AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VIDEOS SOBRE EQUIPO MILITAR, ARMAS BLANCAS Y ARMAS DE FUEGO, VIDEOS DOCUMENTALES DE LAS GUERRAS MUNDIALES, BATALLAS, HISTORIA UNIVERSAL, HISTORIA ARGENTINA, DERECHOS HUMANOS, VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS, DE TODAS LAS ÉPOCAS Y BANDAS SONORAS DE PELÍCULAS BÉLICAS, SUPERVIVENCIA, SOCORRISMO, SEGURIDAD INDUSTRIAL.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba"

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

From the Trench of the Good Fight in Argentina. An Enbrance in God and the Homeland.

20 de noviembre de 2016

GENERAL HERNÁN PUJATO EL HOMBRE QUE FORJÓ LA HISTORIA ARGENTINA EN LA ANTÁRTIDA CONTINENTAL


El General PUJATO nació en la ciudad de Diamante, provincia de Entre Ríos, el 5 de junio de 1904, siendo hijo de José Diego PUJATO y Martina GARCÍA.

Fue heredero de la hombría de bien y varonil temple de su padre.
Egresó del Colegio Militar de la Nación el 24 de julio de 1924; como hombre de tropas de montaña adquiere la aptitud de Cóndor Dorado.
Fue designado como Agregado Militar; expone su Plan Antártico al Presidente de la República General Juan Domingo PERÓN en la Embajada Argentina en Bolivia.
En el año 1949 es comisionado a los Estados Unidos y Groenlandia para realizar cursos de supervivencia en frío extremo, iniciando así su preparación para operar en altas latitudes.
En la década del '50 el Presidente de la Nación, General Juan Domingo PERÓN dió directivas y apoyo decisivo al proyecto estratégico del coronel Hernán PUJATO: penetrar "costas adentro" del continente blanco relevando su topografía hasta el Polo, establecer bases, refugios y una población permanente de familias (sin relevos anuales) unos años después en la actual Base Esperanza.
Secundado por hombres como MOTTET, FONTANA, GIRÓ TAPPER, MUÑOZ, LEAL, VACA, SOSA, BENAVÍDEZ y otros tantos, utilizó todos los medios disponibles para efectuar la ocupación y el relevamiento de nuestro Sector Antártico "costas adentro..." persiguiendo siempre ese voraz horizonte como si fuese su propio destino, utilizando rompehielos, trineos de perros, tractores a oruga, avionetas, helicópteros, siendo siempre su objetivo final: el Polo Sur, extremo austral de la Patria y del mundo.
No obstante la clara acción patriótica del Gran Explorador Antártico Argentino y la excelente relación de PUJATO con el general PERÓN, sería en 1956 el principal argumento para detener su proyecto. Hernán Pujato, el Gran Explorador, nacido en Diamante, Entre Ríos en 1904.
El 12 de Febrero de 1951 zarpó la Primer Expedición Científica a la Antártida Continental Argentina, a bordo del transporte Santa Micaela de la empresa Pérez Companc, al mando del Capitán de Ultramar (MM) Santiago FARRELL.
En el puerto los despidió una multitud junto con el presidente PERÓN y su esposa Evita.
Luego de una travesía, en la que estuvieron al borde del naufragio, arribaron a bahía Margarita bajo el Círculo Polar Antártico.
El grupo de invernada -asistido por conscriptos voluntarios- construyó la base San Martín, 1er. Estación Científica Continental Argentina y en aquel entonces la más austral del mundo. Carguero Santa Micaela, cedido por los hermanos Pérez Companc.
El capitán de Ultramar de la Marina Mercante Argentina, Santiago FARRELL, falleció años más tarde en un acto heróico: al comando de un buque petrolero fue embestido por otro en el río Paraná provocando un incendio.
Negándose a abandonar su nave intentó mitigar el daño que podría ocasionar la colisión sobre la costa siendo abatido a bordo por las explosiones.
Supo honrar así su sangre criolla e irlandesa conforme a las tradiciones marineras argentinas inculcadas por nuestro Almirante Guillermo BROWN. El Capitán de la Marina Mercante Argentina, Santiago FARRELL.
Hernán Pujato impulsó entre otras cosas, la creación del Instituto Antártico Argentino (IAA), dedicado específicamente a las investigaciones científicas y la adquisición de un rompehielos para penetrar las aguas congeladas del mar de Weddell. Rompehielos General San Martín, navegando el mar de Weddell.
Luego de un informe desfavorable del Consejo de Ministros de PERÓN, desalentando la compra de un rompehielos por su alto costo, PUJATO solicitó al Presidente autorización para buscar con su gente el navío adecuado.
En un astillero de Alemania reactivado en la post guerra, obtuvo un buque nuevo a costo muy inferior al analizado por los ministros y disponible en pocos meses: así nació el estoico "Sapo".
El capitán Jorge Julio Casimiro MOTTET -quien secundaba a PUJATO en el Instituto Antártico Argentino- supervisó los detalles de la compra y recibió el buque completo y equipado. El comandante en el viaje inaugural fue el capitán Luis VILLALOBOS.
Era el primer barco botado en ese astillero después de la guerra y el primer. rompehielos argentino.
Sus escoradas y cabeceos al navegar el pasaje de Drake lo hicieron célebre entre sus numerosas tripulaciones y dotaciones de las bases.
Partía los hielos por embestida o por peso, montándose sobre el pack y llenando con agua sus tres compartimentos situados a proa, babor y estribor. A veces era necesario dinamitar el hielo que obstruía su paso.
En el palo mayor puede verse el "nido de cuervos" (puesto de observador del campo de hielo comunicado con el timonel).
A popa su helicóptero Sikorsky de exploración. Su casco era de acero reforzado con soldadura especial. Una joya de su época.
El rompehielos ARA Q-4 General San Martín, apodado afectuosamente "el sapo" por tener su quilla de forma ovoide.
En 1954 -su viaje de bautismo- sobre la banquisa del mar de Weddell establece el récord mundial histórico de navegación al sur.
Su comandante era el capitán Luis VILLALOBOS. Los pertrechos que se desembarcan serán utilizados para fundar la base Belgrano I como escalón avanzado al Polo.
La incorporación de este buque facilitó el transporte de materiales (para construcción de bases y refugios), de vehículos, trineos, víveres, elementos indispensables de todo tipo, y el traslado de las dotaciones de relevo.
La descarga se efectuaba con lanchones operados por infantes de marina y algunos elementos -como tambores de combustible-, con el helicóptero de observación del buque.
OPERACIÓN ENLACE
La Operación Enlace consistió en el abastecimiento por vía aérea de la base San Martín, dado que resultó inaccesible para el rompehielos.
Se trataba de un bombardero modificado: sus torretas de ametralladoras fueron retiradas dejando liso el fuselaje y se agregaron tanques de combustible en el compartimento de bombas logrando una gran autonomía de vuelo. Avión Avro Lancaster LV-ZEI, denominado "Cruz del Sur.
El vicecomodoro Gustavo Argentino MARAMBIO, de quién proviene el nombre la base homónima fundada el 29 de Octubre de 1969, comandó el primer vuelo sin escalas más allá del Círculo Polar Antártico para abastecer la Base San Martín, al mando del avión Avro Lancaster, matrícula LV-ZEi, denominado "Cruz del Sur".
LOS PERROS DE PUJATO
Cada uno de los perros de PUJATO tenían una ficha donde constaban sus tratamientos médicos -veterinarios, aptitudes físicas, psíquicas, patrullas y campañas realizadas, kilómetros recorridos y su comportamiento periódico.
Para reforzar su capacidad se los alimentó con un producto ideado en base a pescado de gran contenido proteico llamado "Pernican".
La relación afectiva con el hombre era tan fuerte que se conoce el caso de un líder que murió de tristeza al partir su jefe - capitán Jorge Julio Casimiro MOTTET- después de dos años de compartir patrullas y riesgos. Black: Husky líder de la jauría de Pujato.
Hernán Pujato, veterano montañés que ya había perdido algunos dedos por congelamiento en la cordillera, fue enviado en 1949 a Canadá y Alaska para familiarizarse con equipos y medios de supervivencia. De allá nos trajo la experiencia de los esquimales, aborígenes que nos aportaron también muchos términos de su lengua (anorak, nunatak ,iglú, huskys, etc.)
Los huskys fueron nuestros más nobles antárticos: viviendo permanentemente a la intemperie con temperaturas de -40°C (bajo cero), capeando temporales con ráfagas de más de 300 km/h, atravesando planicies plagadas de filosos sastrugis y grietas abismales en marchas agotadoras. Si hubiesen podido decidir su destino hubieran elegido el mismo. Esa es su grandeza.
En 1952, como director del Instituto Antártico Argentino (IAA) asigna al capitán Jorge Edgard LEAL la misión de fundar la base Esperanza en el norte de la península donde proyectaba -a futuro- asentar una población permanente.
El año anterior hubo un incidente de intercambio de disparos de ametralladora con personal desembarcado de unidades navales británicas que nos disputaban el área. En la actualidad la Antártida es un territorio de paz, ciencia y preservación del medio ambiente.
Hernán PUJATO con la dotación fundadora de la Base Belgrano además del relevamiento y la ocupación efectiva, sumado a la febril actividad desarrollada fue forjando veteranos antárticos especializados (marinos, pilotos, baqueanos, topógrafos, geólogos, científicos) adaptados a un mundo extremo, quienes continuarían su obra trasvasando su experiencia.
LA BASE BELGRANO
La base Belgrano se ubica en la costa Confin, en el extremo sur del mar de Weddell.
Fue construída en una barrera de hielos, sin suelo firme debajo, sino el mar. Previendo que el gigantesco bandejón de hielos se desprendería sobre el mar (tal como sucedió), fue abandonada y reemplazada con la base Belgrano II en 1979. La base Belgrano.
Con los años quedó totalmente cubierta de hielo. La comunicaban túneles y salidas tubulares apodadas "tambuchos". Los tractores oruga emergían del hielo por rampas en ángulo de casi 30 grados. La temperatura promedio interior era de 7° a 10° centígrados sobre cero. Un confortable hormiguero de hielo. El croquis dibujado por Manuel Prendes en 1973.
Mientras el personal de Base Belgrano se alistaba para el asalto terrestre al Polo -relevando pasos e instalando refugios y depósitos-, con trineos de perros y vehículos, PUJATO -piloteando una avión Beaver DHC-2-, junto al sargento 1° Julio MUÑOZ -piloteando una avioneta Cessna-, iniciaron vuelos escalonados hacia el Polo anevizando para instalar depósitos de combustible (señalizados con tacuaras y banderolas) que les permitirían penetrar más lejos en cada incursión.
Así relevaron regiones nunca antes avistadas por hombre alguno bautizando los accidentes geográficos cartografiados: Cordillera "Diamante" (ciudad de nacimiento de Pujato), Montañas "Rufino" (lugar de nacimiento de Muñoz), Glaciar Sargento Cabral, Planicie San Lorenzo, Pico Santa Fe, Nunataks Entre Ríos, Macizo Santa Teresita, Pico Buenos Aires, Cordillera los Menucos (lugar de nacimiento del Suboficial de la Fuerza Aérea OBERMEIER), Glaciar Falucho, Meseta Ejército Argentino, Pico San Rafael, etc. Pujato, Muñoz y los mecánicos Obermeier y Molinari juntos a su Beaver.
A los 83°10' latitud sur la avioneta de PUJATO, intentando un anevizaje de emergencia sobre nieve polvo -situación de blanqueo- se accidentó quedando destrozada.
PUJATO y su mecánico de vuelo salvaron milagrosamente sus vidas. Tomando como referencia de suelo el avión destrozado, Julio MUÑOZ logró anevizar y rescatarlos con el avión Cessna 180U-17A, matrícula AE-205, denominado "Alita de Cuero".
Aquel desolado paraje fue bautizado "Aeródromo Ceferino Namuncurá" en homenaje al santo mapuche a quien pocos días antes habían nombrado protector de los vuelos antárticos y cuya estampita formaba parte del panel de comando del Beaver DHC-2 accidentado...
Aquellos 4 hombres –los pilotos y sus dos mecánicos de vuelo- luego de entonar las estrofas del himno nacional por iniciativa de PUJATO y asumiendo que con una sola máquina no podrían continuar la penetración aérea hacia el Polo, emprendieron el vuelo de regreso a la Base Belgrano, agradeciendo a Dios por la vida y –tal vez-reprochándole no haberles permitido coronar el Polo para la Patria.
Habia ascendido a General de Brigada como Jefe de la Base San Martín y a General de División como Jefe de la Base Belgrano, PUJATO es retirado con la caída del Presidente PERÓN.
Cuando fue ascendido a General de Brigada siendo Jefe de la Base San Martín, en el vuelo comandado por el Vicecomodoro MARAMBIO, se lanzó por paracaídas cajones con víveres, elementos y sus insignias de General de Brigada, pero esa caja se perdió en el terreno.
El 16 de Septiembre de 1955 el Presidente PERÓN fue derrocado y a su regreso unos pocos familiares y amigos los recibieron.
Ninguna comitiva oficial, entregando el detalle cartográfico de sus exploraciones aéreas y terrestres a las nuevas autoridades.
Posteriormente pasó a situación de retiro efectivo.
Para ese entonces había recorrido extensas regiones jamás antes avistadas por hombre alguno.
Con el tiempo, fue honrado por importantes instituciones nacionales e internacionales, en 1967, el Comité Consultivo de Nombres Antárticos (USACAN) denominó como "Cerro Pujato" al afloramiento rocoso ubicado en los 82º 40'S y 42º 57'W; en 1981, se lo designa como "Comandante Antártico Honorario" y recibe además medallas, condecoraciones y reconocimientos por su elevado sentido del deber, abnegación y patriotismo por parte del Congreso de la Nación; Ejército Argentino; Presidencia de la Nación, municipios y otras organizaciones.
El día 7 de Septiembre de 2003, fallece en el Hospital Militar Campo de Mayo, a los 99 años de edad.
Sus cenizas fueron llevadas por su expresa voluntad a Base San Martín en el 2004, cuando se cumplían los 100 años de permanencia argentina en la Antártida.
Desde allí imanta el espíritu de todos los antárticos verdaderos. En la base San Martín descansa eternamente el "Gran Explorador Antártico Argentino".
Al Gran Explorador Hernán Pujato, el San Martín de los Antárticos Argentinos.
GENERAL HERNÁN PUJATO EL HOMBRE QUE FORJÓ LA HISTORIA ARGENTINA EN LA ANTÁRTIDA CONTINENTAL
https://www.youtube.com/watch?v=0svdbdnFrJM
Fuente:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario