AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VIDEOS SOBRE EQUIPO MILITAR, ARMAS BLANCAS Y ARMAS DE FUEGO, VIDEOS DOCUMENTALES DE LAS GUERRAS MUNDIALES, BATALLAS, HISTORIA UNIVERSAL, HISTORIA ARGENTINA, DERECHOS HUMANOS, VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS, DE TODAS LAS ÉPOCAS Y BANDAS SONORAS DE PELÍCULAS BÉLICAS, SUPERVIVENCIA, SOCORRISMO.

"Soy un hombre de armas, un guerrero y paradójicamente al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba"

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria

24 de junio de 2012

SOLDADO OSCAR LEDESMA QUIEN MATÓ AL TENIENTE CORONEL JONES EN LA GUERRA DE MALVINAS



FINALMENTE Y LUEGO DE TANTAS VERSIONES, A 30 AÑOS DE ESTE SUCESO AGRADECEMOS A OSCAR LEDESMA QUE NOS PERMITIO PUBLICAR SU HISTORIA Y AYUDARNOS EN EL RELATO.
Decían los ingleses: “Por el 27 Vamos a estar tomando el té en Goose Green y entonces era el 28, los ingleses estaban retrasados, estaban siendo repelidos, estaban muy nerviosos y preocupados”.
Oscar Ledesma, oriundo de La Carlota, Córdoba, soldado conscripto del 25 de Infantería, de la sección Bote al mando del Teniente Estévez lucho en el combate de Darwin el 28 de Mayo de 1982, era apuntador de Mag y abatió con certeros disparos al jefe de los Paracaidistas Británico Teniente Coronel Herbert Jones

Circunstancialmente fui Yo, se me había trabado la Mag y dos Sargentos del regimiento 12 con una pinza la destrabaron y allí veo a mi izquierda a 35, 50 metros, veo viene alguien corriendo con una ametralladora de asalto en la mano y se pone atrás de un pozo a mi vista donde estaban dos soldados del Regimiento 12 que se les habían acabado las municiones, habían agotado todo y miraban al ingles con una cara de terror impresionante, yo cuando veo eso le disparo con mi ametralladora y el ingles cae con los pies mirándome y yo escucho que grita y se manotea el cinturón, lo único que pienso es que está buscando una granada para tirárselo a ellos, entonces sí, levanto la mag, apunto y cuando le hago la segunda descarga si veo que se queda quieto. 

Al finalizar el combate, cuando pasamos prisioneros yo veo, porque pase al lado del cuerpo, mucha preocupación y que meneaban la cabeza negativamente, yo pensé que era alguien importante, nada más, jamás hasta ese momento sabia quien era, lo que si me llamo la atención es que cuando nos toman prisioneros y nos tienen boca abajo hasta que un ingles me agarro de los pelos y me decía: “que hiciste pendejo hijo de puta, que hiciste” y yo entendía lo que me decía pero me quede callado porque si los provocaba capaz no estoy contando esta historia. 
Fuente: Teniente Estévez: uno de los héroes de Malvinas que todos debemos conocer en facebook

Habla el combatiente que mató al inglés de mayor rango en Malvinas
 

Primero a la izquierda: Sergio Daniel Rodríguez; el que le sigue, con las bandas de munición cruzadas, Jorge Oscar Ledesma (el que abatió al teniente coronel Jones); detrás de Ledesma, Jorge Osvaldo Testoni (en el combate de Darwin, junto a Ledesma en el mismo pozo); en la primera fila, el más alto, Erik Walter Langer, con su Instalaza; al lado, supongo que es Adrián Marconi, el otro apuntador de lanzacohetes. Todos estos son de la Sección BOTE, del teniente Estévez. 
Los de casco pertenecen al Batallón de Ingenieros de Combate 601; eran 10 soldados y un cabo 1º. La foto es del 24 de abril de 1982, en Pradera del Ganso, cuando la Ca C del RI 25 (y algunos otros elementos) juraron la bandera.

Oscar Ledesma tenía 19 años cuando peleó y abatió al coronel Herbet Jones durante el sangriento combate en Pradera del Ganso.

En su tono de voz se notan las cicatrices de una herida que aún no cierra. Oscar Ledesma, fue uno de los héroes argentinos que luchó en Malvinas, aunque él no se reconoce así. Con sólo 18 años y una escasa preparación militar participó en la batalla de Pradera del Ganso, en el Puerto de Darwin.

En ese combate abatió al militar inglés de mayor rango en las islas, el teniente coronel Herbert Jones, jefe de los paracaidistas y toda una leyenda dentro de las tropas británicas. Ledesma hoy tiene 48 años y vive en La Carlota, al sur de la provincia de Córdoba. 

Al conmemorarse el 30 aniversario del inicio de la guerra habló con Perfil.com, contó su historia y admitió: “Los únicos que reconocieron nuestro valor fueron los soldados ingleses”. “En Malvinas nuestra misión era defender el istmo de Darwin, un punto estratégico de la isla Soledad. El que tomara esa posición podría avanzar hacia cualquier lugar. Los ingleses sabían esto y por eso lanzaron un ataque devastador que se libró en la Pradera del Ganso o Goose Green según el bando y esa fue la primera lucha terrestre en Malvinas” narra.
El Teniente Coronel Jones, jefe de los Paracaidistas Británicos, retratándose a bordo cuando ni se imaginaba cual sería su final

“El combate fue muy duro, ellos nos superaban en todos los aspectos y lanzaron una ofensiva sorpresa. El primer ataque duró entre 4 y 6 horas, pero para mí fue eterno, siento que aún estoy ahí y veo a mis compañeros muriendo alrededor mío” grafica. Contado por Ledesma el relato suena estremecedor. “Yo estaba a cargo de la única ametralladora Mag que estaba en funcionamiento ya que las otras no servían. En pleno combate se me trabó el arma y con el fuego enemigo zumbándonos los oídos tuvimos que repararlo, fue terrible. Pensé que era el fin, pero pudimos arreglarla a pesar de la balacera y volvimos a defendernos” agrega.

“El coronel Jones fue uno de los que comandó el ataque, aún no entiendo porque estaba al frente de ese avance, supongo que nos creyó muertos. Cuando lo vi venir le disparé una ráfaga de disparos que alcanzaron a herirlo. Aún así intentó tomar una granada pero con una segunda ráfaga de disparos acabé con su vida”, cuenta emocionado.
Lugar donde estaba la trinchera del Soldado Ledesma que con su MAG desde donde abatió a el Coronel H. Jones, jefe de los Paracaidistas Británicos quién estaba atacando una posición Argentina, el monolito representa el lugar exacto donde cayo.

Retrato de la muerte del Coronel H Jones en Malvinas a manos de la MAG operada por el Soldado Oscar Ledesma del RI 25

El teniente coronel Herbert Jones, tenía entonces 29 años, había nacido en una familia de la aristocracia británica y a fuerza de coraje fue escalando posiciones en el ejército británico hasta alcanzar el grado de Teniente coronel. Llegó a Malvinas como un héroe y estuvo a cargo del Segundo batallón de Paracaidistas. Una vez terminada la guerra le otorgaron la Cruz Victoria, la máxima condecoración al valor otorgada por el ejército británico. 

“Tengo la deuda de decirle a la viuda de Jones, que su marido murió como un héroe, combatiendo hasta el último suspiro. Tuvo una audacia sobrenatural. Nunca fue para mí un trofeo y siento que nunca lo odié a él ni a ningún soldado inglés. Era una guerra que no era nuestra” reconoce. Cuando se le consulta si él se considera un héroe, Ledesma lo niega terminantemente. “Héroe es el padre de familia que se levanta a las 5 de la mañana y sale a trabajar para buscar el pan para su casa y vuelve a las 9 de la noche. Yo sólo hice lo que tenía que hacer para salvar mi vida, fue sólo supervivencia”. 

Los tiempos posteriores a la guerra no fueron fáciles. “La sociedad nos ignoró por un tiempo. El mayor reconocimiento nos lo dieron los soldados ingleses. Ellos admiraron y alabaron nuestro valor. Una vez finalizada la guerra se sorprendían con la poca gente con que le hacíamos frente y la forma en que deteníamos sus ataques. Creo que suplimos las falencias en preparación y armamento, con coraje y valentía”.

Las guerras pueden durar meses o años, pero es un segundo el que decide el destino de los soldados. El combate de Pradera del Ganso o Goose Green, a las puertas del Puerto Darwin, es recordado como uno de los cruciales y más violentos. También porque allí cayó el militar inglés de mayor rango, el teniente coronel Herbert Jones, jefe de los paracaidistas británicos y toda una leyenda de la guerra.
Esa batalla, entre la noche del 28 de mayo y la madrugada siguiente, comprobó la supremacía británica, pero también la testarudez de los soldados argentinos. Quizá fue el exceso de confianza lo que acabó con el oficial Jones, uno de los 15 combatientes ingleses enterrados en Malvinas.

Los argentinos llevaban semanas aguardando la llegada de las tropas inglesas a la colina de Darwin, en Goose Green, uno de los puntos estratégicos de la Isla Soledad. Y los ingleses llevaban días planeando el ataque, aunque tuvieron que apurarlo 24 horas porque la BBC se enteró y lo difundió por la televisión. Así lo reveló el año pasado el investigador Lawrence Freedman, en la versión oficial inglesa del conflicto.

La primera línea de la defensa argentina era ocupada por el Regimiento de Infantería 12, en su mayoría soldados correntinos sin preparación y con pocas armas —”pero valientes”, destaca Freedman—, que aguardaban dentro de pozos trinchera. Previendo un ataque, la noche anterior se había enviado a un grupo de apoyo de Córdoba, al mando del teniente Roberto Estévez, quien no viviría para contarlo. Sí lo haría Oscar Ledesma, un conscripto de 19 años que había sido elegido para manejar una de las tres ametralladoras del pelotón.

El ataque inglés fue brutal. Un escuadrón de 300 hombres tomó la playa por la noche y rápidamente avanzó tierra adentro, mientras una tremenda artillería sacudía desde un buque inglés la resistencia argentina, en ese momento de no más de 200 soldados. Las bombas arremetieron con sus esquirlas e incendiaron pastizales. Los argentinos resistieron por horas, pero dos de la tres ametralladoras argentinas quedaron fuera de uso en pocas horas y sobre las seis de la mañana los pozos empezaron a llenarse de cadáveres.
Fue entonces cuando los atacantes sintieron que era el momento de saltar la línea. Tomaron los primeros pozos y tomaron los primeros prisioneros. Pero el oficial Jones estaba “ansioso”, “exultante” y “apurado”, según las definiciones de Freedman. E hizo algo que probablemente no debía, lo que los ingleses llamaron un rapto de “devastador coraje”. Se puso al frente de un pelotón de 15 hombres y encaró decidido contra una trinchera argentina. No vio que a unos 20 metros de distancia, detrás de una lomita que lo hacía invisible, un soldado cordobés sostenía la última ametralladora. Y Ledesma disparó. Vio venir al inglés y disparó una ráfaga, sin saber que era el jefe de los atacantes. El hombre dio una vuelta en al aire y quedó boca arriba. Todavía vivo, Jones acercó una mano a su cintura buscando una granada. Pero otra ráfaga lo sacudió. Eran las 6.30 de la mañana.

Los disparos de Ledesma fueron de los últimos que se escucharon en Goose Green. Minutos después las tropas argentinas se rendían y se convertían en los primeros prisioneros de la guerra. En la batalla habían muerto 47 soldados argentinos y 17 ingleses. A los prisioneros le siguieron días de encierro en un galpón de Darwin y semanas en un barco inglés y, consumada la rendición, el abandono en Montevideo. La batalla había sido la antesala del final. Fue, según los ingleses, “el muro moral” de Malvinas y su camino hacia Puerto Argentino.

Historiadores británicos sugirieron por años que Jones había sido matado a traición luego de la rendición argentina. Pero la versión oficial de Freedman lo desmiente. Como también el relato que hicieron los sobrevivientes a Oscar Téves, autor del libro “La pradera del Ganso”, donde se reconstruye la batalla. Veinticinco años después, un monolito recuerda el lugar exacto donde cayó el oficial inglés y la línea de tiro del soldadito cordobés. Muy lejos de los Galtieri y los Thatcher, eran hombres solos.

3 comentarios:

  1. Soldado Jorge Oscar Ledesma héroe de Malvinas!

    ResponderEliminar
  2. Lo hubieran dejado caer a Galtieri y tendrían las llaves del aeropuerto de Stanley, y las economías de Argentina y las islas totalmente vinculadas y en armonía cómo el 1 de Abril de 1982. El ataque a traición a una población indefensa y amistosa con sólo 60 marinos para salvar la dictadura sólo trajo muerte y grandes perdidas para Argentina. Ahora tienen que aceptar las consecuencias de su terrible equivocación.

    ResponderEliminar
  3. TAMBIEN FUE A TRAICION Y MAS AUN LA DEL 1833, CUANDOESTUVIMOS POR LEY DURANTE 13 ANOS, ELLOS TBN MALTRATARON GENTE AHI.

    ResponderEliminar