AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VIDEOS SOBRE EQUIPO MILITAR, ARMAS BLANCAS Y ARMAS DE FUEGO, VIDEOS DOCUMENTALES DE LAS GUERRAS MUNDIALES, HISTORIA UNIVERSAL, HISTORIA ARGENTINA, BATALLAS, DERECHOS HUMANOS, SUPERVIVENCIA, SOCORRISMO, BANDAS SONORAS DE PELÍCULAS BÉLICAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

6 de mayo de 2017

COMBATE DEL CERRO GAVILÁN. 05 de Mayo de 1817.

Placa conmemorativa de la Batalla del Cerro Gavilán en el Cerro Amarillo de Concepción.
El Combate del Cerro Gavilán fue una batalla de la Patria Nueva chilena, llevada a cabo entre realistas españoles y el Ejército Unido Libertador de Chile —coalición del Ejército de los Andes y cuerpos milicianos chilenos— en los suburbios de Concepción el 5 de mayo de 1817.
República de Chile
Gobierno de la Patria Nueva
 Flag of Chile (1812-1814).svg
1817-1823
Flag of Chile.svg 
BanderaEscudo
BanderaEscudo
🔺Patria Nueva es un periodo de la historia de Chile que abarca desde el 12 de febrero de 1817 —cuando ocurrió la victoria del Ejército de los Andes en la batalla de Chacabuco— hasta el 28 de enero de 1823 —cuando se procedió a la renuncia al poder de Bernardo O'Higgins—. Durante esta etapa, se intentó consolidar el proceso de Independencia y establecer un proyecto político para organizar el Estado.

🔺El Ejército Unido Libertador de Chile fue una agrupación militar formada tras la batalla de Chacabuco por las unidades del Ejército de los Andes más las formaciones chilenas del nuevo y reformado Ejército de Chile que organizó el gobierno de Bernardo O'Higgins que se le incorporaron. El Ejército Unido fue comandado por José de San Martín y por O'Higgins (durante la Campaña del Sur), y combatió en acciones como Curapalihue, Cerro Gavilán, Talcahuano, Cancha Rayada y Maipú.
Después de la victoria de Maipú, el gobierno de Bernardo O'Higgins reorganizó las unidades de este Ejército Unido para conformar la posterior Expedición Libertadora del Perú. Al nuevo cuerpo se incorporó un estandarte con los colores de la actual bandera de Chile con tres estrellas que simbolizaban a los tres países involucrados (Argentina, Chile y Perú) cuya representación hoy se conserva en el Museo Nacional de Antropología, Arqueología e Historia del Perú, Lima.
Ejército de los Andes
Activa1816 - 1824
PaísFlag of Argentina (alternative).svg Provincias Unidas del Río de la Plata
Tamaño
en origen:
  • 1512 soldados Regulares
  • 2266 esclavos Libertos
  • 1392 auxiliares
  • 1200 Patriotas Chilenos 
Comandantes
Comandantes
notables
Insignias
Símbolo de
identificación
Bandera de la Provincia de Mendoza.svgBandera del Ejército de los Andes.
Guerras y batallas
Entrada del Cerro Amarillo en 2012, por la esquina de las calles Rozas y Rengo
HISTORIA
Las fuerzas del Ejército Unido estaban comandadas por el brigadier Juan Gregorio Las Heras, en tanto que las fuerzas realistas eran comandadas por el General en jefe del ejército español, José Ordóñez.
Juan Gregorio de Las Heras
Juan Gregorio Las Heras.jpg

9º gobernador de Buenos Aires
2 de abril de 1824-7 de febrero de 1826
PredecesorMartín Rodríguez
SucesorManuel Dorrego

Información personal
Nacimiento11 de julio de 1780
Buenos AiresBandera de España Virreinato del Río de la Plata
Fallecimiento6 de febrero de 1866 (85 años)
Santiago de ChileBandera de Chile Chile
Lugar de sepulturaCatedral metropolitana de Buenos Aires Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadArgentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
OcupaciónMilitar
Rango
El brigadier Juan Gregorio Las Heras había tomado posiciones en este pequeño cerro y sabiendo que Ordóñez había pedido refuerzos para atacarlo, solicitó ayuda al director supremo O'Higgins. Los refuerzos, en número de 800 hombres, fueron despachados hacia Concepción el 10 de abril.
Bernardo O'Higgins Riquelme
Ohiggins.jpg
Retrato de Bernardo O'Higgins por José Gil de Castro.

Coat of arms of Chile (1818).svg
Director supremo de Chile
16 de febrero de 1817-28 de enero de 1823
PredecesorFrancisco Ruiz-Tagle(Gobernador político interino de Santiago)
SucesorAgustín Eyzaguirre (Presidente de Junta Gubernativa)

Comandante en Jefe del Ejército de Chile
27 de abril de 1819-28 de enero de 1823
PredecesorJosé Miguel Carrera
SucesorRamón Freire

27 de noviembre de 1813-2 de septiembre de 1814
PredecesorJosé Miguel Carrera
SucesorJosé Miguel Carrera

Intendente de Concepción
1814-1814
PredecesorEl Conde de la Marquina
SucesorMatías de la Fuente

Información personal
Nacimiento20 de agosto de 1778
Bandera de Chile ChillánCapitanía general de Chile
Fallecimiento24 de octubre de 1842 (64 años)
Bandera de Perú LimaPerú
NacionalidadChilena Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
HijosDemetrio
Educación
Alma máter
Información profesional
OcupaciónMilitar
Rango
Participó enGuerra de la Independencia de Chile e Independencia de Perú Ver y modificar los datos en Wikidata
FirmaFirma B.Ohiggins.svg
El general Ordóñez, para evitar que el brigadier Las Heras fuera reforzado, intentó un ataque suicida, saltando las posiciones patriotas. El 5 de mayo atacó, pero este combate se resolvió en una derrota de Ordóñez, quien se vio obligado a retirarse a Talcahuano.
Cima del cerro en 2012, con una Araucaria araucana. Al fondo alcanza a apreciarse el Cerro Chepe.
ACTUALIDAD
En el lugar donde se libró la batalla, llamado Cerro Amarillo, actualmente existe un monumento conmemorativo hecho en bronce de 60x40 cm.1
Murallas del cerro en 2012
CAMPAÑA DE TALCAHUANO - Gavilán 5 de mayo de 1817
Objetivo de la campaña
Batir a las tropas realistas fortificadas en Talcahuano y las que operaban en la región entre esta y el Bío Bío. Las fuerzas. Con la expresada finalidad fue organizada la División del Sur: Jefe, el coronel Las Heras; 2º jefe, el teniente coronel Melián; tropas: batallón 11º de los Andes, 3er escuadrón de granaderos a caballo más un piquete de dragones, 4 piezas de artillería y 40 milicianos. El 3 de marzo, la División del Sur inicia la marcha desde Santiago y el 31 de marzo, franquea el Maule, luego de recorrer unos 250 km. Allí se le reúnen las tropas de Freyre. 
El ahora conocido como el cerro Amarillo, fue el telón de fondo para esta recreación, que permitió transportar a quienes participaron en ella hasta 1817.
El 5 de abril se libra la batalla de Curapaligüe , donde la división de Las Heras derroto al cuerpo realista de Ordóñez. El 1 de mayo, Ordóñez recibe refuerzo. Son 1.600 hombres que llegan a Talcahuano a bordo de cuatro buques. Eran las tropas que se embarcaron en Valparaíso después de Chacabuco y que al llegar al callao recibieron orden de regresar a Chile. Ante estas noticias, y apreciando que Ordóñez atacaría antes de la llegada de O'Higgins que avanzaba con el batallón 7, el 4to escuadrón de Granaderos a Caballo y dos piezas de artillería sumando unos 800 hombres. Las Heras pidió a éste el rápido adelantamiento de refuerzos.
LOS PLANES REALISTAS
Ordóñez resolvió atacar a los patriotas que se hallaban acantonados en el cerro Gavilán ( en inmediaciones del linde Noroeste de la ciudad de Concepción, situada ésta sobre el Bío Bío, a 15 km de su desembocadura). Los patriotas ocupaban el cerro Gavilán una posición con frente al Noroeste, la que han fortificado. En el cerro Caracol han construido un reducto. Los realistas, resueltos a batir a Las Heras antes de la llegada de O'Higgins, avanzan de acuerdo al siguiente plan: Atacar el flanco derecho, siguiendo el camino de Penco, con 600 hombres y 2 piezas de artillería al mando del coronel Morgado. Atacar el flanco izquierdo, siguiendo el camino de Chepe, con 800 hombres y 3 piezas de artillería a órdenes directas de Ordóñez. En cooperación con la acción precedente atacar Concepción y luego a los patriotas desde la retaguardia, con fuerzas de la frontera de Arauco transportadas en lanchones. Interceptar el único camino que quedaría a los patriotas para su retirada, estableciendo un destacamento de caballería en el río Andalien.
LA ACCIÓN
Se inicia a las 6 y 45 horas con el bombardeo de Concepción por nueve lanchones realistas. Columna Ordóñez Ante el envolvimiento insinuado por el avance de esta columna, en el ala izquierda patriota el batallón 11 efectúa un cambio de frete. Al mismo tiempo el escuadrón de Granaderos a Caballo carga contra las guerrillas de Ordóñez obligándolas a refugiarse en la serranía de Chepe. Aunque Morgado no ha llegado aún, Ordóñez se lanza al ataque; parte del batallón 11 y el mencionando escuadrón de granaderos contraatacan obligándolo a replegarse para evitar ser envuelto.
COLUMNA MORGADA
Llegó casi hora y media después de iniciado el combate por Ordóñez y de inmediato atacó el ala derecha patriota, pero un contraataque dirigidó por Freyre lo obligó en seguida a replegarse, perdiendo su artillería. En es momento llegaron dos compañías que O'Higgins había adelantado, alcanzando a participar en esta fase de la batalla. Mientras los realistas que intentan desembarcar en Concepción son rechazados, dos compañías del 11 y los granaderos a caballo emprenden la persecución del enemigo.
Pérdidas Realistas: 118 muertos y 80 heridos, 4 cañones, 200 fusiles y abundante munición.
Patriotas: 6 muertos y 62 heridos.
El ahora conocido como el cerro Amarillo, fue el telón de fondo para esta recreación, que permitió transportar a quienes participaron en ella hasta 1817.
1817: PRIMERA CAMPAÑA AL SUR DE CHILE CURAPALIGÜE Y GAVILÁN
Mientras tanto, el coronel Las Heras después de escuchar una Junta de Oficiales y sin esperar los refuerzos de O´Higgins, apuró su avance, alcanzando el 4 de abril de 1817 la hacienda de Curapaligüe, a sólo 26 km de Concepción, plaza donde de nuevo estaba izado el pabellón realista. Ordoñez mientras tanto observaba el avance y los movimientos de los patriotas esperando el momento oportuno para atacarlos por sorpresa. Una vez llegado a Curapaligüe, Las Heras destacó sus partidas de avanzada hacia todos los lugares por donde podía ser atacado; y alarmado por la soledad y el silencio en que todo aquello estaba, acampó su tropa en un espacio entre los edificios de la casa y un molino, pudiéndose decir que estaba en una posición inexpugnable, en la cual sólo tenía que levantar a su tropa y esperar al enemigo. Cabe destacar que los oficiales de avanzada Dehesa, Alemparte, Martínez y Correa tenían órdenes estrictas de mantenerse en observación continua. 
Todos estos recaudos tuvieron su justificación, ya que Ordoñez se había resulto batir a los patriotas en este mismo lugar. A la una de la noche salió éste de Talcahuano con 600 infantes y 100 jinetes con la idea de sorprender a Las Heras y sus hombres. Pero resulto que al avanzarse con ímpetu, las avanzadas argentinas lo reciben con una descarga terrible, y se abren, tomándole de esta forma los flancos; momento en el cual los vuelven a atacar con otra descarga cerrada para poder replegarse de esta forma al cuerpo principal. Los soldados españoles se conturban; el motivo es claro, se vieron sorprendidos en lugar de sorprender al enemigo. Sin embargo los jefes realistas apuran a la tropa, reorganizan a sus hombres de una forma ligera y los hacen continuar con el avance hacia las tropas de Las Heras, el cual los esperaba con calma y en posición. Continuaba el combate, de esta manera, en una forma reñida en medio de la oscura noche; Ordoñez trata de entrar a la bayoneta, pero sus fuerzas son repelidas de frente, y fusilados por los flancos... El orden de batalla es completamente perdido, siendo en este preciso momento acometidos por los hombres de Las Heras llevándose todo por delante... Ceden ante el empuje extraordinario de los argentinos y ante la mirada calma de Las Heras, se ven obligados a retirarse dejando en el campo dos cañones, un sinnúmero de muertos, prisioneros, muchos fusiles y un carro de municiones, además de un número considerable de heridos, que con muchas penas pudieron levantar y llevarlos consigo. 
El 5 de abril, Las Heras ocupaba Concepción sin lucha, dejando a sus hombres en Gavilán y colocándose a sólo 15 km de Talcahuano. En este punto las fuerzas patriotas alcanzaban unos 1.300 hombres de línea, en su mayoría argentinos. Atrincherado Las Heras en Gavilán y Ordoñez encerrado en Talcahuano, estaban los dos bandos frente a frente, pero sin los medios necesarios para emprender alguna acción el uno en contra del otro. Sin embargo, la posición de Ordoñez mejoraba con el paso del tiempo, a la vez que la de Las Heras empeoraba. El español disciplinaba y aumentaba sus fuerzas dentro de la plaza, y contaba con un número muy superior a los hombres de Las Heras. Pero todavía no quería aventurarse a alguna acción contra los argentinos hasta que le llegasen los refuerzos del Perú y los de Valdivia y Chiloé al mando del coronel Sánchez, dominador del otro lado del Bío-Bío. Las Heras mientras tanto se hallaba paralizado en un país devastado y sin medios para emprender una acción. Sabía que su posición se desmejoraba con el paso del tiempo y que quizás llegaría el momento en que no pudiera siquiera retirarse o cómo evitar algún contratiempo.
Por ello le advirtió a O´Higgins, acampado en Chillán, la situación y la precipitación de un ataque realista, motivando así la inmediata salida de Chillán de las fuerzas del Director de Chile hacia Concepción en ayuda de Las Heras. El avance del Director Chileno fue muy lento, más que nada por los problemas con que se encontraba en cada pueblo por el que pasaba y que merecían su atención y solución. Mientras tanto lo temido por Las Heras se hizo realidad, y el 1º de mayo cuatro buques realistas desembarcaron en Talcahuano una fuerza de 1.600 hombres, todos ellos a las órdenes del coronel Morgado. Dichas fuerzas eran componentes de los cuerpos que habían sido deshechos en Chacabuco y que embarcados inmediatamente luego de la batalla hacia el Perú, el virrey Pezuela no les permitió desembarcar sino que los intimó a que volvieran a Chile. Apenas recibió Ordoñez estos ansiados refuerzos la única idea que tenía era la de sorprender a los argentinos en su mismo campamento antes que O´Higgins llegara en su auxilio. De paso se tomaría revancha por la derrota sufrida en Curapaligüe. Las Heras, sabía de su precaria situación y a la vista de los acontecimientos le escribió con suma urgencia a O´Higgins:
“Al alba pienso ser atacado; y si Vuestra Excelencia no acelera sus marchas a toda costa en auxilio de esta división, pudiera tener un fatal resultado para el país...”
Sin embargo no se quedó con ello; sabía que O´Higgins quizás no llegara en su auxilio a tiempo, por lo cual toda la noche la paso rectificando su posición cuidadosamente. Colocó en su frente para defender el centro al número 11, con cuatro piezas colocadas al frente de la altura de Chepe y mirando al camino que de Talcahuano viene a Concepción; a su izquierda, mirando al este, mando construir una fortificación defendida por una compañía de los batallones 7 y 8, los cuales estaban a las órdenes del Teniente Coronel Freire, y a su derecha, defendida por un arenal difícil de transitar, coloco dos piezas de artillería, que, en caso de ser necesario, podían ser apoyadas por dos compañías del número 11, puestas en esta posición para acudir por allí a las órdenes del capitán Dehesa. En la reserva colocó al escuadrón de Granaderos a Caballo al mando de su comandante Manuel Medina. 
Una vez más Ordoñez, como en Curapaligüe, contaba con sorprender a los argentinos, sin saber que como en esa acción, el Jefe argentino lo estaba esperando, el cual junto a sus hombres estaba resuelto a no dejarse vencer. El ataque realista no se hizo esperar, y el 5 de mayo se daba el combate de Gavilán, uno de los más preciados galardones militares de Las Heras. A las cuatro y cinco de la madrugada unas cuatro lanchas armadas se aproximaron a las playas de Penco y desataron un vivo fuego, al tiempo que Ordoñez con 600 infantes, resguardados por 250 jinetes, apareció por el lado de Charpe, avanzando con rapidez sobre el centro. 
La artillería de los patriotas rompió sus fuegos sobre él, causándole bastantes estragos; la columna enemiga vaciló un momento, pero su jefe la reorganizó, y consiguió llevarla hasta la lomada de Chepe, posición en la cual colocó dos piezas que desataban un vivo fuego sobre el campamento patriota, volviendo en este momento al ataque realizando una acción en la cual amagaba entrar a Concepción por el lado oriental valiéndose del fuego de estos cañones. Con gran determinación llegaron a ocupar la Casa de ejercicios, frente a frente del campamento. Al mismo tiempo por el costado derecho, entraba conjuntamente la división de Morgado, compuesta de 400 a 500 hombres, pero se topó con la fortificación defendida por Freire y sus soldados. Al notar que los realistas vacilaban, salió de su reducto echando a sus hombres en guerrillas y como fuera reforzado por dos compañías del número 11 con el capitán Arriola a su frente, se arrojaron a la bayoneta sobre el enemigo, el cual fue puesto en completa derrota y perdió sus dos cañones. Pero a pesar de este revés sufrido por la división de Morgado, Ordoñez sostenía bien el ataque por el lado de Chepe. 
En este punto Las Heras había tenido el problema de que se le desmontasen las cuatro piezas por la viveza y continuidad de los fuegos. Pero supliéndolas con un acto de energía, desprendió al capitán Dehesa con la cuarta compañía del número 11, con la orden de recuperar la Casa de los ejercicios a la bayoneta... Estos hombres eran acompañados por los granaderos a caballo, los cuales fueron lanzados sobre el centro de Ordoñez, siendo protegidos por la tercera y cuarta compañía del número 11 con el sargento mayor Enrique Martínez a la cabeza de ellos. Todo había fallado para Ordoñez, e intentando salvar lo que le quedaba, pone a sus hombres en una retirada ordenada, pero en este momento llega al campo el sargento mayor Cirilo Correa con dos compañías del número 7, el cual había avanzado por órdenes de O´Higgins al escuchar el fuego de los fusiles y cañones, presumiendo que Las Heras era atacado. Con esta llegada la ordenada retirada se traduce en desbande y la derrota es completa: tres cañones perdidos, 25.000 cartuchos, un sinnúmero de cargas de munición, 86 caballos, 300 fusiles, 80 prisioneros y 180 muertos, mientras que los patriotas sólo seis muertos y 62 heridos. Las Heras había derrotado a un enemigo muy superior en fuerzas, quedando de esta forma dueño del campo de batalla. Por la tarde O´Higgins pudo reunirse con Las Heras, incorporando a sus hombres a la victoriosa división. Inmediatamente se decidió poner sitio a Talcahuano, pero mientras esto se llevaba a cabo era necesario terminar con la resistencia al sur del Bío-Bío. 
En este lugar los realistas ocupaban el territorio, abasteciendo de forma constante por la costa a Talcahuano y hostilizaba con guerra de guerrillas a las tropas patriotas, contando con la ayuda de los fuertes araucanos y los milicianos chilenos al servicio del rey. Para ponerles término se comisionó a Freire con 300 hombres. 
El ahora conocido como el cerro Amarillo, fue el telón de fondo para esta recreación, que permitió transportar a quienes participaron en ella hasta 1817.
El 13 de mayo, la vanguardia de esta fuerza al mando del capitán Cienfuegos se situaba en Nacimiento y luego en Santa Juana; mientras que Freire ocupaba San Pedro el 18 y Colcura el 26 de mayo. Dos días más tarde se produce el combate de Caranpangue con la toma del fuerte y puerto de Arauco, en el cual se producen serias bajas en el enemigo y una importante captura de material de guerra. 
Terminada esta acción decidió retirarse hacia Concepción nuevamente, dejando una partida a las órdenes del capitán Cienfuegos en la zona. A pesar del contraste sufrido por los realistas, volvieron al acecho esta vez con la ayuda de unas 450 lanzas araucanas, las cuales habían sido levantadas por ellos para combatir a los patriotas. Estas fuerzas sorprendieron a Cienfuegos y los suyos durante una salida y los derrotaron completamente, muriendo en esta ocasión el mencionado capitán a manos del salvajismo de los aborígenes y la complicidad de los Jefes realistas que no los detuvieron. Una vez más volvía Arauco a manos del enemigo. Nuevamente comisionado por O´Higgins, Freire vuelve con sus hombres a la zona. 
Un nuevo encuentro en el fuerte de Arauco el 10 de julio produce su nueva caída a manos de los patriotas. Coronaba esta acción una formidable persecución a los fugitivos. Esta vez fue colocado para defender la zona el coronel don Andrés Alcázar, el cual tenía buen predicamento entre los araucanos, lo cual produjo que éstos se sosegaran por un tiempo. De esta forma se lograba el ansiado aislamiento de Talcahuano por tierra, y los refuerzos del sur ya no podrían llegar a la plaza, ni tampoco los víveres y materiales necesarios para la defensa de la plaza.
Ocampo, Esteban Darío – “Centauros de Los Andes – Historia del Regimiento de Granaderos a Caballo Gral. San Martín 1812-1820” – Editorial Dunken, Bs As
La Batalla del Cerro Gavilán - Cerro Amarillo - Concepción

https://www.youtube.com/watch?v=zQdlA4ajcQE
Referencias
  1. Volver arriba Portal de la Ilustre Municipalidad de Concepción. «Patrimonio de Concepción». Consultado el 21 de octubre de 2011.
Fuente:
https://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_del_Cerro_Gavil%C3%A1n
http://www.granaderos.com.ar/efemerides/efe05-05-1817.htm
http://www.granaderos.com.ar/efemerides/efe05-05-1817anexo.htm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario