AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VIDEOS SOBRE EQUIPO MILITAR, ARMAS BLANCAS Y ARMAS DE FUEGO, VIDEOS DOCUMENTALES DE LAS GUERRAS MUNDIALES, HISTORIA UNIVERSAL, HISTORIA ARGENTINA, BATALLAS, DERECHOS HUMANOS, SUPERVIVENCIA, SOCORRISMO, BANDAS SONORAS DE PELÍCULAS BÉLICAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

2 de abril de 2017

ARTILLERÍA ANTIAÉREA ARGENTINA EN LA GUERRA DE LAS ISLAS MALVINAS EL 01 DE MAYO DE 1982.

Islas Malvinas 

Lanzamisil tierra aire Roland 
AQUEL 1º DE MAYO DE 1982 MARCÓ UN “ANTES Y UN DESPUÉS” EN LA HISTORIA DE LOS ARTILLEROS ANTIAÉREOS ARGENTINOS
Los ataques de la aviación británica encontraron una efectiva respuesta desde tierra firme. Aquellos cañones Oerlikon Contraves transformaron los cielos en “callejones de muerte” para los atacantes. Comandados por un jefe ya legendario, el General de Brigada (R) Héctor Lubin Arias, quienes estaban al pie del cañón hicieron realidad aquel viejo proverbio oriental que enuncia: 
  • “si quieres saber cómo te fue en la guerra, pregúntale a tu enemigo”. 


Cañon Oerlikon Contraves
Un simple hecho lo corrobora, los aparatos enemigos nunca pudieron destruir la pista de aterrizaje de Malvinas y sí, en cambio, pagaron en máquinas y pilotos un caro precio por sus intentos.
Luego de reconquistadas las Islas para la soberanía nacional, tendiendo barreras de fuego contra los aviones británicos que pretendían bombardear aquel territorio insular, los estampidos de sus cañones defendieron los cielos malvinenses. Son los integrantes del Grupo de Artillería de Defensa Antiaérea 601, que al pie de sus directores de tiro y sus baterías, se ganaron el respeto de camaradas y adversarios
Cañon Oerlikon Contraves

 Cañon Oerlikon Contraves

Cañon Oerlikon Contraves
  • No importa cuán viejas sean nuestras armas, si lo que pesa es el espíritu del soldado que se mantiene inamovible para tener a la fuerza invasora a raya…/ (Palabras del General de Brigada VGM Serrano). 
Cañon Oerlikon Contraves
  • “Dimos todo lo que podíamos ofrendar y mis camaradas fueron los que trasmitieron, con su ejemplo, la medida del heroísmo en este conflicto…/ (Palabras del General de Brigada (R) VGM Héctor Lubin Arias). 
Lanzamisil Roland
  • “En el combate, no hubo nada que los apartara de ese espíritu de cuerpo y camaradería…/ ellos se despojaron del miedo y se hicieron cargo de la madurez necesaria para afrontar una guerra…(Palabras del Coronel VGM Eduardo Gavier Tagle)
Lanzamisil Roland
GRUPO DE ARTILLERÍA ANTIAÉREA (GADA) 601
En oportunidad del conflicto con Gran Bretaña, el entonces denominado Grupo de Artillería de Defensa Aérea 601 (GADA 601), tenía, como en la actualidad, su asiento de paz en la ciudad de Mar del Plata. Inmediatamente que se produjo la recuperación de las Islas Malvinas, se dispuso la participación de la Unidad para integrar el sistema de defensa aérea de las Islas. 
Para dicha misión, la Unidad fue organizada con:
  • Dos Baterías del Sistema de Armas de Defensa Aérea Oerlinkon Contraves, integrado por modernos cañones Calibre 35mm L 90 y avanzados Directores de Tiro Skyguard. 

cañones Calibre 35mm L 90 y avanzados Directores de Tiro Skyguard. 

  • Fue reforzada por una Batería de Mísiles compuesta por un lanzador de mísiles Roland


 mísiles Roland


mísiles Roland

  • Fue reforzada por una sección de mísiles Tiger Cat, pertenecientes al Grupo de Artillería de Defensa Aérea Mixto 602. 
 mísiles Tiger Cat
 mísiles Tiger Cat

mísiles Tiger Cat
El Jefe del Grupo de Artillería de Defensa Aérea 601, fue el entonces Teniente Coronel D Héctor Lubín Arias, quien además se desempeñó como Coordinador de los Fuegos de Defensa Aérea existentes en las Islas pertenecientes a las distintas Fuerzas. 
El GADA 601 estableció sus posiciones principales en proximidades de Puerto Argentino, destacando una sección de dos piezas Calibre 35mm, para proteger los efectivos destacados en Darwin - Ganso Verde. 
Cañones bitubo Calibre 35mm -  Oerlinkon Contraves
Superados los efectos de la sorpresa de la madrugada del 01 de mayo, día del Bautismo de Fuego de la Unidad, los aviones enemigos sabían en carne propia que debían pagar muy caro sus incursiones sobre el Aeropuerto o contra las instalaciones y/o posiciones argentinas. 
Pocos días más tarde, con la pérdida de la primer aeronave en la zona de Darwin, comprendieron la dimensión de los riesgos a que estaban expuestos. 
Teniente Primero A ANTONIO REYES sentado  cerca del lanzador de mísiles Roland
La efectividad demostrada obligó a que el enemigo llevara a cabo sus misiones fuera del alcance de las armas propias, vale decir por encima de los 6.000 metros y prácticamente reducidas a acciones de reconocimiento y de defensa aérea. Ello contribuyó sensiblemente para proteger la integridad del propio personal y de las instalaciones.
cañones Calibre 35mm L 90 
GRUPO DE ARTILLERÍA DE DEFENSA AÉREA 101
Días después de producida la recuperación de las Islas Malvinas, se ordenó al entonces denominado Grupo de Artillería de Defensa Aérea 101 "Tte Grl Pablo Riccheri", con asiento en Ciudadela, Provincia de Buenos Aires, alistar una batería de cañones de su organización para reforzar el Sistema de Defensa Aérea instalado en el archipiélago. 
cañones calibre 30mm Hispano Suizo
Dicha misión fue asignada a la Batería "B", la cual se encontraba a órdenes del entonces Teniente Primero D Alejandro Infantino. En virtud de que debían operar en forma independiente y con otros elementos de apoyo de la Unidad, fue designado a cargo del contingente su Jefe de Operaciones, el Mayor D Jorge Alberto Monge. 
Mayor Jorge Monge- Jefe de la bateria B GADA 101
La Batería "B" estaba organizada a:
  • dos secciones de cuatro cañones calibre 30mm Hispano Suizo cada una, con una dotación de personal de dos Oficiales Subalternos, diecinueve Suboficiales y noventa Soldados Conscriptos. 
 cañones calibre 30mm Hispano Suizo

 cañones calibre 30mm Hispano Suizo
Luego de su alistamiento y completamiento, culminó su desplazamiento a las Islas el 29 de abril de 1982. Posteriormente ocupó posiciones en la Península de Cambert, sector en el cual permaneció hasta el final de la batalla. Esta operación tuvo especial complejidad por cuanto fue realizada en forma helitransportada, lo cual insumió serios riesgos y demandó importantes esfuerzos, más aún ante la inminencia de la presencia del enemigo aéreo.
cañones calibre 30mm Hispano Suizo
GRUPO DE ARTILLERÍA ANTIAÉREA DE INFANTERÍA DE MARINA
El Batallón de Artillería Antiaérea de Infantería de Marina, al mando del entonces Capitán de Corbeta D Héctor Ezequiel Silva, tenía su asiento de paz en la Base Naval de Puerto Belgrano. 
El 05 de abril de 1982, por decisión del Comando de Infantería de Marina, recibió la misión de concurrir a las Islas Malvinas.
Capitán de corbeta (RE) Héctor Ezequiel Silva, quien fuera el jefe del BIAA durante su bautismo de fuego, pronunció una alocución en la enumeró los principales sucesos en Malvinas.- 10-5-2012
10-5-2012 | Fue durante un acto celebrado en la plaza de armas de la Fuerza de Infantería de la Flota de Mar ante la presencia de un importante grupo de veteranos de Malvinas.
Luego de efectuado un breve planeamiento inicial y completada la etapa final de alistamiento, se concentraron los medios en la Base Aeronaval Comandante Espora, desde donde, a partir del 7 de abril, comenzaron los desplazamientos por modo aéreo a las Islas, actividad que fue exitosamente completada el 12 del mismo mes 
El Batallón estaba organizado con.
  • una Batería de Lanzadores Tiger Cat, a tres unidades de lanzamiento, con un director de tiro


Lanzadores Tiger Cat

  • un lanzador cada una, una Batería de Cañones Hispano ¬ Suiza, calibre 30mm, a doce piezas
  • los elementos de comando y de apoyo logísticos necesarios.
Cañones Hispano ¬ Suiza, calibre 30mm

plaza de armas de la Fuerza de Infantería de la Flota de Mar
GRUPO 1 DE ARTILLERÍA ANTIAEREA - FUERZA AÉREA
La Fuerza Aérea Argentina para controlar el aire también se sumó a los regimientos de artillería antiaérea usando las mismas piezas. 
Sistema Rheinmetall calibre 20mm
Relato del Mayor D. Fernando Ignacio Huergo:
Nuestro jefe de unidad en el combate de Malvinas, el teniente coronel Héctor Lubín Arias, había puesto un singular empeño en el adiestramiento de los oficiales, suboficiales y soldados durante el año 1981 y verano de 1982, exhortándonos a lograr la mayor eficiencia en el empleo de los sistemas de armas antiaéreos recientemente provistos, desconociendo por supuesto el futuro bélico que se avecinaba. 
Sistema Rheinmetall calibre 20mm
Estas actividades de entrenamiento fueron tomadas con mucha seriedad y constancia por todos nosotros, motivados por la alta tecnología de cañones y misiles y no menos exigente desafío que constituía su correcto empleo. 
Oficial de la FAA junto a una lanzadera de Misiles Tiger Cat, Puerto Argentino.
Era para mí, un joven militar, "poder tocar el cielo con las manos"; me sentía un privilegiado ante tanto avance tecnológico. Tampoco sabíamos que muy pronto deberíamos intentar "sacarle el máximo jugo a tanta tecnología militar puesta al servicio de cañones y misiles antiaéreos..."
Sistema Rheinmetall calibre 20mm
GRUPO DE ARTILLERÍA DE DEFENSA AÉREA 601 - Guarnición Ejército “Mar del Plata” - República Argentina
Arrivo a Malvinas de soldados del Grupo de Artillería Antiaérea 601
TESTIMONIO del General de Brigada (R) D Héctor Lubin Arias 
El 2 de abril de 1982, el Gobierno argentino decidió recuperar con el empleo de las fuerzas militares, las Islas Malvinas, Sandwich y Georgias del Sur, archipiélago cuya soberanía reivindica desde el siglo pasado.

Teniente Coronel A Héctor Lubin Arias jefe del GADA 601 En Malvinas

La intención era sin duda, a partir del hecho consumado, obtener la devolución del patrimonio reivindicado a través de negociaciones diplomáticas contando con cierto apoyo internacional.

General de Brigada (R) D Héctor Lubin Arias 
  • "...si bien a las islas viajamos inicialmente 400 efectivos, por razones de transporte, alrededor de 40 tuvieron que quedarse en Comodoro Rivadavia, ... destacó que "sin tener la preparación de los ingleses, nuestros conscriptos pelearon como leones".- General de Brigada LUBIN ARIAS.

General de Brigada (R) D Héctor Lubin Arias 
TESTIMONIO del Mayor D. Fernando Ignacio Huergo ...Fui testigo de ello y vaya mi relato como testimonio para otras generaciones. (Relato extraído del libro "Así peleamos")
Durante la Guerra de Malvinas contaba con 24 años de edad. Con el grado de subteniente estaba al mando de una sección de cañones antiaéreos, los cuales reunían la capacidad técnica suficiente para permitir el combate contra las aeronaves bajo cualquier circunstancia meteorológica y de tiempo (día o noche).
lanzador de misiles tierra-aire Roland
Por supuesto que esta sección no era la única que tenía el Ejército Argentino. Había otras de características similares a la descripta y lanzadores de misiles, entre ellos el mejor de que disponíamos para el combate antiaéreo, el "Roland". Este lanzador de misiles tierra-aire dispara uno que desarrolla una velocidad de 2 mach, está provisto además de una espoleta de proximidad lo que aumenta las posibilidades de derribo de la aeronave enemiga y reúne la condición de ser guiado hacia el blanco por radar.
Fray Santore. Uno de los capellanes en las Islas Malvinas 
Técnicamente el material antiaéreo, que por dotación tenía el Ejército, estaba a la altura del enemigo aéreo con el cual debíamos combatir. La pregunta por ese entonces era obvia: ¿la capacitación profesional como artilleros antiaéreos se correspondía con los recursos técnicos que la ingeniería electrónica había puesto en nuestras manos y la Nación Argentina confiado...?
Foto: El periodista Nicolás Kasanzew junto a una lanzadera de misiles tiger cat,Pto. Argentino.
Nuestro jefe de unidad en el combate de Malvinas, el teniente coronel Héctor Lubín Arias, había puesto un singular empeño en el adiestramiento de los oficiales, suboficiales y soldados durante el año 1981 y verano de 1982, exhortándonos a lograr la mayor eficiencia en el empleo de los sistemas de armas antiaéreos recientemente provistos, desconociendo por supuesto el futuro bélico que se avecinaba.
Oerlikon contraves de 35mm abriendo fuego 
Estas actividades de entrenamiento fueron tomadas con mucha seriedad y constancia por todos nosotros, motivados por la alta tecnología de cañones y misiles y no menos exigente desafío que constituía su correcto empleo.
Era para mí, un joven militar, "poder tocar el cielo con las manos"; me sentía un privilegiado ante tanto avance tecnológico. Tampoco sabíamos que muy pronto deberíamos intentar "sacarle el máximo jugo a tanta tecnología militar puesta al servicio de cañones y misiles antiaéreos..."
 Cañón antiaereo Hispano Suizo de 30mm
Tratándose Malvinas de un teatro de operaciones con características insulares, el dominio del mar y del cielo resultaba vital para las aspiraciones de británicos y argentinos en pos de la victoria. No fue descabellado sostener que las aeronaves enemigas desarrollarían un papel preponderante. Entonces, los aviones británicos buscarían destruir aquellos objetivos militares que pudieran afectar fundamentalmente nuestro poder de combate e indirectamente contribuir al aislamiento.
Oerlikon contraves de 35mm
El anular una pista de aterrizaje argentina en Malvinas, por ejemplo, hubiese significado para las tropas destacadas en las islas la imposibilidad de recibir todo tipo de abastecimientos y con ello las lógicas consecuencias. Es así como se seleccionaron como objetivos prioritarios a defender a las pistas de aterrizaje de Puerto Argentino y de Darwin, los puestos de comando y las posiciones donde se encontraban los cañones de la artillería de campaña.
lanzador de misiles tierra-aire Roland
Las armas antiaéreas del Ejército Argentino que he mencionado fueron desplegadas a partir del 15 de abril de 1982, luego de un detallado análisis táctico para asegurar la defensa de los objetivos señalados. Con este despliegue se fueron mis amigos y camaradas sin llegar a imaginar que muchos de ellos caerían durante el fragor del combate y jamás volvería a verlos. Un radar de vigilancia antiaérea emplazado en Puerto Argentino nos permitió detectar los aviones enemigos desde una distancia de 200 km. proporcionándonos el tiempo de alerta suficiente a fin de alistarnos para el combate. Si no hubiéramos dispuesto de este radar, hubiésemos permanecido ciegos a merced de los sorpresivos ataques aéreos británicos.
La Agrupación de Artillería Antiaérea de Ejército 601-Escuela es en la actualidad, el principal agrupamiento de Unidades de Artillería Antiaérea del Ejército Argentino, se encuentra emplazada a orillas del Océano Atlántico en la localidad de Camet a 11,5 Km de la ciudad de Mar del Plata, sobre la Ruta Provincial Nº 11. 
BAUTISMO DE FUEGO
La artillería de defensa antiaérea tuvo su bautismo de fuego el 1º de mayo de 1982. En lo personal, la satisfacción de sentirme plenamente soldado. Comparé, en aquel momento, la acción de entrar en combate por primera vez, si se me permite y salvando las distancias con la de un médico cirujano en su primera operación: toda su vida preparándose para el gran momento de probarse a sí mismo. Y ese momento había llegado.
Oerlikon contraves de 35mm
De ahí en más, la continua superioridad aérea del enemigo nos exigió durante todos los días y sus noches, con los aditamentos de la lluvia, los fuertes vientos, la nieve de junio y la humedad constante del mar. Los objetivos militares que defendíamos los artilleros antiaéreos fueron atacados por los aviones británicos una y otra vez durante los 45 días de combate real.
El tiempo nos fue dando experiencia, seguridad en la operación de las armas antiaéreas, estabilidad emocional ante las contingencias adversas de la guerra y el reconocimiento de nuestros propios camaradas del Ejército, de la Fuerza Aérea y de la Armada Argentina, por la tarea que estábamos desarrollando.
Los días de batalla se sucedían y los objetivos militares defendidos seguían en pie como al principio. El empeño de la aviación enemiga por destruir los objetivos defendidos fue notable. Desde el cambio abrupto de sus formas de ataque aéreo, la variación de la configuración del armamento empleando bombas de todo tipo, cohetes, y hasta los mismos cañones utilizados exclusivamente para el combate aire-aire. Combinaron aviones de sus propios portaaviones (Sea Harrier) con aviones de la Real Fuerza Aérea (Harrier), ambos de características técnicas similares. Luego, lo predecible, los lanzadores de misiles, cañones y radares antiaéreos propios se constituyeron en objetivos militares para la aviación británica. Este hecho constituyó la evidencia más concreta, estábamos los artilleros antiaéreos combatiendo en forma eficiente.
lanzador de misiles tierra-aire Roland

El 2 de junio en horas de la tarde, la sección de cañones antiaéreos que se encontraba a mi comando fue alertada sobre la presencia de aviones enemigos. Nos encontrábamos físicamente a 400 metros al sur de la pista del aeropuerto de Puerto Argentino, situado en el extremo este de la ciudad. No muy lejos se encontraba emplazado el lanzador de misiles "Roland", exactamente a 4000 metros al oeste de mi posición sobre el camino que unía Puerto Argentino con la pista del aeropuerto que defendíamos. Al comando del lanzador antiaéreo estaba el teniente primero Carlos Leónidas Regalini. El también había recibido la correspondiente alarma y estaba alistado con todo su potencial de misiles tierra-aire para contrarrestar un posible ataque aéreo.
Foto: MisilesTiger Cat en puerto Argentino.
El día se presentaba con cielo despejado y una suave brisa corría desde el sudeste. La mañana del 2 de junio había sido toda británica en el firmamento malvinense. No habíamos tenido ni la mínima posibilidad de hacer uso de nuestras armas antiaéreas. La pista de aterrizaje no había constituido una prioridad del día como objetivo para los aviones británicos. Sus vuelos eran ejecutados con misiones de reconocimiento a gran altura y las alarmas que recibíamos se dilataban como amenazas ciertas. La espera y la ansiedad eran insoportables, pasábamos de la tensión al descanso y del descanso a la tensión. Intimamente deseaba una oportunidad de combate más con todo lo que ello podría implicar.
Harrier
La alerta recibida se transformó súbitamente en una amenaza real, al fin tendríamos la posibilidad de combate del día. Desde el radar de vigilancia antiaérea actualizaron la incursión del enemigo aéreo: "... dos aviones de combate Sea Harrier aproximándose desde el este a 50 km. del objetivo defendido". Pista de aterrizaje de Puerto Argentino, velocidad de los aviones:700 km/h, altitud: 300 m. sobre el nivel del mar. Los datos fueron recibidos claramente por el teniente primero Regalini a cargo del lanzador de misiles "Roland" y por mi sección. Los aviones se dirigían hacia el objetivo que estábamos defendiendo, y en ese instante puse toda mi atención en el comando de mis hombres y en el sistema antiaéreo que operábamos. Por supuesto que me olvidé por completo de la existencia misma del "Roland".
HU.5 Wessex flotando por encima de dos Harrier GR.3s
DOS HARRIER EN PANTALLA
Los aviones se reflejaron en nuestro radar, eran dos hermosos FRS 1 Sea Harrier británicos. Se desplazaban en forma imponente de acuerdo con la información que habíamos recibido. El primero de los dos, en el orden de ataque, no se definía como un blanco rentable para nuestros cañones antiaéreos, entraba y salía del alcance óptimo. Si disparábamos, consumíamos munición inútilmente.
 
Harrier
El segundo incursionó con mayor decisión exponiéndose al alcance de nuestros cañones. Se encontraba a 3500 m. volando en dirección este-oeste y a unos 400 m. sobre el nivel del mar. El teniente primero Armando Nicanor Arce, mi jefe directo, tomó la decisión al evaluar que era el momento oportuno, de abrir el fuego. Simultáneamente, el teniente primero Regalini había seleccionado como blanco a combatir al mismo avión británico sobre el cual habíamos abierto el fuego nosotros. Disparó el misil "Roland" que inició un rápido vuelo tras la aeronave enemiga que se encontraba a 7200 m. La expectante presencia de otros combatientes argentinos que observaban en silencio daba marco a la situación que se vivía.
Dos Sea Harrier regreso de una misión
UN IMPACTO DIRECTO
El avión enemigo, atacado por ambas armas antiaéreas simultáneamente, ejecutó una maniobra ascendente, rápida y brusca, como elevando su "nariz" hacia el cielo. Con ello, su piloto logró evitar la ráfaga de proyectiles de los cañones antiaéreos de la sección a mi comando, pero no pudo evitar que el misil impactara de lleno sobre la parte derecha del fuselaje, partiéndose, literalmente, en dos. Junto con el clamor victorioso de las tropas, observamos eyectarse al piloto de la aeronave cuyo paracaídas se abrió a la perfección y le permitió caer lentamente en las aguas del océano Atlántico, a unos 3000 metros al sur del faro San Felipe (se encuentra en el extremo este de la pista de aterrizaje).
ISLAS MALVINAS: lo que sobró de un avión británico Sea Harrier, encontrado en el sudoeste de Lafonia, Isla Soledad
Minutos más tarde, dos helicópteros de salvamento de la marina británica sobrevolaban la zona marítima en búsqueda del piloto derribado. Permanecimos respetuosos de las leyes internacionales de guerra presenciando la búsqueda que se desarrollaba. Hicimos votos para que la misma resultara positiva, con la esperanza plena de que pudieran rescatar a nuestro ocasional enemigo con vida. De acuerdo con lo publicado en las "Lecciones de la Campaña de Malvinas" (documento oficial británico sobre la guerra) en el anexo C "Ship and Aircraft losses", (Barcos y aeronaves perdidas en combate 2 de junio de 1982) figura un avión Sea Harrier.
Esta acción concreta de combate antiaérea fue solamente una de otras tantas libradas por las armas antiaéreas del Ejército Argentino, en la batalla de Malvinas. 
Fui testigo de ello y vaya mi relato como testimonio para otras generaciones. Bien puedo contestar al finalizar mi relato aquella pregunta inicial en forma afirmativa. Realmente estábamos correctamente adiestrados para operar los recursos técnicos que la ingeniería electrónica había puesto en nuestras manos y la Nación Argentina confiado... pero hoy debo agregar que tenemos además la experiencia invalorable del combate y el deber de ser más idóneos en nuestras actividades específicas.
TESTIMONIO del General de brigada (R) VGM Oscar Mario Martínez Conti. (Año 2009)
  • “Año tras año, nos nutrimos de la emoción interminable que se reitera en cada recuerdo de la participación activa de la defensa antiaérea en el desarrollo de las operaciones militares por la recuperación de esa porción de territorio patrio -expresó-. Aquel bautismo de fuego constituyó un acto único, inigualable e irrepetible. Pusieron a prueba el temple de los artilleros antiaéreos quienes, haciendo gala de su coraje, enfrentaron con valor, perseverancia y aptitud profesional a un enemigo material y tecnológicamente superior. La preparación de la defensa fue el preludio de la madrugada de aquel inolvidable 1º de mayo’.
LA ARTILLERÍA ANTIAÉREA TERMINÓ HACIENDO FUEGO DE SUPERFICIE
BATALLA DE DARWIN GOOSE GREEN
La posición de Darwin no era de gran importancia estratégica, por lo tanto los británicos pudieran haberla ignorado y proseguir con su marcha hacia Puerto Argentino, pero ante las pérdidas sufridas en San Carlos, y el temor a la desmoralización del pueblo británico al todavía no recibir noticias de una victoria de importancia en el conflicto, se decidió atacar a la guarnición argentina de Darwin – Pradera del Ganso. En teoría sería una victoria rápida y fácil pero los hechos demostraron lo contrario. 
TESTIMONIO del Subteniente Claudio Oscar Braghini, Jefe de la Tercera Sección de la Batería “B” del Grupo de Artillería de Defensa Aérea 601 (GADA 601) del Ejército Argentino
Subteniente Braghini , primero de la izquierda
... A través de éste relato se podrá valorar las vivencias del soldado argentino durante este combate.
Mi intención haciendo éste informe es homenajear a todos los combatientes argentinos de Malvinas, después de la guerra la junta militar que presidía el país tomó la decisión de “esconder” el tema Malvinas para ocultar todas las miserias allí vividas.
Subteniente Braghini centro
Luego con la llegada de la democracia y con la intención de dañar aún más la imagen ya deteriorada de las fuerzas armadas argentinas se decidió ocultar también sus grandezas. Por lo que tanto por parte de la dictadura militar como así también de los sucesivos gobiernos democráticos se ha vivido un proceso comúnmente llamado de Desmalvinización.
Esto ha tenido un profundo impacto en los ex combatientes, ya que la imagen que se ha creado de ellos es de unos pobres niños indefensos que sólo lloraban y tenían miedo y frío. Mi idea es revertir con mi granito de arena esa imagen y mostrarlos como lo que en realidad fueron: VERDADEROS HÉROES que lucharon por su PATRIA. Para ello que mejor que contar con sus propios relatos. 
Subteniente Claudio Branghini, jefe de la 3ra sección de la batería "B" GADA 601
Batalla de Darwin 
La posición de Darwin no era de gran importancia estratégica, por lo tanto los británicos pudieran haberla ignorado y proseguir con su marcha hacia Puerto Argentino, pero ante las pérdidas sufridas en San Carlos, y el temor a la desmoralización del pueblo británico al todavía no recibir noticias de una victoria de importancia en el conflicto, se decidió atacar a la guarnición argentina de Darwin – Pradera del Ganso. En teoría sería una victoria rápida y fácil pero los hechos demostraron lo contrario. 
DEFENSA AÉREA ARGENTINA
https://www.youtube.com/watch?v=uiUMpIrBOhQ
RELATO DEL ENTONCES SUBTENIENTE CLAUDIO OSCAR BRAGHINI, JEFE DE LA TERCERA SECCIÓN DE LA BATERÍA “B” DEL GRUPO DE ARTILLERÍA DE DEFENSA AÉREA 601 (GADA 601) DEL EJÉRCITO ARGENTINO
A la derecha CLAUDIO OSCAR BRAGHINI
Durante el combate del primero de mayo la RAF había reconocido la ubicación de las piezas de artillería antiaérea argentina., esto obligó a hacer un cambio de posición. Primero se realizó un reconocimiento de la zona, ya que el lugar por donde se debería transitar estaba sembrado de bombas beluga, que no habían estallado dado a la baja altitud de la que se lanzaron. 
Las piezas se debían trasladar a lo largo de 1,5 Km. y deberían estar en funcionamiento para las primeras horas del 2 de mayo. Si bien la distancia es corta, sólo se disponía de un tractor para remolcar 2 piezas Oerlikon Contraves de 35mm, de 6000 Kg. cada una, un radar Sky Guad de unos 5900 Kg., dos grupos electrógenos de campaña de 900 Kg. y 280 cajones de munición. Esto requirió un esfuerzo desmedido por parte del personal que se hallaba reducido a la mitad, ya que el resto del personal estaba en Puerto Argentino, no pudiendo ser trasladado, dado que los helicópteros de la Base Aérea Cóndor estaban ocupados en el helitransporte del RI 12 desde Puerto Argentino hacia Darwin. 
A pesar de todo la sección ya estaba operando con las primeras luces del día 2 de mayo. 
Para evitar la sorpresa del ataque enemigo del 1ro de mayo, se optó por trabajar en “alerta rojo” permanente, ya que la sección se encontraba a unos 80 Km. de Puerto Argentino y la característica del terreo posibilitaban a los Sea Harrier atacar a muy baja altura sin poder contar con la alerta temprana proveniente de los radares de vigilancia de Puerto Argentino.
En lo referente al personal, éste régimen de operación representaba un agotamiento físico extremo, que sólo se podía apalear con el descanso nocturno, el cual se veía permanentemente interrumpido por alertas provenientes de Puerto Argentino, el fuego naval de hostigamiento británico o por algún vuelo de reconocimiento detectado por el radar ELTA de la Fuerza Aérea ubicado cerca de la posición. Pero no había otra opción a pesar de no contar con el personal necesario para efectuar los relevos en los puestos de combate, ya que por las características de la situación no se puede descuidar la vigilancia aérea “ni por un minuto”, frase que no es retórica, sino producto de cálculos matemáticos. 
despues de la rendicion en ganso verde son soldados ingleses en el cañon de braghini
Un avión de combate, como el Sea Harrier, tiene una velocidad de ataque de entre los 250 y 300 metros por segundo. Teniendo en cuenta el alcance máximo del radar de exploración del director de tiro Sky Guard es de 16 Km. y suponiendo que no exista ningún tipo de desnivel en el terreno que provoque ángulos muertos o zonas ciegas de exploración, y que además el Harrier vuele a más de 50 m de altitud, éste sólo podría ser detectado a los 16 Km. El tiempo que volando a 300 m/s tarda en recorrer esta distancia es de 53,3 segundos (menos de un minuto); pero en este tiempo el Harrier estaría sobre la posición y sería demasiado tarde para combatirlo.
La distancia máxima desde la cual se puede abrir fuego sobre el aparato, es la de 4 Km. de distancia del director de tiro, siempre y cuando la “adquisición” y el seguimiento del blanco (avión) por medio del radar se haya iniciado, dos o tres segundos antes que la máquina enemiga alcance esta distancia. Así que los tiempos se ven reducidos de la siguiente manera: vuelo desde los 16 Km. hasta los 4 Km., 40 segundos, menos 3 segundos necesarios para la “adquisición y seguimiento” representan 37 segundos, y esto en condiciones ideales, que no eran precisamente las de Malvinas. 
Todo esto produjo un enorme desgaste e el personal que debía estar mirando la pantalla del radar con suma atención desde la mañana hasta entrada a la noche, lo mismo para los jefes de pieza y sirvientes de munición, que debían estar en su posición al la intemperie durante todo el día y con la rigurosidad del clima. 
Pero semejante régimen valió la pena el 4 de mayo a las 13:45 hs, se detectaron tres ecos en la pantalla del radar. Se hicieron todas las comunicaciones pertinentes.
Hércules Fuerza Aérea Argentina
El Subtte Braghini con su operador de pantalla del radar, el Cabo Primero Ferreyra permitieron la aproximación de los tres Harrier hasta una distancia de 5 Km. sin “adquirirlos”, de esta manera el enemigo no cuenta con una adquisición temprana y no puede lanzar un misil antirradar. En el monitor de TV apareció la imagen del Harrier aproximándose a gran velocidad en vuelo rasante. Braghini disparó la primer ráfaga, pero ésta dio en tierra, delante de la aeronave.
CLAUDIO OSCAR BRAGHINI
Los proyectiles explotaron delante de la trompa del aparato y éste se alejó inmediatamente haciendo maniobras evasivas en zig-zag. El Subteniente esperó a que el aparato se estabilizara y oprimió nuevamente el pulsador de fuego. La ráfaga lo tomó de lleno, provocó probablemente el estallido de sus depósitos de combustible y produjo el desprendimiento completo de su plano izquierdo. Envuelto en llamas, el Harrier, perdió horizontabilidad, levantó su trompa en forma exagerada, giró sobre su eje longitudinal y se precipitó a tierra. En el primer impacto el piloto fue despedido de su cabina junto con el asiento eyectable. Su paracaídas se abrió y quedó enredado en una alambrada.
Armamento argentino luego de la rendición
Los restos del avión convertidos en una bola de fuego, se elevaron nuevamente, pasaron sobre unas posiciones de infantería, produciendo quemaduras a dos soldados, y finalmente quedaron desperdigados sobre la cabecera de la pista (aeródromo de Darwin). Más tarde se encontró, aún sujeto a su asiento, el cadáver de su piloto, Teniente Nick Taylor de la Royal Navy. El Sea Harrier tenía la matrícula XZ – 450 y pertenecía al escuadrón 800. 
Mientras este avión se precipitaba a tierra, con el director de tiro se adquiría un segundo aparato, que arrojaba sus bombas para perder peso y poder alejarse de la zona. Se abrió fuego y se le ocasionó algún daño ya que se retiró dejando una extensa columna de humo. El tercer Harrier se alejó sin causar daño alguno. 

Restos de un Sea Harrier 

Restos de un Sea Harrier
En este segundo ataque se comprobó que el cambio de posición de la sección había sido provechoso, ya que este ataque vino en dirección opuesta al anterior, probablemente con la intención de atacar el material de defensa aérea en su anterior posición, para así poder operar lego con total impunidad. También fue acertado operar continuamente en alerta roja, ya que se comprobó que no se podría contar con un alerta temprana proveniente de Puerto Argentino debido a la distancia que los separaba. 
Oerlikon contraves de 35mm
Luego de este ataque la aviación enemiga sólo se limitó a hacer vuelos de reconocimiento, manteniéndose a distancia. Nuevamente en los días previos al avance terrestre se empeñó en ablandar las posiciones de infantería, empleando en esta oportunidad Chaff (partículas metálicas) para engañar el radar, pero sin éxitos, ya que siempre fueron recibidos por el nutrido fuego del GADA 601 del ejército y los cañones de 20 mm de la Fuerza Aérea ubicados cerca de la pista. Muchas veces los Harrier se alejaron de la posición con averías y en una oportunidad uno de ellos estalló en el aire a unos 5000 m de la posición, cayendo en el mar.
Oerlikon contraves de 35mm en el continente
A partir del 27 de mayo, se comenzó a recibir un nutrido fuego de artillería sobre la pista y también sobre las posiciones de infantería. El 28 luego de el bombardeo de artillería se comenzó a recibir el fuego de armas portátiles, pudiéndose ver por la noche la trayectoria de las balas trazantes. Desde la posición no se sabía a ciencia cierta qué ocurría en el frente. La artillería de campaña propia, a órdenes del Teniente Primero Chanampa que contaba con tres obuses Otto Melara 105 mm abrió fuego toda la noche y el día siguiente hasta agotar la munición. 
Foto: Artilleros argentinos abasteciendo un obus Otto Melara de 105mm. Guerra de Malvinas, 1982
El 28, por la mañana no se sabía que había ocurrido la noche anterior en Darwin, desde el puesto de comando de la Fuerza Aérea, se avisó que aviones propios atacarían a las tropas británicas. Minutos después aparecieron dos Pucará provenientes de Puerto Argentino, que descargaron sus armas a 4 Km. de la posición de las piezas de la sección del GADA 601, en un principio se pensó que habían errado el blanco, pero no era así, durante la noche los británicos habían sobrepasado las primeras líneas y estaban muy cerca de la posición. 
De inmediato se reinició el fuego de la artillería de campaña propia, reforzado por el de las coheteras de Pucará, montadas en forma ingeniosa por personal de la Fuerza Aérea sobre un tractor y en un caballete. Al poco tiempo se vieron bengalas en el horizonte y tropas desplegadas en formación en cadena al norte de Pradera del Ganso. No se sabía si era tropa propia que se replegaba o británicas que avanzaban. El sector por el que avanzaban tenía unos 2000 metros de largo por unos 700 de ancho, libres de obstáculos. 
La duda no tardó en desaparecer, ya que el personal de las piezas de artillería antiaérea de la Fuerza Aérea informó por radio que recibía fuego proveniente de armas portátiles, inmediatamente uno de las cañones de 35mm del GADA 601 del ejército abrió fuego sobre los ingleses, era el subteniente Braghini, que estaba junto al Cabo Rubina y el Cabo Gallo, que actuaban como sirvientes de munición, mientras los soldados acarreaban continuamente munición hacia la pieza. Los cañones bitubo, con una cadencia cada uno de unos 550 disparos por minuto, resultaron un arma terriblemente eficaz en el tiro terrestre, pues los cuerpos de los británicos que integraban el pelotón más próximo a la pista quedaron esparcidos en el terreno. Por la radio se escuchó al vicecomodoro Pedrozo (jefe de la FAA del lugar) decir ¡Muy bien GADA, sigan así, denle duro….! 
EL GADA 601 abriendo fuego contra la infantería británica. - Oerlikon contraves de 35mm abriendo fuego
Así se continuó tirando por bastante tiempo, siempre buscando la mayor concentración de tropas. Estos procuraban llegar hasta una quebrada o replegarse detrás de una colina. En una ráfaga el cañón quedó atascado por una vaina trabada en la recámara, ya que por la gran cantidad de munición que se estaba empleando, ésta empezó a entrar sucia con tierra y pasto, como consecuencia del fragor del combate. El Cabo Gallo, se encargó de desatascar la vaina. Este breve lapso de uno o dos minutos, permitió a los británicos llegar hasta una escuelita distante a unos 800 m del cañón.
Repentinamente se oyó un silbido agudo, proveniente de un proyectil de mortero, los hombres se cubrieron con la estructura de lapieza, pero el proyectil cayó a unos 300 m de la posición. Poco después los Sargentos Ayudantes Tarditi y Fernandez informaron que veían fogonazos de armas portátiles provenientes de la ventana de la escuelita. Braghini apuntó el cañón sobre la base de la estructura de dos pisos. Pedazos completos de ella desaparecieron al hacer impacto los proyectiles y se incendió luego. También recibió un impacto directo de una de las piezas de 105 mm de la artillería de campaña. Minutos después sólo quedaba de ella, parte de la estructura metálica y las cañerías, el resto que era de madera, había sido consumido por las llamas. 
Oerlikon contraves de 35mm abriendo fuego
Entre tanto, los tiros de mortero se acercaban cada vez más a la posición. Braghini ordena a sus hombres tomar cubierta, pero el Cabo Primero Di Salvi responde “no se preocupe mi Subteniente, tiran como la mona, están pegando en el mar”. Los británicos intentaban rodear la posición para atacar por el flanco y la retaguardia. Uno de los proyectiles se incrusta en el panel del grupo electrógeno dejando sin energía a la pieza. Se podría haber continuado manualmente haciendo fuego de superficie, pero esto no habría sido efectivo en caso de un ataque aéreo. Por lo tanto Braghini ordena a sus hombres que se dirijan hacia la otra pieza para mover su grupo electrógeno de unos 900 Kg. que había que mover nos 100m cuesta arriba y empujándolo los propios hombres ya que no se podía contar con el tractor.
Foto: Batalla de Monte Longdon, tres paracaidistas británicos mueren por la explosión de un obus de cañón argentino FM Czekalski de 105 mm
El avance enemigo por el norte había sido frenado, pero como respuesta habían intensificado el fuego de mortero sobre la posición. Mientras se intentaba sin mucho éxito mover el grupo electrógeno alguien gritó “¡a tierra!”, el impacto dio a unos 5 m de la pieza que se había estado utilizando hacía unos instantes. Como ya no quedaba nadie en esa pieza, la explosión sólo produjo daños materiales. Perforando parte de la estructura del cañón y el grupo electrógeno. Ante la imposibilidad de hacer uso del cañón Braghini ordenó al personal tomar cubierta en sus pozos, cuando estaban haciendo esto un Harrier arrojó una bomba “beluga” sobre el cañón que ya se encontraba fuera de servicio. Su puntería fue mala. La mitad del ramillete cayó en el mar y el resto en la costa a unos 80 m de la pieza. 
Oerlikon contraves de 35mm 
Cañón Oerlikon Contraves de 35mm que derribó un Sea Harrier de la Royal Navy, un Harrier de la RAF, y detuvo el avance de dos companías de paracaidistas, provocándole grandes bajas, que incluyeron al comandante de la companía "C", Mayor Hugh Jenner, herido en acción. 
Una publicación británica comentó al respecto “En el sitio más alejado de Goose Green, una estrecha lengua de tierra que avanza hacia el este, había unos cañones dirigidos por radar que llevaban todo el tiempo acosando al Regimiento 2 de Paracaidistas; cuando por fin dejó de llover Keeble organizó una incursión aérea con los Harrier.
Tres Harrier aparecieron rugiendo sobre el oeste lanzando paquetes de bombas antipersonales que estallaron con fuerza estremecedora. Después de esto – comenta Keeble- disminuyó notablemente la intensidad de la batalla. Entonces tuve por primera vez la sensación que habíamos ganado, de que contábamos con la victoria. Estaban rodeados, era como la última resistencia del General Custer” (1). 
Este ataque evidencia los daños ocasionados a los británicos, ya que se vieron obligados a utilizar aviones Harrier, para bombardear una pieza aislada, blanco normalmente poco rentable. 
(1) The Sunday Times insight Team “Una cara de la moneda – La guerra de las Malvinas” Editorial Hispanoamérica. Buenos Aires, 1983, Pag 342. 
Bibliografía: 
- Malvinas: Relatos de soldados. Biblioteca del suboficial Volumen Nº154, pag 144 – 150.

En la foto: de derecha a izquierda, soldado, Daniel Diarte, Sargento 1º Pascual Blanco, teniente Alejandro Dachary, soldado Alberto LLamas. - Foto: Malvinas por Siempre
  • "El día del fallecimiento de Alejandro, me encontraba en mi posición de Monte Longdon cuando escucho el sonido de un avión grande muy diferente al del Harrier o a los aviones propios, las nubes estaban bajas no podía ver que tipo de avión era, pero me di cuenta que volaba bajo y recto hacia la pista de aterrizaje. En un momento dado desde tierra comienza a disparar una batería de artillería; los disparos se pierden al cruzar las nubes, no puedo ver si hay impacto. Inmediatamente dos misiles lanzados por el avión cruzan las nubes y van recto hacia la batería de tiro.....hacen impacto, se producen una llamaradas y después silencio....En ese momento pense ¿a quien se la habrán dado? Quince minutos después me llama el Mayor Carrizo y textualmente me dice -Sergio, tu hermano esta herido y bastante grave....ándate al pueblo-.  Para ir al pueblo había dos caminos uno de ripio por el Murrell, constantemente batido por la artillería enemiga y otro paralelo mucho mas a cubierto que protegían mucho de los impactos. mi pregunta fue.....mi Mayor ¿Alejandro esta herido de gravedad o muerto? ....ya falleció fue la respuesta. Los dos misiles había impactado en la caseta de tiro de Alejandro, matándolo instantáneamente junto con el Sargento Blanco y dos conscriptos mas. Fue enterrado en el cementerio de Puerto Argentino y luego trasladado al de Darwin....Recuerdo que cuando nos encontrábamos comentábamos de la familia, de como estaba la situación, el era sumamente optimista, ( no juegues al héroe Sergio eran sus palabras) siempre le dejaba algo de comer porque ellos andaban "cortos" y cada vez que le dejaba algo, Alejandro repetía una y otra vez la misma orden "Blanco haga formar la gente que repartimos".
Un día conseguí una botella de cognac (tesoro inapreciable en esas circunstancias) le dije....."esta te la guardas para vos" quédate tranquilo hermano que esta me la guardo. Subo al camión y al darme vuelta veo a los conscriptos formando fila con el jarrito en la mano. Ese era mi hermano. 
Bueno, espero que estas reflexiones lleven un poco mas de claridad sobre el comportamiento de todos aquellos que tuvimos en la Defensa de Puerto Argentino. 
Fuente: Relato del teniente 1º Sergio Dachary M.I. (Hermano del Teniente A ALEJANDRO DACHARY) en FACEBOOX























RÁPIDA CRONOLOGÍA DE LA GUERRA 
La rápida y enérgica reacción del Reino Unido de Gran Bretaña sumada al fracaso de las negociaciones para evitar un enfrentamiento armado, llevaron a la Guerra de Malvinas. La relación en el poder de combate, condujo a una inexorable derrota de las fuerzas que defendían las Islas.
La confirmación de un cerco estratégico operacional que se inició con la zona de exclusión (bloqueo submarino), conformado por Gran Bretaña el 12 de abril y que culminó con un cerco táctico alrededor de Puerto Argentino el 14 de junio, decidió el resultado de la batalla.
Las fuerzas terrestres argentinas que fueron empeñadas en la defensa, debieron combatir aisladas, sin superioridad aérea, sin movilidad y con serios problemas logísticos.
Sin embargo la lucha se inició el 1ro de mayo a la madrugada, duró un mes y medio, a pesar de la abrumadora superioridad británica.
En esa resistencia, más allá de lo razonable, mucho tuvo que ver la artillería antiaérea argentina como explicaremos a continuación:
1. La Task Force, como se llamó a la fuerza de tareas británicas, llegó al Atlántico Sur con sus primeros elementos alrededor del 20 de abril y luego durante la campaña fue permanentemente reforzada, llegando a tener en los primeros días de junio los siguientes medios:
2 Portaaviones
6 Submarinos
36 Buques de Guerra
25 Buques Auxiliares
45 Buques logísticos y de transporte de tropas
36 Aviones Harrier
110 Helicópteros
Fuerza de desembarco: 2 Cdos Br y formaciones - 7 Unidades de nivel batallón
2. La Flota británica siempre protegida por una impresionante cobertura antiaérea, logró en los primeros días de mayo un dominio casi absoluto de las aguas alrededor de las Malvinas, sin necesidad de desgastarse librando una batalla naval.
Skyhawk
3. La Fuerza Aérea Argentina equipada con poderosos aviones de combate como los Mirage, los Daguer y los Skyhawk, al no haberse podido prolongar la pista de aterrizaje en la Isla Soledad, debían operar desde sus bases en el continente, al igual que la Aviación Naval con sus Super Etendart y sus A4C. Aún con reabastecimiento en vuelo, la autonomía de los aviones argentinos no era suficiente para sobrevolar las Islas y combatir contra los Harriers y mucho menos poder llegar al corazón de la flota británica, situada bien al Este del Archipiélago.
Skyhawk
En consecuencia, a partir del 1ro de mayo, los Sea Harrier dominaban sin interferencias el espacio aéreo de Malvinas por encima de los 6000 mts.
harrier
4. La situación descripta imponía también al Sistema de Defensa Aérea argentino una severa limitación: la de no disponer de caza interceptora, primer escalón esencial en este tipo de sistemas. La Defensa Aérea argentina quedaba reducida entonces, sólo a sus cañones y misiles antiaéreos de baja altura (hasta 6.000 mts), de los cuales los únicos en aptitud de operar las 24 hs y en cualquier condición meteorológica eran los Cañones de 35 mm Oerlikon y la Unidad de Fuego Roland.
lanza misiles Roland
5. Otra importante limitación del Sistema de DA argentino fue la falta de movilidad de sus medios más modernos y eficaces, los que al enterrar su parte inferior en la turba, sólo podían ser movidos para cambiarlos de posición con el auxilio de un helicóptero tipo Chinook, de los cuales solamente había 2/3 disponibles en toda la Defensa para una gran cantidad de misiones. Ello incrementó la vulnerabilidad de las armas antiaéreas y dejó sectores de la posición sin protección, por ejemplo las posiciones de los Regimientos de Infantería situados al O de la localidad, Unidades que carecían también de misiles portátiles del tipo Blow Pipe O Stinger.
Oerlikon contraves de 35mm 
6. Al iniciarse las hostilidades el sábado 1ro de mayo con el ataque aéreo a la pista de aterrizaje, a la Fuerza de Tareas británica se le presentaba un panorama muy favorable. Si se inutilizaba la pista donde podían aterrizar los aviones Hércules C - 130, se cortaba el único cordón umbilical que unía las Islas con el continente y en consecuencia el bloqueo sería total.
Aún fracasando en ese objetivo, los Sea Harriers serían en los días subsiguientes, una poderosa armada junto con los cañones de los buques de guerra, para desgastar y debilitar rápidamente a la Defensa, destruyendo sus medios más importantes (artillería, aviones Pucará, helicópteros, embarcaciones, puestos de comando e instalaciones logísticas). En esas condiciones, los argentinos tendrían que capitular quizás sin necesidad de recurrir a acciones terrestres.
Hércules C - 130
7. Sin embargo, en ese primer día de combate, los medios aéreos británicos no sólo no pudieron dejar inoperable la pista de Puerto Argentino, sino que además recibieron un fuego antiaéreo de tal magnitud y eficacia que ponía en serio peligro la supervivencia de los Harriers, principal arma de defensa aérea de su flota. Ello se ratificó cuatro días después con el derribo de uno de los Harriers que atacaron por segunda vez el aeródromo de campaña de Darwin.
Harrier
8. A partir de esas primeras acciones, el hostigamiento a la Defensa se basó casi exclusivamente en los cañoneos nocturnos de fragatas y destructores británicos sobre las posiciones argentinas, mientras los Harriers patrullaban a gran altura las Islas, fuera del alcance de cañones y misiles en función de reconocimiento y defensa aérea. Excepcionalmente entraban en el alcance de las armas antiaéreas argentinas y cuando se atrevieron a hacerlo sufrieron sensibles pérdidas.
Harrier
9. Puede surgir naturalmente la pregunta acerca de los factores que motivaban tal eficiencia antiaérea en un contexto de notorio desequilibrio estratégico táctico y técnico de las fuerzas que se entrenaban.
Un primer factor a considerar es la gran calidad del material antiaéreo de baja altura "todo tiempo" que poseía como dotación el GADA 601 y de los radares de largo alcance de la FAA y del EA.
Estos dos radares operando en forma complementaria y turnándose casi siempre, fueron un valiosísimo medio de "alerta temprana" para toda la defensa. Fueron los únicos "ojos" de la defensa.
Radar de largo alcance Alert MK II usado en las islas Malvinas
La calidad de los materiales no hubiera sido suficiente si no se hubiera organizado, como se hizo, un Sistema Conjunto de Defensa Aérea (CIC-PCDA-Unidades de fuego), con los medios disponibles en la Isla de las tres Fuerzas. Es el segundo factor.
Por último, un tercer factor, fue la excelente capacitación de los jefes de sección, jefes de pieza y operadores de directores de tiro y de radar de todas las unidades de fuego, lograda a través de cursos y ejercitaciones desarrolladas los años anteriores al conflicto.
10. La artillería antiaérea argentina obtuvo durante la campaña, el derribo cierto (no se cuentan los no comprobados) de nueve aviones Harriers y como consecuencia de su acción disuasiva, logró mantener la pista de aterrizaje de Puerto Argentino operable hasta el último día de combate . 
Prisioneros de guerra argentinos - Port Stanley.
Además de demostrar eficiencia en el fuego antiaéreo, fue empleada en tres momentos cruciales de la batalla en misiones de fuego terrestre contra infantería enemiga; el 28 de mayo en Pradera de Ganso (3/B/601, el 14 de junio en la Península de Camber contra "fuerzas especiales" británicas (B/101) y el mismo día sobre las alturas de Wirless Ridge (1/B/601) ocupadas por un batallón de paracaidistas británico.
Guerra de las Malvinas
Guerra de las Malvinas mapa línea de tiempo
Mapa delineando la reconquista británica de las islas
Fecha2 abril a 14 junio, 1982 [ 1 ] [ 2 ]
(2 meses, 1 semana y 5 días)
UbicaciónIslas Malvinas , Georgias del Sur y las Islas Sandwich del Sur y sus alrededores mar y el espacio aéreo
Resultado
Victoria británica
Los beligerantes
 Reino Unido Argentina
Comandantes
Muertes y pérdidas
3 civiles muertos por los bombardeos británicos
11. Cuando se produce la capitulación, a mediodía del 14 de junio la situación del GADA 601(+) era la siguiente:
Personal
Muertos: 1 oficial, 2 suboficiales y 6 soldados
Heridos: 1 oficial, 6 suboficiales y 25 soldados
Prisioneros: 33 hombres de la 3/B/601 en Pradera del Ganso
Material
1 director de tiro Skyguard de la 1/A/601 destruido por un misil antirradar el 03 de junio
2 cañones de 35 mm y 1 director de tiro de la 3/B/601inutilizados el 03 Jun
1 radar de vigilancia Alert fuera de servicio por cañoneo naval el 13/14 Jun
Munición
Suficiente para seguir cumpliendo la misión.
Combustible
Insuficiente para hacer funcionar todos los grupos electrógenos.
Despliegue
Todas las secciones mantenían su posición excepto la 1/B/601 y la B/101 que recibieron la orden de repliegue sobre Puerto Argentino el 14 de junio a las 09:00 hs.
Ultima orden recibida
Proteger el repliegue del BIM5, Unidad que era sobrevolada por helicópteros enemigos durante su movimiento hacia la localidad.
Cementerio Argentino de Darwin en las Islas Malvinas

El cementerio militar británico en San Carlos en la Isla Soledad
Se procedió a inaugurar una obra majestuosa que reflejó el recuerdo hacia quienes combatieron en el Sur:un monumento a los veteranos antiaéreos del Ejército emplazado a la entrada de la Unidad. (Año 2011) -
Uno de los momentos emotivos de la ceremonia, fue la presencia del sargento músico Omar Tabarez, quien volvió a tocar, como lo hizo en las Islas Malvinas, el minuto de silencio para el teniente Alejandro Dachary,el sargento primero René Blanco, el soldado Oscar Daniel Diarte,y el soldado Alberto Lamas, quienes cayeron en el trascurso del ataqueo áereo ingles, en las islas Malvinas. 

Armas argentinas desechados en Port Stanley
El GADA 601 en Malvinas
El Grupo de Artillería de Defensa Aérea 601 es una unidad veterana de la Guerra de Malvinas. Operó desde los inicios de las operaciones, siendo movilizada desde su base natura en Mar del Plata hacia las islas en Abril para defender el aeropuerto de Puerto Argentino. Aquí se aprecian fotos personales de sus integrantes durante la recuperación de Malvinas.

Saliendo de Mar del Plata




El viaje





Arribo a las islas




En distintos lugares de las islas









En Moody Brook





http://www.laperlaaustral.com.ar/contenidos/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=54&Itemid=130
http://www.soldadosdigital.com/2009/156-junio/nota_mardelplata.htm
http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/4137761/Batalla-de-Darwin-Goose-Green.html
http://fdra-malvinas.blogspot.com.ar/2013/11/ea-el-gada-601-en-las-islas.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario