, secretario militar de Estanislao López, el día de Puente Márquez, al verlo avanzar al frente de sus Dragones había exclamado vaticinado el triunfo de las tropas federales “¡Esto huele a soga!”, expresión que el comandante Yupes utilizó en un contrapunto cantado ante oficiales de Lavalle dos días después:
“López, Rosas y Quiroga
Y el fraile san Juan Bautista
Se están poniendo a la vista
Porque van entrando en boga;
Y aquel cierto “olor a soga”
Causa mal a los sicarios
Humilde y divino Antonio
Rogad por los unitarios”.158
El desenlace militar del enfrentamiento que protagonizan Unitarios y Federales va a ser anunciado por el Gobierno en un Bando con el título “Proclama de 1829” de esta manera:
  • “Destrucción completa en el Puente de Márquez del cuerpo del egercito amotinado en 1º de Diciembre de 1828 y mandado por el cabecilla desnaturalizado, salvaje Unitario, famoso asesino de Navarro, Juan Lavalle. Esta memorable Jornada, en que triunfaron las fuerzas combinadas de esta Provincia y la de Santa Fe, mandadas por sus invencibles Gefes el Comandante General de Campaña D. JUAN MANUEL DE ROSAS y el Exmo. Gobernador de Santa Fe, D. Estanislao Lopez, fue el golpe mortal que arrojo de esta Provincia, a los Decembristas, estableciéndose después el orden y la tranquilidad bajo la influencia y prestigio de NUESTRO ILUSTRE RESTAURADOR DE LAS LEYES”.
Sobre estos hechos, y los que los desencadenan, vierte tajantes opiniones José de San Martín. Sobre la responsabilidad de Bernardino Rivadavia y las medidas que toma como desencadenante del motín del 1º de Diciembre y la derrota de Lavalle en Puente Márquez, se explaya en cartas que envía a O Higgins el 20 de Octubre de 1827, a Guido del 27 de Abril de 1829 y al chileno Pontezuelos del 22 de Agosto de 1842:
  • “Ya habrá sabido usted la renuncia de Rivadavia. Su administración ha sido desastrosa y sólo ha contribuido ha dividir los ánimos. Me cercó de espías y mi correspondencia era abierta…”
  • “En mayo de 1823, cuando resolví venir a Buenos Aires (desde Mendoza) para dar el último adiós a mi mujer se apostaron partidas en el camino para detenerme como un facineroso” “Sería cosa de nunca acabar se enumerasen las locuras de aquel visionario creyendo improvisar en Buenos Aires la civilización europea con sólo los decretos con que diariamente llevara lo que se llamaba archivo oficial”.159
Juan Manuel de Rosas
Sobre la posibilidad de detención del Libertador para juzgado por haber desobedecido la orden del Gobierno de acudir con el ejército acantonado en Mendoza a enfrentar la rebelión Federal del litoral y sin su autorización cruzara a liberar Chile. Estanislao López va a decir que fue: “…haciendo la gloriosa campaña de Chile al no invadir Santa Fe y la expedición libertadora del Perú y pone a su disposición el mando de la totalidad de las fuerzas santafecinas que, si le fuera solicitado por San Martín, concentraría en la posta de El Desmochado para “llevarlo en triunfo” enfrentando a Rivadavia en la ciudad de Buenos Aires.160 José San Martín, que intenta un regreso al Río de la Plata en los primeros días de febrero de 1829 a bordo del Countess of Chichester, sobre el ofrecimiento que le hace el general Juan Galo de Lavalle de alinearse en el enfrentamiento entre unitarios y federales, dice:
  • “…sería yo un loco si me mezclase con esos calaveras: entre ellos hay algunos, y Lavalle es uno de ellos, a quienes no he fusilado de lástima cuando estaban a mis órdenes en Chile y el Perú. Los he conocido de tenientes y subtenientes, son unos muchachos sin juicio, hombres desalmados: entre buena gente me había ido a meter si hubiera tenido la candidez de admitir la oferta de Lavalle”.161
Fuente: http://batallapuentemarquez.blogspot.com.ar/
Batalla de San Lorenzo
PRINCIPALES BATALLAS ARGENTINAS
ANGACO 
Victoria de las tropas unitarias al mando de Mariano 6 de agosto de 1841) Acha, en las postrimerías de la campaña del “Ejército Libertador”. Pese a su inferioridad numérica, Acha derrotó en forma contundente a Benavídez y Aldao, que tuvieron mil muertos.
ARROYO DE LA CHINA 
Nother, enviado por Brown en persecución de (28 de marzo de 1814) Romarete (ver Martín García) se enfrentó con éste frente a Concepción del Uruguay y fue derrotado, muriendo en la acción.
ARROYO GRANDE 
Victoria de Oríbe sobre Fructuoso Rivera; éste (6 de diciembre de 1842) perdió todo su ejército, y hasta sus pistolas y espada de honor, que arrojó para poder huir. También significó el fin de la Federación del Uruguay que presidía.
AYACUCHO 
Victoria de las tropas de Bolívar, a las órdenes de (9 de diciembre de 1824) Sucre sobre los españoles. La Serna, comandante español, cayó prisionero. Canterac quedó al mando y capituló ante los vencedores. La capitulación permitía la retirada a España de jefes, oficiales y soldados; de hecho significó el fin del dominio español en América aunque aisladamente hubo jefes españoles que no se rindieron. Rodil se mantuvo hasta enero de 1826 en Callao; Quintanilla lo hizo en Chiloé hasta igual fecha; Arizbalo en la Guayra (Venezuela) hasta 1829; y por fin, los hermanos Pincheira no se rindieron (en Neuquén, sur de Mendoza y oeste de La Pampa) hasta 1831. Pero eran focos en lugares aislados; la capitulación de Ayacucho significó el reconocimiento por parte de España de la soberanía de los pueblos de América del Sur.
AYOHUMA
Derrota de Belgrano ante el general español Pezue -la, quien lo atacó por sorpresa. Apenas un mes y medio (14 de noviembre de 1813) atrás había utilizado una táctica parecida en Vilcapugio, también con éxito. Pese> al heroísmo desplegado por los patriotas, el triunfo español fue absoluto. Belgrano tuvo 500 muertos y heridos, y otros tantos prisioneros, además de perder todo el armamento y equipos. El mismo Belgrano escribiría sobre la superioridad técnica del general español, al cual difícilmente podía enfrentar con su relativo conocimiento del arte militar.
BACACAY
Iniciadas las acciones en la guerra entre las Provincias Unidas y el Imperio del Brasil, correspondió a (13 de febrero de 1817) Lavalle un triunfo importante en la batalla de Bacacay. Días antes Lavalleja había tomado la ciudad de Bagé, y tres días después de Bacacay el coronel Lucio Mansilla obtuvo un triunfo en Ombú. Lavalle venció una columna comandada por Bentos Manuel; los tres episodios se escalonan en la exitosa campaña que culminó con el triunfo decisivo en Ituzaingó.
BUCEO
Triunfo de Brown frente a Montevideo. Grave derrota de la escuadrilla española que significó también (17 de mayo de 1814) la pérdida de Carmen de Patagones y el bloqueo de Montevideo, y su posterior capitulación.
CAAGUAZU
Brillante victoria de Paz sobre Echagüe, que mandaba el Ejército federal. Este contaba con casi el (29 de noviembre de 1841) doble de hombres, pero la inteligencia militar de Paz lo llevó a la derrota. Tuvo 1.300 muertos, 800 prisioneros y perdió 9 cañones y todo el parque; su derrota significó, prácticamente, la desaparición del “Ejército de Operaciones”, fuerza de la Confederación en el litoral.
CAAMACUA
Luego del triunfo sobre los brasileros en Ituzaingó hubo una serie de batallas que terminaron por consolidar (23 de abril de 1827) la victoria. En Caamacuá Lavalle batió a las tropas imperiales con gran lucimiento de su valor. unitarios y los franceses. Rivera tenía una caballería superior y Echagüe, imprudentemente, se había alejado de sus bases de apoyo de las cuales estaba separado por el río Uruguay, ocupado por la escuadra francesa.
CAMPICHUELO
Encuentro entre tropas de Buenos Aires, comanda (19 de diciembre de 1810) das por Belgrano, y una tropa paraguaya. Belgrano marchaba a Asunción para imponer la decisión de la Junta porteña. El breve combate le dio el triunfo, lo cual infundió ánimo a la tropa, muy cansada por las malas condiciones climáticas que soportaba.
CANCHA RAYADA 
El Ejército Unido bajo las órdenes de San Martín (19 de marzo de 1818) acampaba cerca de Talca, Chile, cuando se supo que Osorio, jefe español, le preparaba un ataque por sorpresa en la noche. San Martín dispuso cambiar la posición de sus tropas para, a su vez, sorprender a los realistas. Cuando la maniobra no se había completados, los españoles iniciaron el ataque. En la oscuridad se generó una gran confusión, ya que tanto españoles como patriotas equivocaron sus posiciones; aquéllos por desconocer el traslado de tropas ordenado por San Martín, y éstos por no haberlo completado. Los españoles perdieron 300 hombres, y quedaron dueños del campo; los patriotas tuvieron 120 bajas, pero perdieron el parque, fusiles y 26 cañones.
CASEROS 
Derrota de don Juan Manuel de Rosas que significó (3 de febrero de 1852) el fin de su gobierno y su exilio en Inglaterra. La batalla estaba perdida de antemano; las fuerzas de la Confederación enfrentaron al “ejército grande” comandado por Urquiza y Caxias, que contaba con un total de 28.149 plazas formadas por correntinos, entrerrianos, uruguayos, exiliados unitarios y brasileños pertenecientes al ejército imperial. Los brasileños habían apostado, además, 12.000 hombres en Colonia —el “ejército chico”— como refuerzo. Tenía 45 cañones modernos y una batería de cohetes. Rosas tenía 22.000 hombres –12.000 de caballería y el resto infantería— pero muchos eran bisoños, sin ninguna experiencia de guerra. Sus 60 cañones viejos casi no tenían munición. La batalla presentada fue ante todo una cuestión de honra; no en vano en la parte final, cuando era evidente la derrota, Rosas centró la lucha contra las tropas imperiales (también la inició contra ellas) marcando así el concepto que le merecía su enemigo, que se había aliado con el imperio del Brasil para derrotar a la Confederación. La batalla comenzó a las nueve de la mañana y terminó al comenzar la tarde. Rosas, herido en una mano de un balazo, se alejó acompañado de un auxiliar. Bajó un ombú situado en Hueco de los Sauces (actual Plaza Garay) redactó su renuncia que encomendó a su ayudante, quien inmediatamente la hizo llegar a la Junta de Representantes. Luego, cubierto por un poncho, durmió —llevaba tres noches en vela— una hora. A las cuatro de la tarde llega a la embajada inglesa; esa misma noche, con el auxilio de Manuelita, el embajador inglés Gore lo convence de la necesidad de refugiarse en el buque de guerra Centaur, anclado en la rada. Rosas lo hace finalmente y junto con algunos miembros de su gobierno navega, días después, hacia el exilio en la nación que él mismo, años atrás, obligara a agachar su altivez imperial ante la denodada defensa de la soberanía argentina. El 20 de febrero las tropas vencedoras de Urquiza, Caxias y Márquez de Souza entraron en Buenos Aires y desfilaron por sus calles.
CEPEDA (1)
Desde tiempo atrás la oposición entre el centralismo porteño del Directorio y los intereses de las (1 de febrero de 1820) provincias generaban conflictos y luchas. El fracaso de un armisticio entre Estanislao López, de Santa Fe, y los porteños, renovó las hostilidades. Francisco Ramírez caudillo de Entre Ríos, y López, atacaron las fuerzas directoriales comandadas por Rondeau cuando acampaban en Cepeda, batiéndolo en una sola carga de caballería. Rondeau debió esconderse y las montoneras capturaron su artillería; como consecuencia de su derrota, el gobierno porteño sufriría una gran crisis que lo llevó a firmar un tratado (el del Pilar) con Ramírez y López.
CEPEDA (2)
Triunfo de Urquiza sobre Mitre, durante la guerra entre Bs. As. y la Confederación. En Buenos Aires hubo cierta confusión pues Mitre adujo haber triunfado, pese a las graves pérdidas sufridas.
COSTA BRAVA 
Victoria de Brown sobre José Garibaldi, que actuaba (15-16 de agosto de 1842) a las órdenes de Fructuoso Rivera. La flota de la Federación del Uruguay quedó destruida y Garibaldi escapó por tierra.
CHACABUCO 
Triunfo del Ejército de los Andes sobre los realistas (12 de febrero de 1817) que produjeron a las tropas españolas, a las órdenes de Marcó del Pont, 500 muertos, 600 prisioneros y la pérdida de 2 cañones, 1.000 fusiles, todo el parque y tres banderas. Entre los hombres de San Martín sólo
hubo 12 muertos y 129 heridos. Marcó del Pont fue apresado mientras huía; el 14 San Martín entró triunfante en Santiago, y el 15 fue aclamado como Director Supremo de Chile, cargo que rehusó y que asumió O’Higgins el día 17.
DON CRISTOBAL 
Combate entre las tropas de Echagüe y las de (10 de abril de 1840) Lavalle. Ambos jefes se atribuyeron la victoria. Echagüe tuvo más bajas, pero quedó dueño del campo.
EL QUEBRACHO 
Exitosa acción de la artillería de la Confederación (4 de abril de 1846), al mando de Mansilla, que hostigó a la escuadra anglo francesa que protegía a un convoy carguero que bajaba hacia el Plata, usando la “libertad de navegación” que pretendían imponer las potencias europeas. La escuadra enemiga sufrió estragos que hicieron desistir de todo intento posterior en tal sentido.
EL TALA
Librada entre fuerzas federales al mando de Jerónimo (8 de noviembre de 1854) Costa y porteñas comandadas por Hornos. Este triunfó luego de una difícil lucha.
FAMAILLA 
Oribe enfrentó a Lavalle en Tucumán. El combate (19 de septiembre de 1841) comenzó, según José María Rosa, de manera roman cesca, al retarse a duelo singular los coroneles Lagos y Pedernera, federal y unitario respectivamente. Luego Lavalle —que contaba con 1.500 hombres contra 2.500 de Oribe— lanzó una carga de caballería, la más valerosa de su vida aun contando Río Bamba Su tropa fue desbaratada y quedó aislado, entre el enemigo, pero la muerte lo respetó. Pudo huir gracias a su baqueano, y por días estuvo solo en los montes. Se refugió luego en Jujuy; acompañado de una pequeña escolta, el 9 de octubre a las dos de la mañana llegó a la casa de la familia Zenarruza. Cuatro horas después cayó muerto a balazos, en un confuso incidente. Oficialmente unitarios y federales admitieron que Lavalle había muerto por un tiro que le disparó José Bracho, soldado de una partida federal que fue a buscar a los unitarios Alvarado y Bedoya, ignorando la presencia de Lavalle en el lugar. El tiro le habría llegado a través de la cerradura o de la gruesa puerta, circunstancia inadmisible para quien haya visto dicha puerta exhibida en el museo de Luján.
HUAQUI
En la noche del 19 el ejército español, que al mando de Goyeneche acampaba al oeste del Puente (20 de junio de 1811) del Inca, cruzó el mismo y derrotó a los cuerpos patriotas comandados por Balcarce, Viamonte y del Rivero. Las tropas se dispersaron indisciplinadamente; esta dispersión permitió, sin embargo, que no hubiera bajas. Goyeneche tomó tan sólo un prisionero. El mismo no midió la importancia de su triunfo, por lo que se quedó acampando en el lugar, sin proseguir la acometida.
INDIA MUERTA 
Victoria de Urquiza sobre las tropas de Rivera, que perdió todo el parque y mil hombres.(27 de marzo de 1845)
ITUZAINGO
Estallada la guerra con el Imperio del Brasil, el general Carlos María de Alvear fue designado jefe (20 de febrero de 1827) del Ejército Republicano. Este se hizo cargo de sus fuerzas en septiembre de 1826; las mismas alcanzaban a 7.000 hombres. Las acciones bélicas se iniciaron al comenzar el año, y hubo varios hechos exitosos para las armas patrias: toma de Bagé, victorias de Bacacay y Ombú. Alvear avanzó buscando una batalla que decidiera la guerra; y atrajo a los brasileños a los cam mandados por el marqués de Barbacena, eran superiores en número (10.000 hombres entre los cuales había 2.000 mercenarios austríacos y prusianos, de mucha experiencia). El 20 de febrero los ejércitos chocaron; fue un encuentro sangriento, destacándose el valor de Lavalle, Brandsen y Paz, que mandaron varias cargas de caballería. La victoria argentina fue total; los brasileños perdieron 1.200 hombres, y los argentinos 500. Pero además los vencidos se retiraron en absoluto desorden; aunque pudieron rehacerse, serían luego batidos en Caamacuá y Yerbal. Ituzaingó definió la victoria en esta guerra; sin embargo, no sería aprovechada en las negociaciones de paz
LA CIUDADELA 
Victoria de Facundo Quiroga sobre Lamadrid que (4 de noviembre de 1831) se encontraba acantonado en ese fuerte, en Tucumán.Contaba con apenas 1.000 hombres, contra 3.000 de Lamadrid, pero el furor con que atacaron los federales permitió un rápido triunfo que, sin embargo, les costó caro, pues Quiroga al finalizar el combate sólo pudo contar en sus filas 400 sobrevivientes. Lamadrid huyó a Salta. Su mujer quedó en Tucumán, pero Quiroga gentilmente se ocupó de que una escolta la acompañara con su marido. La mujer llevó una carta del “Tigre de los llanos” donde recordaba a Lamadrid que, cuando él tomó La Rioja, arrastró a su madre –muy anciana— con una cadena al cuello. “La guerra —le decía— no la tenemos que hacer con mujeres”.
LAS PLAYAS
El Chacho Peñaloza, que había iniciado una revolución (28 de junio de 1862) contra el liberalismo y centralismo de Buenos Aires, tomó la ciudad de Córdoba. Se hallaba en posesión de la ciudad cuando se acercaron Paunero y Sandes, que operaban en la jefatura de las fuerzas nacionales. Córdoba era intomable, pero el Chacho no quiso exponer a la población a un combate en las calles. Salió a dar batalla en las afueras, pese a contar con menos hombres que Paunero, y un armamento de lanzas y tercerolas frente a los modernos fusiles Endfield. Fue una masacre, sobre todo porque después de haber vencido, Paunero ordenó fusilar a gran cantidad de prisioneros; Peñaloza. acompañado por Varela, consigue escapar a los llanos, pero poco después es sorprendido y muerto de un lanzazo por Irrarzábal, pese a que se ha rendido.
LOMAS BLANCAS
Librada entre Angel Peñaloza, El Chacho, y Sandes y otros jefes leales a Mitre. El Chacho les tomó (20 de mayo de 1863) toda la caballada.
MAIPU
Después de Cancha Rayada, San Martín esperó el ataque español en las cercanías de Santiago. El general (5 de abril de 1818) realista Osorio cruzó el río Maipú el 2 de abril, y se preparó para atacar la ciudad. San Martín contaba con la división que Las Heras había salvado en Cancha Rayada, que debió ser aprovisionada pues se habían perdido el parque y la artillería. Con esos hombres, más los dispersos que se reunieron con él. San Martín acampó en la hacienda de Espejo, frente a los llanos de Maipú, y se preparó para dar la batalla. En total contaba con 4.900 hombres, contra 5.300 que tenía Osorio. El Libertador dividió su Ejército en dos alas, comandadas respectivamente por Las Heras y Rudecindo Alvarado, más un cuerpo de reserva a las órdenes de Hilarión de la Quintana. La batalla se inició al mediodía con un duelo de artillería; luego siguió un arrollador ataque de Las Heras, que batió al ala izquierda de Osorio. Este atacó violentamente a Alvarado, pero la oportuna intervención de las tropas de refuerzo desmanteló totalmente a los realistas. Los españoles, al atardecer, estaban vencidos. Tuvieron 2.000 muertos y 3.000 prisioneros. Los patriotas perdieron 1 .000 hombres. Esta batalla fue decisiva, ya que aseguró definitivamente la independencia de Chile.
MARTIN GARCIA
Guillermo Brown obtiene la primera victoria naval patriota al poner en huída a Romarete, quien comanda (9 al 15 de marzo de 1814) una flota de siete barcos. Toma las fortificaciones y se apodera de la isla.
MISERERE
Combate de Liniers con los ingleses en el cual fue derrotado y pidió la capitulación. (2 de julio de 1807) por un golpe unitario apoyado por Lavalle, y se refugio en la campiña a fin de armar milicias con las cuales recuperar el poder. Precisamente en Navarro, ese día, se realizaba la concentración de milicianos, todos paisanos sin mayor armamento, cuando todos fueron sorprendidos por Lavalle al mando de 500 granaderos. Hubo un desbande general; Dorrego y Juan Manuel de Rosas, que participaba de la reunión, consiguieron salvarse. Rosas va a Rosario en tanto Dorrego busca tropas aliadas; se encuentra con un batallón al mando del comandante Escribano, que se ha pasado a Lavalle. Lo apresan y el 13 de diciembre es fusilado en Navarro.
ÑAEMBE 
En abril de 1869 Urquiza fue muerto en un confuso (26 de enero de 1871) incidente en el que participaron adictos a López Jordán, que encabezaba una revolución contra el gobernador de Entre Ríos. López Jordán fue elegido para sucederle por la Legislatura; aparentemente era una cuestión provincial pero el gobierno de Buenos Aires, a cuyo frente estaba Sarmiento, sospechó de las intenciones del caudillo federal e hizo intervenir a las tropas nacionales, bien armadas y entrenadas. López Jordán les hizo una guerra de guerrillas que les impidió cualquier acción. Pero como partidarios suyos iniciaron una revolución en Corrientes, cometió el error de invadir la provincia con un ejército de 7.000 hombres. Las tropas nacionales lo esperan en Ñaembé —entre ellos estaría el joven Julio A. Roca al mando del 7 de infantería— con buena artillería. La batalla frontal no podía ser favorable a la caballería de los entrerrianos, que combatían a lanza contra los recientemente incorporados cañones “Krupp” – López Jordán alcanza a escapar. Cuarenta días después pasa a Uruguay, a pelear junto con Timoteo Aparicio. Son vencidos en Manantiales el 17 de julio. López Jordán se refugia en Santa Ana de Livramento, Brasil. Intentará aún varias revoluciones infructuosas; pero en Ñaembé se dio la última gran batalla de los caudillos federales y de la causa de los pueblos del interior contra el centralismo porteño.
ONCATIVO
Derrota de Facundo Quiroga frente a las tropas de (25 de febrero de 1830) J. e M. Paz. Facundo se salvó huyendo hacia Buenos Aires. Perdió todo su ejército, luego de esta victoria los unitarios desataron una ola de terror contra los federales.
PAGO LARGO
Victoria de las tropas de la Confederación, al mando de Echagüe, sobre las de Berón, gobernador (31 de marzo de 1839) de Corrientes que ha entrado en tratos secretos con Fructuoso Rivera, presidente uruguayo, para atacar a Rosas. Berón tuvo 2.000 muertos, muchos heridos y prisioneros. El mismo murió poco después en circunstancias confusas, cuando escapaba con su escolta.
PARAGUARY
Librada por Belgrano contra tropas españolas y paraguayas dependientes del intendente Velazco, de (18 de enero de 181 1) Asunción. Estas son superiores y causan 150 bajas a Belgrano, quien debe retirarse al cerro Mbaey (de los fantasmas) llamado desde ese momento “de los porteños”.
PAVON
En la parte culminante de la guerra entre Buenos Aires y la Confederación Argentina, se enfrentaron (17 de septiembre de 1 & nuevamente Urquiza y Mitre. El combate fue confuso, porque cuando las tropas de Mitre parecían derrotadas, el clarín de la reserva de Urquiza toca a retirada y éste, sin prestar atención a nada ni a nadie, vuelve grupas y comienza su regreso a Entre Ríos dejando el campo al jefe vencido. Este hecho nunca quedó muy claro; muchos historiadores hablan de algún entendimiento previo entre Urquiza y Mitre, gestado en la noche anterior por intermedio de Yatemean, un norteamericano de la confianza de Urquiza. La retirada del general entrerriano significó, en poco tiempo, el derrumbe de la Confederación.
PERDRIEL
Escaramuza librada en la quinta de ese nombre entre ingleses y criollos. Los ingleses vencieron, pero a (1 de agosto de 1806) costa de 20 muertos y 10 heridos contra 3 y 4, respectivamente, de los vencidos. Constitución, duró dos días y murieron alrededor de 3.000 hombres. En gran medida fue favorable a las tropas de Buenos Aires.
PUENTE DE MARQUEZ 
Después de ser vencido en Navarro por Lavalle, (26 de abril de 1829) Rosas se dirigió a Santa Fe; allí la Convención Nacional declaró a Lavalle traidor por el fusilamiento de Dorrego, y organizó un Ejército con Estanislao López a la cabeza y Rosas como segundo comandante. Marcharon a Buenos Aires y enfrentaron a Lavalle en Puente de Márquez. Los unitarios fueron totalmente vencidos; Lavalle buscó refugio en la ciudad, y poco después buscaba un acuerdo con Rosas (pacto de Cañuelas).
PUESTO DEL MARQUES 
Victoria de las tropas patriotas al mando del (17 de abril de 1815) coronel Francisco Fernández de la Cruz quien, ayudado por Güemes, tomó por sorpresa a un escuadrón de cazadores españoles que pernoctaba en esa localidad jujeña. Los vencidos tuvieron 100 bajas.
QUEBRACHO HERRADO 
Derrota de Lavalle ante el ejército de la Confederación (28 de noviembre de 1840) al mando de Oribe; fue, prácticamente, el fin del Ejército Libertador. Lavalle pudo escapar con un reducido número de hombres. La caballería se dispersó y la infantería al mando de Pedro José Díaz se rindió ante Hilario Lagos. Lavalle pudo reunir luego algunas tropas y seguir la guerra a muerte, pese a que los franceses habían hecho un acuerdo de paz con Rosas. Esta lucha desesperada causó muchas muertes incluyendo la del propio Lavalle.
QUILMES 
Fallido intento de las armas criollas de oponerse (26 de junio de 1806) al avance inglés.
RODEO DEL MEDIO
Derrota de Lamadrid, que había tomado Mendoza (24 de septiembre de 1841) en las postrimerías de las acciones del Ejército Libertador de Lavalle. Pacheco fue mandado por Oribe a retomar la ciudad. Este, con las tropas de Aldao y Benavídez, reunió 3.000 hombres. Lamadrid apenas pudo oponerle 1.600 reclutas que se desbandaron a los primeros tiros.
SAUCE GRANDE 
Derrota de Lavalle por Echagüe; pudo salvar el (16 de julio de 1840) rueso de sus tropas gracias a la artillería de la escuadra francesa que mantuvo a raya las cargas de su enemigo. 
SIPE-SIPE (1)
Del Rivero, escapado de Huaqui enfrenta el avance (18 de agosto de 1811) de Goyeneche con sus tropas; pero en realidad no hay batalla, ya que se pasa al campo español. Goyeneche le reconoce el grado de brigadier general que le diera la Junta. 
SIPE-SIPE (2)
Grave derrota patriota. Las tropas estaban al mando (9 de noviembre de 1815) de Rondeau; los españoles tenían como jefe a Pezuela. Hubo 2.000 bajas de las tropas de Rondeau, en tanto los españoles tuvieron 32 muertos y 198 heridos. El desastre no fue mayor gracias a Lamadrid, Necochea y Rojas quienes en una carga desesperada salvaron parte de la caballería. Pezuela fue honrado por Fernando VII con el título de marqués de Viluma, y en todas las ciudades de España la victoria se celebró como el fin de la sublevación de las colonias. De hecho, el ejército patriota quedó reducido a 1 .500 hombres mal armados, y la defensa del norte quedó en manos de fuerzas de guerrilla al mando de Arenales, Warnes y el marqués de Yaví, que se había plegado a la revolución.
LA TABLADA
Victoria del general Paz sobre las tropas de Facundo (22-23 de junio de 1829) Quiroga. Pese a la superioridad de sus tropas, Facundo fue vencido al cometer el error de dividirlas, entrando con la mitad, la infantería en la ciudad de Córdoba. Paz atacó con artillería a la caballería acampada en La Tablada; éste contraatacó pero no pudo vencer los bien formados cuadros de Paz. Luego de dos días de cruenta batalla, Quiroga escapó a las sierras y de allí a La Rioja.
TACUAREMBO 
Fuerzas portuguesas derrotan a Artigas, quien es (22 de enero de 1820)sorprendido y pierde 800 hombres en la acción, además de toda la caballada. Frutos Rivera lo traiciona pasándose con sus soldados al enemigo, y Artigas alcanza a huir con 16 hombres, cruzando el río. Esta derrota significa a Artigas la pérdida del poder sobre la Confederación de los Pueblos Ubres; Ramírez y López, vencedores en Cepeda de los porteños, harán la paz (Tratado de Pilar) que hecha por tierra la Confederación y los intereses provinciales.
TACUARI
Luego de sufrir un revés en Paraguay Belgrano retrocedió con sus tropas y acampó a orillas del arroyo (9 de marzo de 1811) Tacuarí. La Junta Provisional le envió 600 hombres de refuerzo, que viajaron en tres barcos; pero la escuadrilla fue atacada por los españoles y no pudo llevar el auxilio a Belgrano. Este fue atacado el 9 de marzo por el coronel paraguayo Ildefonso Cabañas, quien le infringió una severa derrota. Belgrano debió abandonar el campo con sólo 300 hombres.
TUCUMÁN
Belgrano había estimado que no podía contener a los realistas en Jujuy, por lo cual retrocedió hacia (24 de septiembre de 1812) Tucumán. El Triunvirato le había ordenado replegar-se hasta Córdoba, pero Belgrano concibió la idea de enfrentar a los realistas en tierra tucumana porque prefirió jugarse el todo por el todo. El general realista Pío Tristán, con tropas muy superiores en número y armamento, rodeó la ciudad a la vez que cortó el camino de retirada a Santiago del Estero. Suponía que las tropas patriotas, muy inferiores en -número, deberían así rendirse. Pero Belgrano abandonó su posición inicial y se corrió hacia el norte; cuando Tristán ordenó atacar la ciudad, Belgrano lo embistió por un flanco. El combate —librado en un paraje llamado “Campo de las Carreras”— duró todo el día y fue muy confuso y violento. Las tropas se desorientaban en un terreno escabroso; pero el centro del ejército de Belgrano se mantuvo firme, y esto decidió la victoria. El 25 Tristán desestimó la intimación de rendirse y se retiró hacia Salta. Belgrano dedicó la victoria a Nuestra Señora de las Mercedes, a la que nombró Generala de su Ejército. Ante su imagen depositó su bastón de mando.
VILCAPUGIO
En esa fecha el general español Pezuela, excelente militar sorprendió a las tropas acampadas de Belgrano, pese a los cual éste y Díaz Velez contratacaron con éxito.Casi podrían considerarse victoriosos cuando un toque de clarín que surgió de algún lugar desconcertó a las tropas patriotas, sembrando la confusión. Belgrano consiguió, con todo, reagrupar 400 hombres (tenía 3.500 frente a 4.000 de Pezuela). Perdió 300 hombres; los realistas muchos más, aunque tomaron los cañones, el parque y 400 fusiles a los patriotas.
VUELTA DE OBLIGADO 
Heroica defensa de las tropas de la Confederación (20 de noviembre de 1845) que, con mínimo armamento lucharon desde sus posiciones de tierra contra la escuadra anglo francesa, poderosamente armada, dotada de buques acorazados y con tropas de número muy superior. Los primitivos cañones, algunos de bronce, iniciaron la acción que tenía como fin detener el convoy enemigo en su avance río arriba; cuando se acabaron las municiones, ya en medio del estrago hecho por la artillería enemiga, y se inició el desembarco, las tropas federales defendieron la posición al arma blanca. Muchos fueron diezmados por la fusilería; se perdió aquella posición luego de cruenta lucha. Pero el valor de los combatientes fue tal, y tal el honor salvado en la ocasión, que el 20 de noviembre pasó a ser el Día de la Soberanía. El combate de la Vuelta de Obligado se difundió, en ese momento, por todo el mundo, y ni siquiera los más acérrimos atacantes de Rosas, en Europa, pudieron dejar de elogiar el valeroso proceder de Mansilla y sus hombres. San Martín comentaría en Francia “… los interventores habrán visto.., que los argentinos no son empanadas que se comen sin más trabajo que abrir la boca”. (Vuelta de Obligado)
YERBAL 
Triunfo de Lavalle sobre las tropas de Brasil; es (25 de mayo de 1827) el último combate pues las tropas nacionales, luego de este triunfo, pasan el invierno en Cerro Largo mientras se realizan las negociaciones de paz.
Batalla de Chacabuco
Bibliografía
Lily Sosa de Newton. Lavalle. Ed. Plus Ultra, Bs. As., 1967.
Pedro Lacasa. Vida militar y política del general argentino don Juan Lavalle. Ediciones Corregidor, Bs. As., 1973.
Jorge Newton. Estanislao López, el Patriarca de la Federación, Ed. Plus Ultra, Bs. As., 1965.
Antonio Zinny. Historia de los Gobernadores de las Provincias Argentinas, Ed. Hyspamérica, Bs. As., 1987.
Leoncio Gianello. Historia de Santa Fe, Ed. Plus Ultra, Bs. As., 1986.
Referencias
4. Alejandro Galarce (1886). Bosquejo de Buenos Aires: capital de la nación argentina. Tomo I. Buenos Aires: Impr. de Stiller & Laass, pp. 198
5. Saltar a:a b Enrique Barba (1958). Correspondencia entre Rosas, Quiroga y López. Buenos Aires: Librería Hachette, pp. 133
Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Puente_de_M%C3%A1rquez
http://historiaybiografias.com/batallas_argentinas
http://chegenetic.blogspot.com.ar/2010/12/puente-de-marquez-caba-y-la-convencion.html
http://www.legionunitaria.granaderos.com.ar/batallas/puentedemarquez.htm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario