AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VIDEOS SOBRE EQUIPO MILITAR, ARMAS BLANCAS Y ARMAS DE FUEGO, VIDEOS DOCUMENTALES DE LAS GUERRAS MUNDIALES, BATALLAS, HISTORIA UNIVERSAL, HISTORIA ARGENTINA, DERECHOS HUMANOS, VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS, DE TODAS LAS ÉPOCAS Y BANDAS SONORAS DE PELÍCULAS BÉLICAS, SUPERVIVENCIA, SOCORRISMO, SEGURIDAD INDUSTRIAL.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba"

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

From the Trench of the Good Fight in Argentina. An Enbrance in God and the Homeland.

12 de agosto de 2016

LA RECONQUISTA DE BUENOS AIRES el 12 de Agosto de 1806.

12 de agosto "Día de la Reconquista de la Ciudad de Buenos Aires"

"UNA RECONQUISTA TAN GLORIOSA QUE PUEDE COMPETIR CON LOS MÁS SUBLIMES HECHOS DEL GRANDE BONAPARTE".
La Reconquista de Buenos Aires ( español : La Reconquista de Buenos Aires ) es un retrato argentina por Charles Fouqueray en 1909. Representa la victoria de Santiago de Liniers contraWilliam Carr Beresford durante la primera de las invasiones inglesas del Río de la Plata , y la liberación subsiguiente de Buenos Aires del dominio británico. Se hizo en la proximidad de laArgentina del Centenario .
LA RECONQUISTA DE BUENOS AIRES
Ante la inmovilidad de las autoridades virreinales, los vecinos de la ciudad, criollos y españoles por igual, comenzaron a armarse para defenderse por sus propias manos. Se organizaron varios grupos clandestinos que planeaban atacar el Fuerte, residencia temporal de Beresford, con explosivos caseros. 
Martín de Álzaga, el rico comerciante español de notoria actuación durante las Invasiones Inglesas.
Estos movimientos tuvieron el apoyo de los monopolistas como el rico y poderoso comerciante español Martín de Álzaga, que se veían severamente perjudicados con el libre comercio decretado por el representante de Jorge III de Inglaterra (y que fuera aprobado por este soberano cuando los británicos ya no gobernaban el Río de la Plata).
Invasiones Inglesas
A fines de julio partieron unos 450 hombres comandados por José Ignacio Garmendia y Alurralde desde Tucumán. Al llegar a Santiago del Estero, recibieron una comunicación del virrey pidiendo que una compañía fuera a marcha forzada para llegar cuanto antes a Buenos Aires. Salvador Alberdi, a cargo de unos doscientos hombres, fue el encargado de hacerlo.
Juan Martín de Pueyrredón
Juan Martin de Pueyrredon.jpg

6.° Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata
9 de julio de 1816-9 de junio de 1819
PredecesorAntonio González Balcarce
SucesorJosé Rondeau

Información personal
Nacimiento18 de diciembre de 1777
Buenos AiresBandera de España Virreinato del Río de la Plata
Fallecimiento13 de marzo de 1850 (72 años)
Buenos AiresFlag of Argentina.svg Argentina
Lugar de sepulturaCementerio de la Recoleta
NacionalidadArgentina
Creencias religiosasCatólica
Familia
Hijos
Educación
Alma máter
Información profesional
OcupaciónMilitar
Rango
El 1 de agosto una guerrilla amparada por Martín de Álzaga en los Caseríos de Perdriel, fuera del casco urbano (la actual Chacra Pueyrredón, en el partido de General San Martín),16 dirigida por Juan Martín de Pueyrredón, fue derrotada por una fuerza inglesa de 550 hombres. Pero la mayor parte de las tropas quedaron intactas para reconquistar la ciudad.
Plano del movimiento de las fuerzas durante la Reconquista.
Antes de que los rebeldes porteños pudieran llevar a cabo su plan, nuevas tropas arribaron a Buenos Aires: estaban comandadas por Liniers, que había abandonado su posición en Ensenada y cruzado el Plata para organizar las tropas para la reconquista. Desde Montevideo, y con la ayuda de Pascual Ruiz Huidobro, gobernador de esa ciudad.
Pascual Ruiz Huidobro
Pascual Ruiz Huidobro.jpg

Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg
7º. Gobernador de Montevideo
1804 - 3 de febrero de 1807
MonarcaCarlos IV de España
PredecesorJosé de Bustamante y Guerra
SucesorSamuel Auchmuty, y luego,John Whitelocke (desde el 10 de mayo de 1807, siendo amboscomandantes británicos de la ciudad de Montevideo)
Francisco Javier de Elío (al mando de la repuesta gobernación de Montevideo desde el 9 de septiembrede 1807)

Información personal
Nacimiento1752
OrenseReino de Galicia Flag of Cross of Burgundy.svgCorona de España
Fallecimientomarzo de 1813
MendozaVirreinato del Río de la Plata Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Imperio español
NacionalidadEspañola
Información profesional
OcupaciónMilitar y gobernante colonial
EL FRANCÉS Santiago de Liniers 
ORGANIZÓ UN EJÉRCITO QUE PARTIÓ EL 23 DE JULIO PARA COLONIA Y EL 3 DE AGOSTO FUE EMBARCADO EN UNA FLOTA DE 23 NAVES HACIA BUENOS AIRES PARA INICIAR LA RECONQUISTA..
Cruzó el Río de la Plata aprovechando una sudestada, tempestad que dejó inmóviles a los buques británicos y en medio de la niebla. Avanzando desde el Puerto de las Conchas, en Tigre, se sumaron a este ejército miles de hombres entusiasmados.
La Reconquista de Buenos Aires
El 12 de agosto, Liniers avanzó sobre la ciudad desatando una batalla campal en distintas calles de Buenos Aires, hasta acorralar a los británicos en el Fuerte de la ciudad. Primero fue tomada la Iglesia de la Merced, ubicada a pocos metros de la Plaza Mayor, y desde el atrio del templo se lanzó la ofensiva al Fuerte. También salieron a la calle centenares de voluntarios organizados y entrenados por Álzaga. Cerca de doscientos prisioneros ingleses fueron custodiados y llevados por las tropas de Garmendia hasta la ciudad de Tucumán, que debía encargarse de alojar, alimentar y custodiar.
Capitán de Fragata Don Santiago de Liniers
LA RENDICIÓN
BERESFORD SE RINDIÓ Y FIRMÓ LA CAPITULACIÓN EL 20 DE AGOSTO, EN LA QUE SE ACORDABA EL INTERCAMBIO DE PRISIONEROS ENTRE AMBOS BANDOS.
Temiendo un segundo ataque, el Cabildo presionó para que los prisioneros británicos fueran enviados al interior, anulando así los términos de la rendición.
Retomada la ciudad, la Real Audiencia de Buenos Aires asumió el gobierno civil y decidió entregar la Capitanía General a Liniers. 
En La Reconquista ocurre el episodio de Manuela Pedraza, "la tucumanesa" (así la llama Liniers), mujer de un cabo de asamblea: entró a la plaza con su marido, mató con sus manos al primer inglés que tuvo al alcance, y apoderándose de su fusil siguió la lucha entre los "tiradores". Liniers la recomendó al rey, y Carlos IV la hizo subteniente de infantería con uso de uniforme y goce de sueldo.
Asimismo, la corona española le agregó el título "La muy fiel y reconquistadora" a la ciudad de Montevideo y en el escudo de dicha ciudad se agregaron banderas británicas caídas, indicando la derrota de los británicos frente a Montevideo. Popham fue juzgado por una corte marcial británica por haber abandonado su misión en Cabo de Buena Esperanza pero su castigo se limitó a ser "severamente amonestado". La ciudad de Londres le otorgaría luego una espada de honor por sus esfuerzos por abrir nuevos mercados; la sentencia nunca llegó a afectarlo.
John Whitelocke, retrato publicado en 1808.
CREACIÓN DE LAS MILICIAS URBANAS
Tras la capitulación de Beresford y ante la posibilidad de una nueva invasión, Liniers emitió el 6 de septiembre de 1806 un documento instando al pueblo a organizarse en cuerpos separados según su origen. Este documento contenía una proclama acerca de la creación de diversos cuerpos urbanos, y una segunda orden de convocatoria fue emitida el 9 de septiembre. La mayor parte de los hombres adultos se enlistó como miliciano de alguno de los diferentes cuerpos y regimientos que se organizaron.
Santa Elena Bandera regimiento (o 95o Regimiento de Fusileros de la bandera ) capturados por el Virreinato del Río de la Plata tropas durante la segunda invasión británica en 1807 y ofrecido por el virrey Santiago de Liniers, en agradecimiento por la victoria, a Nuestra Señora del Rosario en la iglesia de Santo Domingo, en Córdoba, Argentina 
El Comandante General de Armas logró agrupar una fuerza popular a la que se le sumaban las tropas veteranas, de menor tamaño, formando un ejército de infantería, caballería y artilleros:
(...) Vengan, pues, los invencibles cántabros, los intrépidos catalanes, los valientes asturianos y gallegos, los temibles castellanos, andaluces y aragoneses; en una palabra, todos los que llamándose españoles se han hecho dignos de tan glorioso nombre. 
La Reconquista
Vengan, y unidos al esforzado, fiel e inmortal americano, y a los demás habitadores de este suelo, desafiaremos a esas aguerridas huestes enemigas que, no contentas con causar la desolación de las ciudades y los campos del mundo antiguo, amenazan envidiosas invadir las tranquilas y apacibles costas de nuestra feliz América.
Basílica de Nuestra Señora del Rosario. Fotografía a fines del siglo XIX, con la fachada ya remodelada por Plou, pero sin el Mausoleo a Belgrano.
Ya tienen más de dos siglos y siempre en ese lugar: la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, en calle Defensa y avenida Belgrano en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.
El Fuerte Barragán, que sirvió de punto de defensa contra las invasiones inglesas de 1806
En el marco de madera que las contiene, las cuatro llevan una leyenda similar: 
  • “Trofeo de la Reconquista de Buenos Aires en 1806”. 
Una “ondeó en el asta del Retiro”. Otras dos eran del primer y segundo batallón del Regimiento 71 Highlanders. Y la última perteneció a la Infantería de la Guardia de Mar. 
SEGUNDA INVASIÓN INGLESA A BUENOS AIRES - LOS INGLESES INTENTARON RECUPERARLAS SIN ÉXITO EN 1807


Las cuatro banderas inglesas son el mayor símbolo de un enfrentamiento que no sólo expulsó a un invasor sino que, según creen algunos historiadores, también sirvió para que en estas tierras se empezara a pensar en soltar amarras del imperio español para gestar un país libre y soberano.
La entrega de las banderas la realizó el propio Santiago de Liniers, una figura de la Reconquista, el 24 de agosto de 1806, apenas doce días después de la rendición de los invasores. El hecho fue saludado con triple salva de artillería. Aquello tenía una razón.
Invasiones Inglesas
En el lapso en que Buenos Aires estuvo en manos de los ingleses, hubo un hecho importante: el 1° de julio de 1806 se prohibió la ceremonia del culto al Santísimo Sacramento. Por eso Liniers prometió que si recuperaba la ciudad, ofrendaría a esa Virgen las banderas que le capturara al enemigo. 
Casa de Liniers en Buenos Aires
Pero tanto la iglesia como el Convento de Santo Domingo, que está en ese lugar, no sólo se asocian a ese hecho histórico, sino que también tienen su protagonismo en julio de 1807, cuando los ingleses vuelven a intentar adueñarse de Buenos Aires. El área de los mayores combates de resistencia fue justamente esa zona que hoy se encuadra entre las calles Balcarce, Venezuela, Perú y avenida Belgrano. Las banderas también estuvieron en el centro de la escena. 
Museo en la antigua casa de Liniers, en Alta Gracia , Córdoba .
El convento había sido tomado por tropas que comandaba el general Craufurd y donde participaba el teniente coronel Dennis Pack, un veterano de la primera invasión y miembro del regimiento 71.
Tras la derrota de 1806, Pack había jurado no volver a empuñar armas contra las fuerzas de Buenos Aires. Rompiendo su promesa, había vuelto para recuperar las banderas. Otra vez fracasó.
Basílica de Nuestra Señora del Rosario
Monumento Histórico Nacional
Basílica del Rosario (Buenos Aires).JPG
TipoBasílica
AdvocaciónNuestra Señora del Rosario
UbicaciónBandera de Argentina Buenos AiresArgentina
Coordenadas34°36′47″S 58°22′17.9″O


Coordenadas34°36′47″S 58°22′17.9″O (mapa)
Uso
CultoIglesia católica
DiócesisArquidiócesis de Buenos Aires
OrdenDominicos
Arquitectura
Construcción1751 - 1856
Estilo arquitectónicoNeoclacisismo
EL COMBATE EN LA IGLESIA FUE DURÍSIMO
Los defensores de la ciudad disparaban desde Defensa y Moreno, donde estaba la casa de Francisco de Telechea. Las marcas de los cañonazos (fueron rellenadas con bolas de madera, simulando la munición real) todavía se ven en la torre izquierda de la iglesia, la única que había entonces.
Tras la rendición de los invasores, las banderas quedaron en su lugar. Y el regimiento 71 Highlanders sigue desfilando sin su símbolo. 
El Tercio de Gallegos, conocido también como: Batallón de Voluntarios Urbanos de Galicia, Tercio de Voluntarios Urbanos de Galicia, Batallón de Galicia o Batallón de Voluntarios de Galicia, fue una unidad miliciana de infantería creada el 17 de septiembre de 1806 con voluntarios nacidos en Galicia residentes en Buenos Aires. Fue creado a causa de la primera de las Invasiones Inglesas al Virreinato del Río de la Plata y fue disuelto en enero de 1809 por su participación en la Asonada de Álzaga. Su primer jefe fue el ingeniero militar Pedro Antonio Cerviño oriundo de Campo Lameiro, Pontevedra.
En el recupero de la iglesia y del convento fue clave la actuación de un grupo conocido como “el tercio de Gallegos”, un regimiento de voluntarios que supo comandar Pedro Antonio Cerviño. La séptima compañía de ese grupo, al mando de Bernardo Pompillo, fue la que logró la rendición de Craufurd. Desde 1893, una calle en Boedo lleva el nombre de Tercio de Gallegos en homenaje a esos héroes que pelearon por Buenos Aires. 
El Tercio tenía dos banderas: la bandera "coronela" ostentaba de un lado el escudo real ornado de laurel y olivo; del otro lado el estandarte mostraba la Cruz de Santiago, de gules.
LA BASÍLICA SE EMPEZÓ A CONSTRUIR EN JUNIO DE 1751 Y EN 1942 FUE DECLARADA MONUMENTO HISTÓRICO NACIONAL.
Diseñada por el arquitecto italiano Antonio Masella, en su torre izquierda luce una veleta con la imagen de un gallo. En la otra, agregada años después, la veleta muestra la figura de un perro. 
El templo a mediados del siglo XIX, por Charles Pellegrini.
LA BASÍLICA DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO Y CONVENTO DE SANTO DOMINGO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
Es un templo católico ubicado en el barrio de Monserrat que data de mediados del siglo XVIII y fuera declarado Monumento Histórico Nacional en 1942. Cuando el 2 de julio de 1807 los ingleses intentaron apoderarse de Buenos Aires durante la segunda de las Invasiones Inglesas, el convento fue sitio de un importante episodio.
El Fuerte Barragán, que sirvió de punto de defensa contra las invasiones inglesas de 1806
Esto es porque pertenece a la orden de los Dominicos. Y surge de la denominación Dominis canis, algo que en una traducción simple puede definirse como “los perros guardianes del Señor”. 
Por supuesto que ese lugar y esos hechos no son la única referencia que la Ciudad tiene en relación con aquellas invasiones y la reconquista y defensa que hicieron los habitantes locales. 
Esta es una foto de la bandera original, que se conserva en el Museo Histórico Nacional de Buenos Aires
Entre muchas otras puede mencionarse la que alude al recorrido que hicieron los ingleses para llegar a Buenos Aires después de desembarcar en Quilmes (en 1806) y en Ensenada (en 1807). Uno de los cruces que usaron para vadear el Riachuelo fue el llamado “Paso de Burgos”, en el barrio de Pompeya. Pero esa es otra historia. 
Por Eduardo Parise  - Invasión, Reconquista, Defensa de Buenos Aires (1806 – 1807)
Fuente: Diario Clarín 24/12/2012
12 de agosto "Día de la Reconquista de la Ciudad de Buenos Aires"
RESUMEN
El 25 de junio de 1806 más de mil quinientos ingleses desembarcaron en la costa de la actual ciudad de Quilmes con el fin de invadir Buenos Aires. Las disposiciones defensivas del virrey Sobremonte resultaron una burla para el avance del general William Beresford, quien encabezaba la expedición inglesa. Cuando las tropas británicas cruzaron el Riachuelo, Sobremonte huyó hacia Córdoba y Buenos Aires quedó bajo gobierno inglés durante casi dos meses.
12 de agosto "Día de la Reconquista de la Ciudad de Buenos Aires"
Mientras tanto, desde Montevideo, el capitán de navío Santiago de Liniers organizaba las fuerzas para reconquistar Buenos Aires. La expedición al mando de Liniers salió el 3 de agosto. En su trayecto, fue sumando más milicias, algunas de ellas de los desbaratados intentos previos de reconquistar la ciudad. El 10 de agosto, desde los Corrales de Miserere (hoy Plaza Miserere), Liniers intimó a Beresford a rendirse, dándole un plazo de quince minutos. El general inglés respondió que defendería su posición. Pronto empezaría el combate. El 10 de agosto las tropas al mando de Liniers derrotaron a la guarnición inglesa del Retiro, y al amanecer del 12, entraron por las actuales calles Reconquista, San Martín y Florida. La lucha alcanzó entonces una ferocidad inusitada y los ingleses fueron forzados a retroceder hacia el Fuerte, donde no tardarían en rendirse. Transcribimos a continuación la nota de intimación que enviara Liniers al jefe invasor y la respuesta de éste, así como un fragmento donde Liniers recuerda la participación popular en la defensa de Buenos Aires.
Intimación de Santiago de Liniers a Guillermo Carr Beresford
Fuente: Ignacio Núñez, Noticias históricas, Tomos I, Editorial Jackson, Buenos Aires, 1953, págs. 73-74.
12 de agosto "Día de la Reconquista de la Ciudad de Buenos Aires"
Exmo. Señor:
Don Guillermo Carr Beresford
La suerte de las armas es variable; hace poco más de un mes que Vuestra Excelencia entró en esta capital, arrojándose con un cortísimo número de tropas a atacar una inmensa población, a quien seguramente faltó más la dirección que el valor para oponerse a su intento, pero en el día, penetrada del más alto entusiasmo por sacudir una dominación que le es odiosa, se halla pronta a demostrarle que el valor que han mostrado los habitantes del Ferrol, de Canarias y de Puerto Rico, no es extraño a los de Buenos Aires. Vengo a la cabeza de tropas regladas muy superiores a las del mando de Vuestra Excelencia y que no les ceden en instrucciones y disciplina. Mis fuerzas de mar van a dominar las balizas y no le dejarán recursos para emprender una retirada. La justa estimación debida al valor de Vuestra Excelencia, la generosidad de la nación española y el horror que inspira a la humanidad la destrucción de hombres, meros instrumentos de los que con justicia o sin ella emprenden la guerra, me estimulan a dirigir a Vuestra Excelencia este aviso, para que impuesto del peligro sin recurso en que se encuentra, me exprese en el preciso término de quince minutos, si se halla dispuesto al partido desesperado de librar sus tropas a una total destrucción o al de entregarse a un enemigo poderoso.
Nuestro Señor guarde a Vuestra Excelencia muchos años.
Ejército español, en las inmediaciones de Buenos Aires, 10 de agosto de 1806.
Santiago de Liniers.
12 de agosto "Día de la Reconquista de la Ciudad de Buenos Aires"
Contestación a la intimación
Buenos Aires, 10 de agosto de 1806.
He recibido su oficio, y convengo en que la fortuna de las armas es variable. No tengo duda en que Usted tiene la superioridad respecto del número, y que la comparación de la disciplina es inútil: tampoco he consentido jamás haber entrado en este pueblo sin oposición, pues para ejecutarlo me ha sido preciso batir al enemigo dos veces; y al mismo tiempo que he deseado siempre el buen nombre de mi Patria, he tratado también de conservar la estimación y el buen concepto de las tropas que se hallan bajo mis órdenes. En esta inteligencia solamente le digo, que me defenderé hasta el caso que me indiquen la prudencia, por evitar las calamidades que puedan recaer sobre este pueblo, que nadie lo sentirá más que yo, de las cuales estarán bien libres si todos los habitantes proceden conforme a la buena fe.
12 de agosto "Día de la Reconquista de la Ciudad de Buenos Aires"
Besa las manos de Usted
Guillermo Carr Beresford, 
Mayor general inglés.
La reconquista en el recuerdo de Liniers
Fuente: Enrique C. Corbellini, La Revolución de Mayo, Tomo I, Antecedentes, Buenos Aires, Editorial Lajouane, 1950, pág. 162.
  • “Luego que acampé en las inmediaciones de la ciudad se agolparon las personas de menores conveniencias con municiones de boca para subsistencia de la tropa, caballos, monturas y carros para el bagaje: pidieron armas hasta los niños, se incorporaron al pequeño pie de ejército de Montevideo: se unieron a los miñones en las guerrillas de las calles dos días antes de la acción decisiva, y entraron a ella cargados con la artillería sin excepción de edades, acompañados de una mujer varonil con un denuedo superior a todo encarecimiento, y una alegría, presagio de la victoria que ganaron con su sangre. Aquella multitud de pueblo que se me agregó en el corto tránsito de los mataderos de Miserere al ventajoso punto del Retiro, ocupado con denuedo, me facilitó derrotar y amedrentar al enemigo, por el singular esfuerzo con que sacaron a campo limpio la artillería detenida y atollada en los albardones y pantanos. Se fue aumentando considerablemente, así en el acampamiento del Retiro, como en las calles de la ciudad. De modo que me vi rodeado en la plaza mayor de un cuerpo inmenso de guerreros, cuyas voces de avance, avance confundían casi el estruendo de la artillería y llenaban de horror al enemigo.”
EL 12 DE AGOSTO DE 1806 CONCLUÍA LA RECONQUISTA DE BUENOS AIRES
Tras una encarnizada lucha por las calles de la ciudad, los ingleses debieron rendirse. Las tropas inglesas habían desembarcado en Quilmes el 25 de junio con una poderosa escuadra comandada por sir Home Popham y más de 1500 hombres al mando del general Guillermo Carr Beresford.
La reconquista de Buenos Aires.
Las disposiciones defensivas del virrey Sobremonte resultaron una burla para el avance del general Beresford, quien encabezaba la expedición inglesa. Cuando las tropas británicas cruzaron el Riachuelo, Sobremonte huyó hacia Córdoba y Buenos Aires quedó bajo gobierno inglés durante casi dos meses.
Mientras tanto, desde Montevideo, el capitán de navío Santiago de Liniers organizaba las fuerzas para reconquistar Buenos Aires. La expedición a su mando partió el 3 de agosto. En su trayecto, fue sumando más milicias, algunas de ellas de los desbaratados intentos previos de reconquistar la ciudad.
Buenos Aires: Recreación de las invasiones inglesas y la reconquista de Buenos Aires.
EL 10 DE AGOSTO, DESDE LOS CORRALES DE MISERERE (HOY PLAZA MISERERE), LINIERS INTIMÓ A BERESFORD A RENDIRSE, DÁNDOLE UN PLAZO DE QUINCE MINUTOS.
El general inglés respondió que defendería su posición. Al día siguiente, comenzaría el combate, cuando las tropas al mando de Liniers derrotaron a la guarnición inglesa del Retiro, y al amanecer del 12, entraron por las actuales calles Reconquista, San Martín y Florida.
12 DE AGOSTO DE 1806: RECONQUISTA DE BUENOS AIRES - Obispado Castrense de Argentina
La lucha alcanzó entonces una ferocidad inusitada y los ingleses fueron forzados a retroceder hacia el Fuerte, donde no tardarían en rendirse. Esta invasión, conocida como la primera invasión inglesa, significaba la incorporación del Río de la Plata al conflicto mundial entre Inglaterra y Francia, y la cristalización de la estrategia de los círculos comerciales y políticos ingleses sobre la conveniencia de apoyar la independencia de América del Sur y copar su mercado de incalculable riqueza.
12 de agosto "Día de la Reconquista de la Ciudad de Buenos Aires"
RECORDAMOS LA RECONQUISTA DE BUENOS AIRES CON VARIAS CARTAS QUE ESCRIBIERA MARTÍN DE ÁLZAGA, DESTACADO PROTAGONISTA EN AQUELLAS JORNADAS.
Fuente: Enrique Williams Álzaga, Martín de Álzaga. Cartas (1806-1807), Buenos Aires, Emecé, 1972, 124-128.
Señor don Pascual Dubois
Bahía
Buenos Aires, 30 de agosto de 1806
Mi estimadísimo:
Desde que V. salió de ésta hemos sufrido un contraste de acontecimientos que son indecibles. El 27 de junio ppdo. fuimos entregados como corderos en esta capital a 1.500 y más lobos británicos, de un modo el más escandaloso que es imaginable. Pero la felicidad rápida rara vez es permanente. Así sucedió a estos británicos, pues al mes y medio de tener la satisfacción de subyugarnos, habiéndose juntado un ejército español en número como de 3.000 hombres de Montevideo, y de este vecindario la mayor parte, logramos el día 12 del corriente una reconquista tan gloriosa que sin hipérbole puede competir con los más sublimes hechos del Grande Bonaparte. Algo exagerado le parecerá a V. esto, pero cuando sepa el pormenor de todas las circunstancias contribuyentes a este inaudito suceso (que por ahora no es posible), verá V. que jamás será bien ponderado. Bástele saber por mayor que fueron combatidos en el Fuerte y rendidos a discreción, después de dos horas de fuego el más activo.
Es cuanto tengo que decir a V. añadiendo que soy su affmo.
Q.S.M.B.
El Regimiento de Infantería 1 “Patricios” participó de la conmemoración del Aniversario de la reconquista de la ciudad de Buenos Aires.
Señor don Antonio López
Lima
Buenos Aires, 27 de agosto de 1806
Mi estimadísimo:
Si en la carta que le escribí con fecha 26 de junio no fueron más que unas malas presuntas de lo que sucedió el día siguiente 27, pues esta plaza fue ignominiosamente entregada a los ingleses, en el presente tengo la mayor complacencia en decirle que ya gracias a dios estamos libres de una dominación tan pesada y violenta que todo lo acababa y destruía, pues fuimos reconquistados el día 12 por una expedición de 700 hombres de Montevideo, y la Colonia, al mando del señor don Santiago Liniers, acompañado de unas 2.500 a 3.000 personas de armas de este noble y leal vecindario, que sostenidas por mí la mayor parte, operaron y militaron en dicho día con el mayor denuedo que hasta ahora han visto los mortales, porque hallándose el inglés con 1.400 hombres, casi todos ellos de tropa escogida, y amparada de la Fortaleza, y cañones en las bocacalles, tomadas varias azoteas de donde hacían un fuego terrible, en menos de dos horas y media el furor y arrojo de nuestros españoles le hicieron rendir las armas a discreción. (…)
Buenos Aires: Recreación de las invasiones inglesas y la reconquista de Buenos Aires.
Señor don Josef de la Brena
Córdoba
Buenos Aires, 26 de agosto de 1806
Muy señor mío:
Si la ignominia con que hemos sido sometidos al yugo británico, de que V. ha sido testigo, lo ha llenado de espanto, la gloriosa reconquista acaecida el 12 del corriente lo ocupará todo de sorpresa y admiración, cuando sepa el heroísmo con que quebrantó el orgullo del más temerario inglés Guillermo Carr Beresford, el corto número de poco más de 200 hombres de Montevideo, y esta capital, gente no aguerrida y la mayor parte sin disciplina. Contar a V. el pormenor de la acción sería invertir el tiempo que no hay del que tenemos por escribir, y aun quedaría cortísimo. Basta a V. saber que el citado día 12 acometió el ejército español la plaza de esta ciudad con tanto ardor que es imposible que la imaginación más acalorada pueda figurarse el fuego que aquí hubo, el cual duró desde las 10 hasta las 12 de la mañana, y a las 12 y media tuvimos la inefable complacencia de ver enarbolada en el fuerte la bandera de nuestro Augusto Monarca, y abatida la de Lutero, por la energía de nuestras armas comandadas por nuestro gran general el señor don Santiago Liniers. (…)
Q.S.M.B.
12 de agosto "Día de la Reconquista de la Ciudad de Buenos Aires"
Fuente:
https://es.wikipedia.org/wiki/Invasiones_Inglesas
http://www.elhistoriador.com.ar/documentos/virreinato/alzaga_una_reconquista_tan_gloriosa_que_puede_competir_con_los_mas_sublimes_hechos_del_grande_bonaparte.php
http://www.elhistoriador.com.ar/documentos/virreinato/la_invasion_inglesa_de_1806_y_la_reconquista_de_buenos_aires.php
https://en.wikipedia.org/wiki/La_Reconquista_de_Buenos_Aires

No hay comentarios.:

Publicar un comentario